Barrio judío de Cracovia

Imagen| Wikipedia

Una de las zonas más interesantes de Cracovia es su barrio judío, también conocido como Kazimierz, fue fundado en por el rey Casimiro III el siglo XIV como una ciudad aparte pero que con el paso de los años acabó por ser parte del propio casco histórico de la ciudad. ¿Qué podemos ver dentro del barrio judío? ¡Te lo contamos tras el salto!

Breve historia de Kazimierz

La comunidad judía vivió en el Kazimierz desde su fundación hasta que sus habitantes fueron trasladados forzosamente al gueto de Cracovia durante la II Guerra Mundial, en otra parte de la ciudad (conocido como Podgorze), hasta que fueron deportados a los campos de concentración próximos a la ciudad.

Al acabar la guerra Kazimierz quedó en un estado devastador y no fue hasta los años 90 con el rodaje de la película La Lista de Schindler cuando se iniciaron los trabajos de rehabilitación que consiguieron darle un aspecto moderno. En la actualidad, el barrio judío de Cracovia es uno de los más populares tanto para residir como para salir a cenar o de fiesta. Es una zona con mucho ambiente, especialmente entre los estudiantes.

Además, el Kazimierz ha recuperado su esencia pues cada vez es más fácil encontrar aquí negocios relacionados con la cultura judía como restaurantes kosher, conciertos klezmer o galerías de arte, entre muchos otros. Incluso cada verano se organiza un Festival de la Cultura Hebrea.

¿Qué ver en Kazimierz?

Imagen| Wikipedia

Los sitios más importantes para ver en el barrio judío de Cracovia son el Museo Judío Galicia, sus sinagogas, el Museo Etnográfico, el Museo de Ingeniería Urbana y la plaza nueva, lugar de reunión para los estudiantes.

Después de recorrer Kazimierz, la mejor opción es cruzar el río para visitar Podgorze, el antiguo guetto judío. Podéis hacerlo por el puente Bernatek que, construido en 2010, se ha convertido en el más famoso de la ciudad.

  • La Vieja Sinagoga es la más longeva de Polonia. Se construyó a la par que las primeras casas del barrio judío  durante el medievo. En la actualidad no está en activo pero acoge un museo dedicado a la cultura judía.
  • La Sinagoga Remuh es la única que todavía ofrece liturgia en Cracovia. Junto a ella se puede ver un cementario hebreo. Ambos lugares se encuentran en el epicentro de Kazimierz: la Plaza Wolnica.

Imagen| AB Poland

  • Las sinagogas de Isaac, la de Tempel y la de Kupah tampoco están abiertas al culto pero sí pueden visitarse ya que ofrecen exposiciones temporales.
  • En el antiguo ayuntamiento se ubica el Museo Etnográfico.
  • No os podéis perder la Iglesia de Santa Caterina, de estilo gótico, o la de San Estanislao, barroca.
  • El Museo Judío Galicia está dedicado a la cultura judía polaca y cuenta con una vasta exhibición fotográfica en homenaje a las víctimas del Holocausto en la II Guerra Mundial.

Podgorze

Imagen| Magiczny Kraków

Durante los años de ocupación nazi, Podgorze fue el gueto judío de Cracovia. No se trata de uno de los lugares más visitados de la ciudad pero un paseo por sus calles nos permite observar los restos del muro del gueto, los cuales se encuentran en Lwowska 25 y en Limanowskiego 62.

Otro lugar imprescindible es la plaza Bohaterów, el espacio donde se seleccionaba a los judíos que iban a ser transportados al campo de concentración. En esta plaza se encuentra el monumento de las sillas, un homenaje de Roman Polanski a los judíos que fueron forzados a irse de sus casas con sus cosas a cuestas. En la misma plaza está la Farmacia del Águila, única farmacia del gueto durante la ocupación y el escondite de muchas familias.

Junto al antiguo gueto de Podgorze se sitúa la fábrica de Oskar Schindler, creada para usar la mano de obra barata del gueto y que terminó salvando la vida de cientos de personas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?