Caldes de Montbui

Vista del Ayuntamiento de Caldes de Montbui

Ayuntamiento de Caldes de Montbui

La localidad de Caldes de Montbui se halla a tan solo treinta y cinco kilómetros de Barcelona, en el corazón de la comarca del Vallés Oriental, cuya ciudad más importante es Granollers. Cuenta con unos diecisiete mil habitantes, que están repartidos entre el núcleo originario de la población y distintas urbanizaciones.

Caldes de Montbui es conocida principalmente por las aguas termales que salen de las entrañas de su suelo (de ahí el nombre de “caldas” o calientes). Justamente esta actividad balnearia, que ya aprovecharon los romanos, es el principal motivo del desarrollo de la población. Pero la pequeña localidad catalana, una de las más bonitas de las que hay cerca de Barcelona, tiene mucho más que ofrecerte. Vamos a mostrártelo.

Qué ver en Caldes de Montbui

Esta localidad te ofrece varios monumentos destacados, zonas arqueológicas y hermosos paisajes naturales, además de buena gastronomía y diversión. En cuanto a los primeros, no debes perderte los siguientes.

Iglesia de Santa María de Caldes de Montbui

Está situada en el casco urbano de la localidad, justamente en el sitio donde estuvieron la Puerta de Barcelona y el Palacio Real. De hecho, se aprovecharon algunos de los muros de este último para construir el templo en el siglo XVI. Sin embargo, su portada es un siglo posterior y se la considera uno de los más logrados ejemplos del barroco catalán.

El interior de la iglesia alberga doce capillas. Pero en él destaca sobre todo La Santa Majestad, una imponente escultura románica de madera que muestra influencia bizantina. Lamentablemente, está deteriorada a causa de un incendio.

Vista de la iglesia de Caldes de Montbui

Iglesia de Santa María de Caldes

La fuente del León

Construida en 1581, ha sufrido varias restauraciones y es el símbolo de Caldes. Se denomina así porque el chorro de agua sale por la boca de una figura que representa a este animal. Curiosamente, nunca ha dejado de fluir.

Volviendo a la calidez de las aguas de la localidad, el líquido que sale de esta fuente está a setenta y dos grados centígrados. Según un estudio realizado en los años veinte del siglo pasado, esta agua es rica en sodio, bromo, litio e iodo. Por ello tiene importantes propiedades medicinales.

Las termas romanas

Las encontrarás en la misma plaza donde se halla la fuente y ostentan la categoría de Bien Cultural de Interés Nacional. Debieron ser muy amplias pero, actualmente, solo se conservan una piscina y las arcadas que la rodean. También hay dos hornacinas y un banco contiguo.

Pero lo que más te llamará la atención son las inscripciones votivas realizadas por importantes personajes de la Tarraco romana, lo cual da idea de la importancia que debieron tener estas termas en su tiempo. Justamente en el acceso a Caldes también hay un puente de la misma época.

El puente romano

Testimonio del pasado de Caldes de Motbui es este puente que ha sido restaurado. Si lo visitas, también puedes aprovechar para dar un paseo por la riera que discurre bajo él. Es un espacio con un importante valor ecológico que te brindará preciosos paisajes.

La Font dels Enamorats

No obstante, si quieres caminar y ver paisajes, visita este barrio de la localidad catalana. Se encuentra a la salida de la misma y posee casas señoriales. Pero lo más importante es el bosque que lo rodea, una maravilla natural desde cuyas alturas, en días despejados, puedes ver la ciudad de Barcelona, el Tibidabo e incluso el Mar Mediterráneo.

El museo de Manolo Hugué

También debes visitar el museo de este escultor, uno de los mejores amigos de Picasso. Esta amistad permitió que las instalaciones alberguen, junto a las obras de Hugué, un importante conjunto de pinturas del genio malagueño.

Termas romanas de Caldes de Montbui

Termas romanas

El tiempo en Caldes de Montbui

El clima en la localidad catalana es de tipo mediterráneo, aunque matizado por tratarse de una zona del interior. Así, encontrarás inviernos largos, nublados y frescos, mientras que los veranos son cortos, despejados, calurosos y secos.

No obstante, el tiempo es bastante agradable, ya que las temperaturas máximas raramente superan los treinta grados. En cuanto a las mínimas, no suelen bajar de dos. De acuerdo con todo ello, las mejores épocas para visitar Caldes son la primavera y el verano.

Qué comer en Caldes de Montbui

La gastronomía de Caldes presenta muchas similitudes con la de toda la provincia de Barcelona. Sin embargo, la pequeña localidad posee algunos productos autóctonos y platos propios.

En cuanto a los primeros, destacan las cerezas, cultivadas en sus propias huertas y en las que notarás un sabor especial. Otro tanto podemos decirte de la pasta de sopa, que se elabora en Caldes desde el siglo XVIII, de la miel y de los embutidos, sobre todo las longanizas y las butifarras.

En cuanto a los platos, te gustará probar, sobre todo, dos postres. Por una parte, los carquinyolis son unas pastas secas que llevan almendra y que están deliciosas. Y, por otra, el mató, un queso fresco artesanal que se prepara con leche de cabra u oveja y se sirve con miel por encima.

Más curiosa es La Calderina, una cerveza artesanal que es única en Cataluña, ya que para hacerla se usan aguas termales. Y, para finalizar tu comida, prueba una copita de anís de taronja (“naranja” en catalán).

Fuente del León (Caldes de Montbui)

Fuente del León

Fiestas y tradiciones de Caldes

Si tienes pensado visitar la localidad barcelonesa, también te interesará saber que sus fiestas mayores son la segunda semana de octubre. Justo al domingo siguiente tiene lugar la Capvuitada, con puestos artesanos y desfile de carrozas y coches de época.

También son festividades relevantes la de San Antonio Abad, que se celebra el fin de semana siguiente al día de este santo; la romería de San Sebastián, el uno de mayo; las jornadas gastronómicas de las cerezas, también en mayo; la fiesta del Corpus, denominada Caldes en Flor, y el Escaldarium o Fiesta del Fuego y el Agua, que se desarrolla el segundo sábado de julio.

En conclusión, Caldes de Montbui tiene una gran cantidad de cosas que ofrecerte. Si no la conoces, probablemente te sorprenderá visitar esta pequeña ciudad. Porque hallarás monumentos, restos arqueológicos, paisajes muy bonitos, una excelente gastronomía y una población acogedora.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*