Un paseo por Casablanca en Marruecos

Imagen| Pixabay

Pese a que se trata de la ciudad más grande de Marruecos, la mayoría de viajeros que visitan Casablanca lo hacen porque han programado una ruta por el país que les conduce por allí.

Aunque Rabat es la capital administrativa, Casablanca es la sede de las grandes empresas internacionales y la que ejerce de motor financiero. Ello unido a su pasado colonial francés, la convierte en un magnífico ejemplo para observar el contraste y la mezcolanza entre el mundo occidental y el musulmán.

Quien conoce Casablanca por casualidad se enamora para siempre. ¿Cuáles son los lugares que hacen de esta ciudad marroquí un sitio encantador?

Mezquita del rey Hassan II

Se trata del emblema de Casablanca y está considerada como la tercera más grande del mundo. Fue edificada en honor del rey Hassan II, quien gobernó Marruecos entre 1961 y 1999, para conmemorar su 60 cumpleaños.

Esta mezquita está abierta a personas de cualquier religión y se puede visitar su interior contratando los servicios de un guía. Esta templo tiene un capacidad para acoger a 25.000 fieles en su interior y unos 80.000 en el patio exterior.

En la mezquita de Hassan II en Casablanca trabajaron los mejores artesanos marroquíes del siglo XX. Para su construcción se emplearon materiales como la piedra y la madera talladas a mano, suelos de mármol y vidrio, techos ornamentados con láminas de oro y cerámicas cubriendo las paredes.

Su minarete, de 210 metros de altura, se eleva junto a las aguas del Atlántico y los musulmanes pueden orar mientras contemplan las hermosas aguas del océano.

La Corniche

Imagen| Pixabay

Y junto a este templo se halla La Corniche. Este distrito es el mejor lugar para ver la playa en Casablanca. Un paseo marítimo tranquilo donde disfrutar de un tranquilo paseo, del sol y el agua. Y es que a la playa de La Corniche llegan surfistas de todo el mundo a cabalgar las olas del Atlántico y a tomarse algo con el mar de fondo en cualquiera de los restaurantes de la zona.

Morocco Mall

Cerca de la zona de La Corniche también está el Morocco Mall. Este centro comercial es uno de los más grandes y lujosos de Marruecos. Fue diseñado por el arquitecto italiano Davide Padoa, y cuenta con 250.000 m² de los cuales 70.000 están dedicados exclusivamente a tiendas repartidas en tres plantas. Además, también cuenta con áreas de ocio, restaurantes y grandes jardines.

En la zona denominada el Souk, se pueden comprar artículos típicos de los zocos marroquíes como babuchas, caftanes, chilabas, especias, aceites, etc. Unos souvenirs maravillosos de Casablanca.

En cuanto al entretenimiento familiar, posee un cine Imax, un gran acuario (Aquadream) y un pequeño parque de atracciones (Adventure Land), además de la fuente musical más grande del mundo, que cuenta con más de un centenar de surtidores de colores que se mueven al ritmo de la música.

La Medina de Casablanca

Imagen| Pixabay

Uno de los lugares más interesantes que ver en Casablanca es su vieja medina. A pesar de no contar con ese halo mágico típico de otras medinas medievales marroquíes, el entramado de calles estrechas construidas durante el siglo XIX en Casablanca merece una visita.

En la Medina de Casablanca, entre plazas y alguna mezquita, encontraremos todo tipo de cafés, restaurantes y comercios de ropa, calzado y objetos decorativos. Un lugar muy especial donde adquirir un recuerdo del viaje y donde mezclarse con la gente local y observar su día a día.

Plaza de Mohammed V y Palacio Real

La plaza de Mohammed V en Casablanca es el centro administrativo de la ciudad y una de las mejores obras del arquitecto urbanista francés Henri Prost, encargado también del plan urbanístico de Fez o Rabat. Por otro lado, el Palacio de Casablanca merece también una visita aunque sea sólo por el exterior ya que no se puede acceder al ser una de las residencias del actual rey marroquí.

El Museo judío-marroquí

Estamos ante el único museo dedicado a la cultura judía en el mundo árabe, algo sorprendente. Este museo recorre los 2.000 años de historia del judaísmo en Marruecos centrándose especialmente en la comunidad judía de Casablanca que es donde viven la mayoría de los judíos del país. En él el visitante encontrará pinturas, fotografías, elementos decorativos, ropas y reproducciones de las distintas sinagogas marroquíes.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*