Bari

Bari es la capital de la región de Apulia, en el sur de Italia. Fundada por los peucetios, floreció en la época romana. Tras un breve periodo en que se convirtió en emirato árabe, fue recuperada por el Imperio Romano de Oriente para convertirse en un importante centro religioso hacia el siglo XI.

Actualmente, Bari es una ciudad moderna que ha sabido conservar sus tradiciones y, sobre todo, su rico patrimonio monumental. Un agradable clima mediterráneo y una deliciosa gastronomía completan lo que Bari puede ofrecerte. Si quieres conocer mejor esta ciudad de Apulia, te invitamos a seguirnos.

Qué ver en Bari

El centro histórico de Bari es el barrio de San Nicola, aunque su núcleo originario se halla dentro de las murallas de su espectacular castillo normando. San Nicola se extiende entre los dos puertos de la ciudad y domina el paseo marítimo, uno de los más bonitos del sur de Italia. Pero, sin más dilación, vamos a mostrarte qué ver en la capital de Apulia.

Castillo normando de Bari

Construido en torno al año 1132 por el rey normando Roger II, fue derruido por los propios habitantes de la ciudad para ser reedificado cien años después por orden de Federico II, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Posteriormente fueron añadiéndose otras partes al conjunto del castillo. Hoy puedes acceder a él por un puente y una portada gótica que lleva a un patio renacentista. Las torres y los baluartes completan la imagen de una fortificación muy bien conservada que te fascinará.

El castillo normando

Castillo normando de Bari

Menos conocido respecto a este castillo es que los domingos parte desde él un recorrido por la Bari subterránea que te muestra los lugares más misteriosos de la ciudad apuliana.

Catedral de San Sabino

Edificada entre los siglos XII y XIII sobre las ruinas de la catedral imperial bizantina, es uno de los templos más bonitos de la Italia meridional. De hecho, se le considera una de las muestras más logradas de la arquitectura románica apuliana. Ya en el XVII se introdujeron elementos barrocos en su interior que lo hacen aún más atractivo.

Basílica de San Nicolás

Fue construida en 1087 para albergar las reliquias del santo que le da nombre. Originalmente estaba enterrado en Myra, pero la leyenda dice que, durante sus viajes, San Nicolás pasó por Bari y dijo que deseaba ser enterrado en la ciudad apugliana.

Como quiera que sea, te aconsejamos que visites esta basílica, una maravilla del románico aún más bonita en su interior. Destaca en este el techo, de madera dorada y con pinturas del siglo XVII; el altar de plata con dosel de mármol y la escultura de la Cátedra de Elia.

Palacio de la Provincia

Construido a principios de los años treinta del pasado siglo para albergar la administración de Bari, es de estilo ecléctico y destaca en él la torre del reloj, que se eleva más de sesenta metros desde el suelo.

La basílica de San Nicola

Basílica de San Nicolás

El palacio se halla en el Lungomare de Bari, es decir, en el paseo marítimo. Este fue inaugurado en 1927 y, como te decíamos, es uno de los más bonitos de Italia. Va desde el puerto viejo hasta el nuevo e incluye preciosas construcciones como la que acabamos de mencionarte, el Albergo delle Nazioni o el teatro Kursaal Santa Lucía.

El teatro Petruzelli

Justamente, si de teatros hablamos, el más bonito de Bari posiblemente sea el Petruzelli, inaugurado en 1903. Presenta un estilo neoclasicista y sufrió un incendio en el año 1991, aunque fue rápidamente reconstruido.

No dejará de llamar tu atención la gran cantidad de teatros con que cuenta la capital de Apulia. Además de los dos anteriores, tiene el Piccinni, inaugurado en 1854, el Margherita, el Abeliano, el Piccolo o la Casa di Pulcinella.

Palacio Mincuzzi, otra joya de Bari

Fue construido a fines de los años veinte del pasado siglo y es una auténtica preciosidad. Estaba destinado a albergar unos grandes almacenes que, durante décadas, serían un icono de la ciudad. El edificio destaca por su fachada, con una rica decoración, y por la cúpula que lo corona.

Alrededores de la ciudad

También cuenta Bari con un entorno maravilloso. Pero, cerca de la capital, te aconsejamos que visites tres pequeños pueblos a cual más bonito. El más popular es Alberobello, característico por sus casas de piedra redondas y con tejados cónicos. Por su parte, Locorotondo figura, por su precioso casco histórico, entre los Pueblos más Bonitos de Italia. Y, finalmente, Monopoli, aunque también tiene un interesante centro antiguo, destaca porque te ofrece las mejores playas de la zona.

Alberobello

Casas típicas de Alberobello

Qué comer en Bari

No puedes irte de Bari sin probar la deliciosa gastronomía de Apulia. Se basa en las magníficas verduras y legumbres de la zona, pero también en los pescados del Adriático o en quesos como el Canestrato y el Caciocavallo. Y, cómo no, la pasta tiene una importancia fundamental.

El plato típico por excelencia de Bari son las orecchiette al ragú di carne. Es, precisamente, un tipo de pasta cuya forma recuerda a una oreja y que se prepara con carne asada y salsa. También son una pasta los cavatelli, que se combinan con productos del mar. Por su parte, el arroz a la barese lleva mejillones, patatas, tomates y perejil, mientras que los ceci e tria llevan garbanzos y pasta, tanto fresca como frita.

La polenta frita tiene como base la harina de maíz y la focaccia a la barese lleva un relleno de huevo, tomate, aceitunas verdes y queso pecorino. Para beber, tienes magníficos vinos en Apulia que cuentan con varias denominaciones de origen. Entre estas, Alezio, Brindisi o Leverano.

Respecto a los dulces, prueba el sporcamuss, un bocadito de hojaldre con azúcar glasé relleno de crema. Y también el pasticciotto, una bola de pasta también rellena de crema que está deliciosa.

Cuándo es mejor viajar a la capital de Apulia

Como te decíamos, Bari presenta un clima mediterráneo. Los inviernos son templados y algo lluviosos, mientras que los veranos suelen ser secos y calurosos. Las temperaturas raramente bajan de los nueve grados en la primera estación y superan los treinta en la segunda.

El teatro Petruzzelli

Teatro Petruzzelli de Bari

Por todo ello, las mejores épocas para viajar a Bari son la primavera y el verano. Es momento de mayor afluencia de turistas, pero el clima es perfecto e incluso el agua del mar tiene una agradable temperatura.

Cómo llegar a Bari

El mejor medio de transporte para que viajes a la capital de Apulia es el avión. El aeropuerto de Bari-Palese está a solo ocho kilómetros de la ciudad y hay buena comunicación incluso por tren. Pero su puerto también es lugar de escala de muchos cruceros y hay líneas de ferrocarril que la unen con Roma y otras ciudades del norte de Italia.

Una vez en Bari, tienes una buena red de transporte público conformada por autobuses y también por ferrocarril urbano. Respecto a este último hay una línea que une la estación de Bari Central con el barrio de San Paolo y que cuenta con varias paradas.

En conclusión, Bari es una de las ciudades más bonitas del sur de Italia. Llena de historia y monumentos, también posee un clima envidiable y una gastronomía magnífica. Te aconsejamos que la visites, no te arrepentirás.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)