Castillo de Neuschwanstein, un castillo de ensueño al sur de Alemania

Castillo Neuschwanstein Baviera

Situado cercano a la frontera con Austria, a sólo hora y media al sudoeste de la ciudad alemana de Munich y próximo al encantador casco antiguo de la localidad de Füssen, se encuentra el Castillo de Neuschwanstein, una de las construcciones históricas más conocidas de Alemania y uno de los destinos germanos más frecuentados por el turismo, una atracción que recibe cerca de un millón y medio de visitantes cada año.

Este célebre castillo fue construido por orden de Luis II de Baviera, tristemente conocido como el ‘rey loco’, quien influenciado por la mitología alemana y las obras heroicas de la época decidió su construcción en una época en la cual los castillos y fortalezas no servían desde el punto de vista defensivo. Este castillo se presenta como una construcción de estilo neogótico y neorrománico que buscaba armonizarse con el espectacular entorno donde se encuentra, bordeado por montañas y lagos de la región.

El Castillo de Neuschwanstein se halla situado sobre un promontorio que domina el desfiladero de Pöllat, al pie de los Alpes Bávaros, y se alza próximo al castillo de Hohenschwangau y los lagos Alpsee y Schwan. El mirador del Castillo ofrece espectaculares vistas de la región, como los lagos, el Castillo de Hohenschwangau y el Marienbrücke, el puente suspendido en el desfiladero del Pöllat.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*