Cala Moraig

Cala Moraig es una de las playas más bonitas de la Costa Blanca. Se encuentra en la comarca alicantina de Marina Alta y, más concretamente, en el Poble Nou de Benitachell, a medio camino entre Jávea y Moraira.

Esta pequeña cala de arena blanca y aguas cristalinas aparece tras el imponente macizo del Puig de la Llorença, que se abate sobre la costa formando imponentes acantilados de hasta cien metros de altura entre los que surgen, justamente, pequeñas playas. Si quieres saber más sobre Cala Moraig, te invitamos a seguir leyendo.

Qué hacer en Cala Moraig

Lo primero que debes saber respecto a Cala Moraig es que su esquina izquierda es de tradición nudista. Pero, más importantes son las cosas que puedes hacer si visitas esta preciosa playa.

La zona es perfecta para que practiques buceo y esnórkel. Los propios acantilados que se abaten sobre la playa conforman dentro del agua caprichosas formaciones rocosas donde habitan diferentes especies.

Cova dels Arcs

Entre esos paisajes rocosos, destaca el principal atractivo de Cala Moraig. Se trata de la llamada Cova dels Arcs, que cuenta con cavidades tanto en la superficie como bajo el agua. Fue producto del sistema de drenaje kárstico ejercido por el mar sobre la roca y buena parte de ella quedó sumergida hace unos 6000 millones de años.

Se sabe que fue conocida por el ser humano desde que llegaron a la zona los primeros pobladores. Más tarde, sirvió como refugio de marinos, aunque sería redescubierta al preparar las obras de la carretera que une el Poble Nou de Benitachell con las urbanizaciones de la zona.

La Cala Moraig

Cala Moraig

El exterior de la Cova dels Arcs te ofrece maravillosas postales al atardecer. Y, dentro, la parte más conocida de la cueva es la llamada sala dels Inmersionistes, también denominada «Ventana estelar». Desde ella, además, se puede acceder a unas amplias salas inferiores que comunican directamente con el mar abierto.

Sin embargo, antes de adentrarte en la cueva debes tener algunas precauciones. En primer lugar, no debes hacerlo cuando la marea está alta y bate el mar porque podría hacer que te golpees contra las piedras. Asimismo y en segundo término, la superficie de la oquedad está resbaladiza y no es difícil caerse. Pero, en cualquier caso, es una maravilla de la naturaleza que está considerada, además, la salida de aguas subterráneas al mar más larga de toda España.

Rutas de senderismo

Por otra parte, de Cala Moraig parten varias rutas de senderismo y bicicleta que transitan por el citado macizo del Puig de la Llorença, también llamado Cumbre del Sol. Destaca entre ellas la que une Abiar con Calistros, que recorre bancales de cultivo de vid y te muestra construcciones tradicionales de la comarca denominadas riurau, donde se guardaban las uvas. Termina en el área recreativa de la primera localidad que te hemos citado.

Junto a esta ruta, que puedes hacer tanto a pie como en bicicleta, tienes la de Penya-Segats, cuyo máximo atractivo reside en las vistas que te ofrece de las cuevas de la costa. E igualmente, la de la falla del Moraig, que posee un alto valor geológico. Pero el recorrido que más te sorprenderá es la llamada Ruta de los Acantilados, que sigue la senda SL-CV 50, balizada y con numerosos miradores.

Cómo llegar a Cala Moraig

La única forma de llegar a Cala Moraig es por carretera. Tienes que ir por la CV-737 y tomar la desviación que lleva a la urbanización Cumbre del Sol. Tras pasar esta, hallarás un aparcamiento en la parte alta de la cala donde deberás estacionar tu vehículo y hacer el resto del camino a pie. Este no es muy largo, aunque sí pronunciado.

La Cova dels Arcs

Cova dels Arcs

Los alrededores de Cala Moraig

Por otra parte, después de un día de playa en cala Moraig, también te apetecerá conocer los alrededores. La Marina Alta de Alicante tiene algunos pueblos muy bonitos que merecen tu visita. Vamos a mostrarte los más cercanos a la cala.

Benitachell

Lo primero que debemos decirte de esta localidad es que, en su término municipal, tienes otras preciosas calas como las dels Testos y de Llebeig. Pero también te ofrece interesantes monumentos. Entre estos, la iglesia de Santa María Magdalena, construida en el siglo XVIII en estilo barroco. Además, te aconsejamos ver el Oratorio Jaime Llobell, edificado en el XIX.

De la misma época es el Ayuntamiento y bastante más antiguo el Portalet, que era una de las puertas de la muralla medieval y hoy da acceso a la plaza de la iglesia.

Moraira

Muy cerca de Cala Moraig se halla igualmente esta pequeña localidad de unos mil seiscientos habitantes que cuenta con un precioso puerto. Respecto a sus monumentos, destaca el castillo, que fue una fortificación costera de vigilancia para proteger la zona de ataques piratas.

Benisa

Este pequeño pueblo es uno de los más recomendables de esta parte de la provincia alicantina. Te sorprenderá la cantidad de monumentos que tiene. Entre ellos, destaca el conjunto de casas solariegas y palacetes que sirven como sede a las instalaciones de la Universidad de Alicante.

También destacan el convento de los Padres Franciscanos, que data de 1645; el palacio de los Torres-Orduña, hoy casa de la cultura; la iglesia neogótica de la Purísima Concepción y, sobre todo, la Lonja, fechada en el XVI y que es el edificio más antiguo del pueblo.

La Lonja de Benisa

Lonja de Benisa

Jávea

Es la localidad más importante de la zona y se encuentra resguardada por el macizo del Montgó, en torno al cual tienes un magnífico parque natural. En este último, puedes acercarte hasta el cabo de San Antonio, que, con sus espectaculares acantilados, te ofrece maravillosas vistas de la Costa Blanca.

Respecto a los monumentos de Jávea, destaca sobre todos la iglesia de San Bartolomé, edificada en el siglo XVI. Combina las características de una fortaleza por su planta rectangular y sus robustos contrafuertes con la sobriedad religiosa de un templo. Además, su campanario es visible desde muchos lugares de la comarca. Desde 1931 es Monumento Artístico Nacional.

También merece tu visita la iglesia de Nuestra Señora de Loreto, que se halla en el puerto y cuyo tejado simula la quilla de un barco. Por otra parte, si te diriges al cabo San Antonio, encontrarás el monasterio de la Virgen de los Ángeles y varias torres vigía que controlaban la llegada de piratas.

En conclusión, Cala Moraig es una de las playas más bonitas de toda la Costa Blanca. Te ofrece maravillas como la Cova dels Arcs. Pero también las localidades de la zona merecen tu visita. ¿No te apetece conocer este rincón de la provincia de Alicante?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*