Canal de Panamá

Imagen| Pixabay

De gran dificultad en su construcción, el canal de Panamá es una obra de ingeniería faraónica que une el mar Caribe con el océano Pacífico. Su construcción en 1881 ha condicionado el desarrollo del país desde entonces y al convertirse en un nudo de comunicaciones de gran importancia en el comercio global dada su posición estratégica.

Ir a Panamá y no visitar el canal es como ir a Francia y no ver la Torre Eiffel. Existen dos formas de visitarlo:  desde el propio canal navegando o desde sus miradores. Te cuento todos los detalles.

Desde los miradores de las esclusas

La principal manera de contemplar el Canal de Panamá es desde los miradores de sus esclusas. Son tres: Miraflores, Agua Clara y Pedro Miguel.

Esclusa de Miraflores

La visita más recomendable y típica es al Centro de Visitantes de Miraflores pues es el de más fácil acceso y el más cercano desde Ciudad de Panamá. El centro tiene diversas atracciones pero todo el mundo quiere subir a alguno de los tres niveles del mirador desde donde se puede observar el canal de Panamá y los enormes barcos por medio del sistema de esclusas.

Ver cómo se abren y cierran las compuertas y el agua se escapa es impresionante. Sin embargo, no es lo único que hacer en el Centro de Visitantes de Miraflores ya que también hay una exposición donde se muestra la historia y el funcionamiento del Canal de Panamá, su papel en el comercio internacional y la biodiversidad de la zona. Además, hay una sala donde se proyecta una película (en español e inglés) sobre la historia del canal.

En total la visita puede durar unas 2 horas, pero te puedes quedar viendo pasar los barcos hasta que cierren el Centro de Visitantes o quedarte a comer en alguno de los dos restaurantes o del bar.

A la hora de visitar el Centro de Visitantes de Miraflores debes tener en cuenta que por la mañana los barcos cruzan del Pacífico al Atlántico y por la tarde al revés. Esto significa que al mediodía no pasan los buques y no hay actividad en las esclusas, de manera que puedes aprovechar el tiempo para ver la película documental o recorrer las salas de exposiciones.

Imagen| Pixabay

Esclusas de Pedro Miguel

A unos 5 kilómetros al noroeste de las esclusas de Miraflores se encuentran las esclusas de Pedro Miguel. Dado que no disponen de ninguna infraestructura para el visitante ver pasar a los barcos por las compuertas no tiene coste alguno. Se ve desde detrás de una valla a nivel del mar y puesto que hay bancos y vendedores ambulantes, mucha gente aprovecha para sentarse y relajarse en el lugar mientras ven pasar a los enormes barcos.

Esclusa de Agua Clara

Más lejos de Ciudad de Panamá quedan las esclusas y el Centro de Visitantes de Agua Clara concretamente al norte del lago Gatún cerca de la ciudad panameña de Colón, a una hora en coche desde Ciudad de Panamá.

En 2017 las esclusas de Agua Clara se inauguraron y forman parte de la ampliación del canal cuyo fin es que puedan transitar buques aún más grandes que los que navegan por el canal original. De todo el canal ampliado, son las únicas esclusas que se pueden visitar. Las esclusas de Agua Clara son el mejor lugar para ver el Canal de Panamá si llegaste al país en crucero al puerto de Colón o si te interesa recorrer esa zona de Panamá.

Navegar el Canal de Panamá

Imagen| Pixabay

Más allá de los miradores hay otra forma de conocer el Canal de Panamá: navegarlo en embarcaciones preparadas para el turismo. Es una experiencia asombrosa, como conocer desde dentro esta espectacular obra de ingeniería. Hay diferentes empresas que realizan la actividad y algunas ofrecen incluso el desayuno y el almuerzo en el barco.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*