Calatañazor

Vista de Calatañazor

Calatañazor

Calatañazor es popular en toda España por la famosa batalla legendaria que habría tenido lugar en su territorio allá por el año 1002 y donde el caudillo musulmán Almanzor habría perdido su tambor, como señala el dicho. Con ello, hace referencia a que ese choque con las tropas cristianas acabó con su prestigio de líder imbatido.

Sin embargo, Calatañazor tiene muchas otras cosas que ofrecerte. Situado en la comarca soriana de Tierra del Burgo, es un precioso pueblo medieval dominado por un imponente castillo. Asimismo, en su término se hallan maravillas como el Sabinar, un bosque de sabinas albares que ocupa unas treinta hectáreas y que ha sido declarado Reserva Natural. Si te apetece conocer mejor esta localidad soriana, que es Conjunto Histórico Artístico desde 1962, te invitamos a seguirnos.

Qué ver en Catalañazor

Las estrechas calles de esta localidad de Soria están formadas por casas que han conservado intacto su aspecto medieval hasta la actualidad. Y, entre ellas, surgen algunos preciosos monumentos que deberías conocer. Vamos a verlos.

Castillo de Calatañazor

Ubicado sobre un promontorio y actualmente en ruinas, lo que se conserva de esta construcción es de los siglos XIV y XV. No obstante, la torre del homenaje revela influencia árabe en su edificación que apunta a un origen más antiguo. Por lo que podemos ver, estaba rodeado por un foso y una muralla, que, como el resto del castillo fueron construidos con mampostería y sillería de refuerzo en las esquinas.

El castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Presenta elementos románicos y góticos, así como cierta influencia de la arquitectura árabe. Pero, si espectacular es el exterior, las mayores sorpresas de esta iglesia te esperan dentro. Cuenta con un precioso retablo barroco del siglo XVII, una pila bautismal igualmente románica y la talla del Cristo del Amparo, fechada en el siglo XV. Además, puedes ver en la iglesia un pequeño museo con varias piezas de valor histórico y artístico.

Las ermitas

Calatañazor cuenta con dos preciosas ermitas. La de la Soledad se encuentra fuera del pueblo y te aconsejamos que te fijes en sus capiteles, primorosamente labrados. Por su parte, la ermita de San Juan se halla en ruinas aunque se conserva la portada.

El rollo de justicia

En la época medieval se denominaba rollo a una columna que se situaba en el centro de los pueblos para indicar a quien estaban sometidos. Por ejemplo, si eran señorío real, eclesiástico o concejil. Y, puesto que Calatañazor ha conservado su aspecto del Medievo, también lo ha hecho con su rollo de justicia, que se encuentra en la plaza Mayor.

Ruinas de Voluce

Calatañazor destaca por su aire medieval, pero su historia se remonta mucho más atrás en el tiempo. La mejor prueba de ello son las ruinas de Voluce, un asentamiento arévaco del siglo III antes de Cristo. Puedes visitarlas en lo alto del cerro de los Castejones, a un kilómetro del pueblo.

La ermita de la Soledad

Ermita de la Soledad

La naturaleza de Calatañazor

Con ser bonito el pueblo, quizá lo mejor de Calatañazor sean sus alrededores, que conforman algunos de los paisajes más espectaculares de toda Castilla y León. Vamos a visitarlos.

Sabinar de Catalañazor

Ya te hemos hablado de este gran bosque de sabinas albares que ocupa unas treinta hectáreas. Se halla al sur de la sierra de Cabrejas, también cerca de la localidad de Muriel de la Fuente. Si te acercas a verlo, no olvides visitar también el monumento natural de La Fuentona. Es un manantial rocoso que da lugar al río Abión y que conforma un paisaje de singular valor. Incluso puedes practicar espeleobuceo por sus grutas subacuáticas.

Parque Natural del Cañón del río Lobos

También puedes recorrer en Calatañazor las Riberas del Río Duero y Afluentes, que son lugares de interés turístico. Pero más espectacular aún es el Parque Natural del Cañón del río Lobos, que se halla cerca de la localidad soriana.

Es un gigantesco tajo en las montañas calizas que conforma el cauce de ese río. También ha dado como resultado un enorme relieve kárstico lleno de simas, cuevas y sumideros. Tanto su flora como su fauna poseen gran valor ecológico.

Si quieres conocer esta maravilla natural, tienes un centro de interpretación y, además, puedes hacer distintas rutas de senderismo que la recorren. Por ejemplo, la que comienza en el puente de los Siete Ojos, donde hay un área recreativa. Y, ya que la haces, no dejes de ver la ermita templaria de San Bartolomé.

El Sabinar de Calatañazor

Sabinar de Calatañazor

Qué comer en Calatañazor

Después de una buena caminata, no hay nada mejor para reponer fuerzas que una sabrosa comida. Y la gastronomía soriana está llena de platos contundentes y deliciosos. Como entrantes, hay sopas como la castellana y embutidos como la morcilla dulce. También las setas de la provincia sirven para elaborar platos como los níscalos a la cazuela o la sopa de cardo con trufas negras.

Respecto a las carnes, se preparan fundamentalmente asadas las de cordero y cerdo, mientras que los pescados son de río y destacan entre ellos las truchas asadas y ahumadas. Pero, como en toda la provincia de Soria, debes probar los torreznos, que son tiras de tocino tostadas hasta quedar crujientes.

Otros platos típicos de Calatañazor son las migas pastoriles, la caldereta, las codornices escabechadas, los pichones estofados y las perdices en compota. En cuanto a lo dulce, tienes que probar las rosquillas y los empiñonados o sobadillos. Y, para beber, tienes los magníficos vinos de la Denominación de Origen Ribera de Duero.

Cuándo es mejor ir a Catalañazor

El clima soriano es frío en invierno y caluroso en verano. La mejor fecha para visitar la localidad es, por tanto, esta última época. Además, en septiembre son las fiestas patronales del Santo Cristo del Amparo y en julio las de Santa Isabel. No obstante, también puedes visitar Calatañazor en noviembre, cuando tienen lugar las Jornadas Mozárabes.

Casas de Calatañazor

Casas medievales

Cómo llegar a Calatañazor

Puedes viajar a la localidad castellana en autobús. Tienes una línea desde Soria, pero funciona solamente los lunes, miércoles y jueves. Además, es necesario reservar plaza. Por ello, la mejor forma de llegar a Calatañazor es en coche particular.

Para hacerlo, debes tomar la N-122, que une Soria con Valladolid y, a continuación, desviarte por la SO-P-5026, que te lleva directamente a la villa castellana.

En conclusión, Calatañazor es una preciosa villa medieval con mucha historia, numerosos monumentos, grandiosos espacios naturales, excelente gastronomía y alguna que otra leyenda como la de Almanzor.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*