Calas en Cádiz

Calas de Roche

Las calas en Cádiz pertenecen a la llamada Costa de la Luz, que incluye el litoral de la provincia y también el de la vecina Huelva. Recibe este nombre por su envidiable clima, que te ofrece muchas horas de sol al cabo del año y, de paso, unas envidiables temperaturas.

Son playas de arenas finas y doradas que, además, se hallan ubicadas junto a otras maravillas naturales como el Parque Nacional de Doñana, el Parque Natural de la Breña y las Marismas del Barbate, la ensenada de Bolonia con su famosa duna o el Parque Natural del Estrecho. Igualmente, estas playas pertenecen a municipios como Puerto Real o Conil de la Frontera, que cuentan con preciosos monumentos. Por todo esto, vamos a mostrarte algunas de las mejores calas en Cádiz y también lo que puedes ver allí donde se encuentran.

Cala del Aceite

Cala del Aceite

Cala del Aceite, en Conil de la Frontera

Precisamente, se halla en Conil de la Frontera, cerca de su bonito puerto pesquero. Apenas mide doscientos cincuenta metros de longitud, pero cuenta con varios servicios. Entre estos, de socorrismo y de limpieza. Asimismo, dispone de un chiringuito para que repongas fuerzas tras darte un baño.

Sus arenas son finas y doradas y sus aguas cristalinas y tranquilas, con pocas olas. Esto se debe a que la resguardan espectaculares acantilados rojizos. Por ello, es ideal para que vayas con niños pequeños o para que practiques el buceo. Puedes acceder a esta cala caminando o en coche por una vía sin asfaltar que parte de la carretera CA-4202 y cuenta con aparcamiento.

Por otra parte, como comprenderás, no es la única playa de Conil de la Frontera. Mucho más grandes que la del Aceite son las de Fuente del Gallo, La Fontanilla, Los Bateles o El Roqueo, así como las calas de Roche, de las que te hablaremos a continuación.

Asimismo, Conil es una de las localidades más típicas de la Costa de la Luz. Si la visitas, no dejes de ver la espectacular Torre de Guzmán, edificada en el siglo XIV, y la iglesia de Santa Catalina, que actualmente se usa como centro cultural. Pero, en general, pasea por las calles estrechas de su casco histórico y toma algo en las terrazas de la plaza de España.

Para salir de esta, tienes la Puerta de la Villa, con su arco de medio punto. Y también te aconsejamos que visites la iglesia de las Virtudes. Construida en el siglo XVI, alberga una talla policromada de la Virgen de las Virtudes, patrona de la villa, y un Cristo del XVII.

Cala El Frailecillo

Una de las calas de Roche

Roche engloba algunas de las mejores calas en Cádiz

Continuamos en el término municipal de Conil de la Frontera para mostrarte, justamente, una de las calas de Roche a que antes aludíamos. Reciben este nombre por el cabo de Roche que domina el litoral en esa zona. También hay una urbanización que se llama igual.

Hemos elegido entre estos arenales cala El Frailecillo, que, al igual que las restantes, se encuentra rodeada de acantilados de arena rojiza. Es una playa casi virgen a la que se accede por un camino sinuoso para luego bajar por una escalera que bordea el acantilado. Por su aislamiento, en los meses de menor afluencia, se practica en ella el nudismo.

Pero en Roche tienes otras seis preciosas calas intercomunicadas cuando baja la marea. Son las del Tío Juan, la del Faro, la del Pato, cala Encendida, cala Enebro y cala El Áspero. Finalmente, ya que visitas estas playas, acércate también al cabo de Roche. En él hay un faro para el cual se ha aprovechado una torre de vigilancia costera del siglo XVI. Además, te ofrece maravillosas vistas de la costa gaditana, con su cabo de Trafalgar, escenario de la legendaria batalla naval contra los franceses.

Playa de los Alemanes

La playa de los Alemanes

Playa de los Alemanes

Nos acercamos ahora al municipio de Tarifa para hablarte de esta cala que es, más bien, una playa. Porque tiene, aproximadamente, un kilómetros y medio de longitud y una anchura de unos cincuenta. La enmarcan los cabos de Gracia y de Plata y sus arenas son blancas y finas. Sobre este último verás un búnker y, en la cima del primero, el faro de Camarinal. Este también se halla en una torre vigía del siglo XVI declarada bien de interés cultural.

Curiosamente, aunque esta cala pertenece a Tarifa, la localidad más cercana a ella es Zahara de los Atunes, que es de Barbate. En cualquier caso, pese a su tamaño, no es la más frecuentada de la zona. Los veraneantes prefieren la cercana playa de Atlanterra, cuyo nombre se debe a la urbanización homónima próxima a ella. De hecho, carece de servicios, aunque tiene aparcamiento para vehículos y un fácil acceso caminando. Asimismo, en caso de que quieras comer, en la citada urbanización de Atlanterra tienes numerosos bares y restaurantes.

