Billetes del mundo

Hay muchos países y por ende muchas monedas. Por más que hoy en día algunos países de Europa compartan el euro como moneda y que la lira, el marco o la peseta ya formen parte de la historia la cantidad de monedas distintas sigue siendo numerosa.

Y cada moneda, a su vez, tiene un conjunto de billetes y monedas de curso legal. He pensado en ello largo rato y para escribir este post de billetes del mundo me he preguntado qué criterio de selección utilizar, y me he decidido por las monedas que más se usan para el intercambio comercial internacional: el dólar estadounidense, el euro, el yen y la libra esterlina. ¡Conozcamos sus billetes!

Los billetes

 

Sabemos que los romanos y los griegos usaban monedas, ¿pero cuándo apareció el dinero en papel? Según los especialistas el dinero en papel apareció en la antigua China en el siglo VII y en Europa alrededor del siglo XVII, en Suecia. Parece que a España llegaron a fines del siglo XVIII.

Lo cierto es que el papel moneda se popularizó rápido porque era fácil de transportar y muy liviano, aunque como bien sabemos jamás suplantaron por completo a las monedas, sino que terminaron conviviendo con ellas.

La moneda más antigua del mundo todavía en uso legal es la libra esterlina y es, además, la cuarta moneda más utilizada en el intercambio comercial internacional después del dólar estadounidense, el euro y el yen japonés. Entonces, hablemos primero de la libra inglesa.

La libra esterlina

Sus orígenes se remontan a la época de la ocupación romana. De hecho, la palabra pound deriva del latín poundus, peso. El primer rey de Inglaterra adoptó la libra esterlina como la primera moneda nacional. Por entonces una libra podía comprar unas 15 vacas así que era mucho dinero.

Los primeros billetes fueron emitidos por el Banco de Inglaterra y eran papeles escritos a mano. Para 1785 ya eran impresos con distintas denominaciones. Hoy en día hay varias series de billetes en circulación y cuatro valores: de 5, de 10, de 20 y de 50 libras esterlinas.

Los billetes de 5 libras esterlinas están fabricados con polímeros en color turquesa y azul y llevan el retrato de Churchill, el Palacio Blenheim y la Torre Elizabeth, más un extracto de discurso del Primer Ministro de 1940. Es el primero impreso en polímero y salió a circulación en 2016.

Los billetes de 10 libras esterlinas también son de polímeros y son de color naranja. Llevan un retrato de Jane Austen (autora de Orgullo y Prejuicio), y un extracto de esta novela con una ilustración de su protagonista y una hermosa vista de Godmershan Park, una mansión en Kent. Antes llevaba a Darwin pero salió de circulación a comienzos del año pasado.

Los billetes de 20 libras son de papel y de color púrpura. Llevan el retrato de Adam Smith (primer escoses en aparecer en un billete inglés),y será suplantado el año que viene por uno de polímero con J.M.W Turner. Por su parte, el billete de 50 libras también es de papel, de color rojo, y lleva a genios de la tecnología a vapor, Boulton y James Watt.

Desde 1945 no hay billetes mayores a 50 libras.

El dólar estadounidense

El Congreso de Estados Unidos creó el dólar en 1792. El término, dólar deriva del vocablo sajón thaler, una moneda de plata europea de amplio uso. Hoy en día es una de las monedas más fuertes del mundo, se imprime como caramelos, no está sujeta al patrón dólar hace más de cuarenta años y hay un fuerte intento de países como Rusia y China de sacarlo de su trono para los intercambios comerciales internacionales.

Los billetes en circulación son de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 dólares. Los billetes de un dólar llevan el retrato de George Washington y son de amplia circulación. Incluso es popular la costumbre de llevar un dólar como amuleto de suerte. Los billetes de dos dólares llevan a Thomas Jefferson y no hay tantos en circulación.

Los billetes de cinco dólares llevan a Lincoln de un lado y del otro el Lincoln Memorial. Los billetes de diez dólares tienen a Alexander Hamilton y los de 20 dólares a Andrew Jackson. Por su parte los billetes de 50 dólares tienen a Grant y finalmente los billetes de 100 dólares llevan a Benjamin Franklin.

Desde 1946 no se imprimen billetes superiores a 100 dólares .

El euro

El euro existe desde 1993 cuando entró en vigencia el Tratado de la Unión Europea creando una unión económica y monetaria precisamente. Los países que integran el tratado tienen que cumplir ciertas condiciones y desde entonces se han ido integrando muchos países que originalmente no lo habían firmado.

En 1999 dejaron de existir varios sistemas monetarios independientes de aquellos once miembros originales de la UE, entre ellos Alemania, España, Francia, Irlanda, Italia. Sin embargo, la introducción del euro tardó un par de años hasta que se fabricaron los nuevos billetes y monedas. Así, entró en circulación en 2002 valiendo unos céntimos menos que el dólar estadounidense.

Los billetes de euro tienen las siguientes denominaciones: de 5, 10, 20, 50, 100 y 500 euros. A diferencia de las monedas de la UE tienen un diseño único y se imprimen en varios estados. se fabrican con algodón puro y tienen varios colores y medidas de seguridad que hacen que se complique el falsificarlos. Mientras las monedas tienen una cara nacional el origen de los billetes se identifica con la primera letra del numero de serie.

El billete de cinco euros es el más pequeño, es de color gris y tiene un dibujo de arquitectura clásica. El billete de 10 euros es un poco más grande, es rojo y el dibujo es de arquitectura románica. El de 20 euros es más grande todavía, de color azul, y con el dibujo de arquitectura gótica.

El billete de 50 euros mide 140 mm por 77 mm, es de color naranja y la arquitectura aquí es renacentista. El billete de 100 euros es más grande, de color verde y con un dibujo de arquitectura barroca y rococó. Finalmente, el de 200 euros es todavía más grande, de 153 por 82 mm, amarillo y con un diseño modernista y el de 500 euros mide 160 por 82 mm, es violeta y el dibujo es de arquitectura moderna.

Más allá de los dibujos de distintos estilos arquitectónicos hay dibujos que refieren a las regiones ultraperiféricas de la UE como Guadalupe, Azores o Canarias, por ejemplo.

El yen japonés

Su origen se remonta al período de modernización de Japón en la era Meiji, siguiendo el ejemplo europeo. Así, el país abandonó la moneda medieval, el hansatsu, y en 1871 adoptó el yen. Dos años después aparecieron los billetes, actualmente con tres denominaciones pues Japón es un país donde las monedas son de amplia y popular circulación.

El billete de 1000 yenes es de color azul y lleva el retrato de Hideo Noguchi, el Monte Fuji, el Lago Mototsu y flores de cerezo. El billete de 5000 yenes es un pelín más grande, de color púrpura y con el retrato de Ichiyo Higuchi y una pintura clásica; y el billete de 10.000 yenes es marrón, mide 160 por 76 mm, y tiene el retrato de Fukuzawa Yukichi y un fénix budista.

El gobierno japonés interviene mucho en el valor de su moneda que en general está determinado por el intercambio comercial extranjero y la oferta y la demanda. Actualmente basta sacarle dos cifras para llevarlo al dólar. Es cierto que la sociedad japonesa se maneja mayoritariamente con dinero en efectivo, pero yo que he viajado los últimos tres años debo decir que hoy en día las tarjetas de crédito y débito son muy pero muy aceptadas para pagar de todo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?