Por otra parte, si vas a los Alemanes, aprovecha para conocer Zahara de los Atunes. Es un antiguo pueblo de pescadores transformado por el turismo. Pero ha sabido conservar el encanto de sus calles estrechas y sus casas blancas encaladas.

Playa Chica

Playa Chica

Playa Chica, en Tarifa

Seguimos en el término municipal de Tarifa para hablarte de otra de las más bonitas calas en Cádiz. Te hablamos de Playa Chica, que mide unos doscientos metros de longitud y en torno a treinta de anchura. También se la conoce como el Rincón y es una playa familiar muy tranquila. Este rasgo, unido a su proximidad al centro urbano y a sus aguas tranquilas, la hacen ideal para que vayas con tus hijos pequeños.

Estos disfrutan mucho cuando llegan los ferris al puerto de Tarifa, que se encuentra en uno de sus extremos. En cambio, al otro se halla la espectacular isla de Las Palomas, actualmente unida a la ciudad por una carretera. No obstante, este arenal tiene un problema: el viento de Levante, que sopla con fuerza habitualmente. Sin embargo, te daremos un consejo. Si te colocas mirando al mar bajo las rocas de tu izquierda, evitarás sus rachas.

En cualquier caso, Playa Chica no es el único arenal que tienes en Tarifa. Igualmente, puedes elegir la playa de los Lances, que cuenta con unos cinco kilómetros de arenas blancas, o la aún más popular de Bolonia, con sus arenas finas y sus aguas transparentes.

Por otra parte, ya que te encuentras en Tarifa, aprovecha para visitar esta zona. Por su impresionante naturaleza, un sesenta por ciento del municipio está protegido. El Parque Natural de los Alcornocales ocupa casi dieciocho mil hectáreas y, además, comparte con Algeciras el Parque Natural del Estrecho.

Ya en la propia villa de Tarifa, tienes monumentos de interés. Su casco histórico, delimitado por murallas medievales es bien de interés cultural. También se conserva en ellas la Puerta de Jerez. Pero más interés aún tiene el castillo de los Guzmanes, cuya edificación se inició en el siglo X. No obstante, la torre de Guzmán el Bueno es del XIII.

En cuanto al patrimonio religioso de Tarifa, te aconsejamos que visites la iglesia de San Mateo, construida en el siglo XV siguiendo los cánones del gótico tardío. En cambio, la de San Francisco, del XVIII, combina el barroco y neoclásico, y la de Santiago es la más antigua, pues data del XIV. Ya en las afueras, tienes el castillo de Santa Catalina, que, pese a su nombre, es una edificación neogótica de 1933.

Playa de la Cachucha

La Cachucha

Playa de la Cachucha, una de las calas en Cádiz mejor situadas

Pese a su nombre, también podemos incluirla entre las calas en Cádiz, ya que solo tiene unos cuatrocientos metros de longitud. Posee arenas de grano fino anaranjado y aguas transparentes y tranquilas debido a las dos escolleras que la protegen y a que se halla en la parte interior de la bahía de Cádiz.

Es una cala urbana de unos setenta metros de anchura que tiene un bonito paseo marítimo. Tradicionalmente, se ha considerado que sus aguas tenían propiedades talasoterápicas y te ofrece todos los servicios. Cuenta con socorristas, limpieza, vestuarios con aseos y botiquín. Además, por hallarse en el centro urbano de Puerto Real, te será fácil encontrar bares y restaurantes en los que reponer fuerzas después de pasar por la playa.

Por otra parte, tienes otras muchas cosas que hacer en esta preciosa villa gaditana. Su casco antiguo ha sido declarado conjunto histórico artístico por trazado urbano y por sus calles estrechas de casas blancas. Pero también en su litoral tienes monumentos. Es el caso del Real Carenero, un astillero del siglo XV, y del puente Zuazo, que la une con San Fernando y salva en caño de Sancti Petri.

Por su parte, la iglesia de San José fue construida en el siglo XVIII y es neoclásica. En cambio, la de San Sebastián se edificó entre el XV y el XVI, por lo que combina el gótico y el estilo renacentista. Y la iglesia conventual de la Victoria, fechada en el XVII, alberga la espectacular imagen de Nuestra Señora de la Soledad, una joya barroca obra de Luisa Roldán, famosa imaginera andaluza. Finalmente, el Arca del Agua era la cabeza de un acueducto del siglo XVIII; el mercado de abastos, de la misma época, es una maravilla neoclásica; el Callejón del Arco es una de las vías más bonitas de todo Puerto Real y el Teatro Principal es uno de los más antiguos de toda Andalucía.

En conclusión, te hemos mostrado algunas de las más bonitas calas en Cádiz. Para terminar, te mencionaremos otras como la del Arroyo del Cañuelo en Zahara de los Atunes; Cala Arenas en Algeciras; Cala Melchor en Conil de la Frontera o la Cala Milla de Plata en la preciosa localidad de San Roque. ¿No crees que son suficientes motivos para visitar la costa gaditana?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*