Castillos del Loira

Hubo un momento en la historia en que Francia estaba llena de castillos. Literalmente. No todos han sobrevivido el paso del tiempo o la furia de la Revolución Francesa, pero para gusto de los amantes de la historia y arquitectura medieval algunos siguen en pie. Los Castillos del Loira son muy populares.

Pero algunos son más populares que otros y unos pocos no suelen siquiera aparecer en los tours típicos que uno puede contratar desde París. Veamos hoy algunos de los castillos más hermosos del Loira, no tan conocidos, pero magníficos.

Los Casillos del Loira

El Valle del Loira está tachonado de castillos y a la hora de pensar cuáles queremos visitar, cuándo y cómo se complica un poco. ¿Hay una Ruta de los Castillos del Loira que puedas seguir? Sí y no. No hay una ruta predefinida, hay que crearla y elegir nosotros mismos qué castillos incluimos en ella.

Lo mejor es alquilar un coche. Si bien los tours que se contratan en París no son malos y nos dan un buen vistazo de lo que es un castillo medieval del Lora, se quedan siempre cortos. Yo hice uno, por ejemplo, y cuando regresé al final del día con cierta sobredosis de châteaus mi amigo francés se sorprendió de que no hubiera visto algunos que son populares e importantes.

El consejo es planear una ruta de un par de días o, si nos gusta mucho Francia y sabes que regresaras, entonces postergar para futuros viajes futuros castillos. Dijimos que no hay una ruta predefinida aunque en cierta forma podemos pensar que la ruta a lo largo del Loira sí existe: va desde el área de Giennois a Anjou, vía Orléans, Blois, Amboise, Tours y Saumur. Cubre un total de 300 kilómetros dentro de un perímetro que ha sido honrado por la UNESCO.

Obviamente, va más allá pues no todos los castillos están construidos sobre la vera del Loira. Algunos están dentro de bosques, escondidos, ni se ven, otros están sobre tributarios del famoso río. La cantidad de castillos en el área se explica porque estas tierras estaban en manos de grandes nobles y terratenientes que marcaban sus límites construyendo castillos que a la postre pasaron, muchos, a manos de la Corona.

Hay que decir que los castillos más populares de la zona están como agrupados en la parte central del valle, entre Tours y Orléans. Viniendo desde París o desde el este de Francia, uno llega al valle vía Loiret y ahí uno puede comenzar la ruta en la zona de Giennois o alrededor del bosque de Orléans con castillos como el Château de Chamerolles o el de La Bussière. Hoy vamos a conocer algunos de estos castillos que no te ofrecen mucho en los tours desde la capital.

Châteaux de Saint-Brisson

Es un castillo en Saint-Brisson-sur-Loire,  a seis kilómetros de Gien, sobre la rivera izquierda del Loira. Se trata de la fortaleza más alta del valle y es Monumento Histórico. En el siglo XIII era solo una torre románica con empalizada, pero hacia 1135 fue arruinada por tropas reales y en 1210 el conde Etienne II de Sancerre comenzó una nueva construcción. Desde el siglo XVI el castillo es propiedad de los Séguier, bajo cuyo amparo dejó de ser fortaleza para ser residencia.

En 1987 el castillo fue legado al municipio y empezaron los trabajos de renovación. Desde 2015 es propiedad privada pues el Estado lo vendió a la empresa Tous Au Châteu. Tiene 800 años de historia así que la visita es algo encantador: más de 15 habitaciones amuebladas, entre apartamentos privados y salas ceremoniales, cocinas, lavandería, panadería, oficinas…

Hay distintos tipos de visita: para individuos y para grupos entre los que puede haber familias con niños. La entrada por adulto cuesta 9 euros. Si vas en familia puedes hacer una visita especial que incluye una búsqueda del tesoro, teatro de sombras, feria de juegos y actividades medievales. En una familia numerosa con cuatro hijos, el cuarto no paga. La visita guiada para grupos de hasta 25 personas cuesta 8 euros por persona e individualmente el precio es de 10 euros.

Château de Gien

Este castillo fue construido en 1482 sobre las ruinas de una fortaleza medieval bajo las órdenes de Anne de Beaujeu o Ana de Francia, hija mayor de Luis XI y por un tiempo regente de su hermano. Tiene estilo renacentista y ha recibido la visita ilustre de Catalina de Médici o de Luis XIV.

Durante la Segunda Guerra Mundial Gien sufrió muchos destrozos pero milagrosamente el castillo sobrevivió a las bombas. Hoy en día alberga el Museo Internacional de la Caza y es un ejemplo arquitectónico del estilo pre-Renacimiento francés.

En la planta baja del castillo hay seis salas: la Sala 2 es una introducción al museo, el castillo y su historia y su famosa propietaria. En la Sala 3 se pone el acento en la caza voladora, en la Sala 4 en la caza en vuelo, en la Sala 5 en el hombre que caza y en la Sala 6 se ahonda en este tema. En el primer piso están las salas siguientes hasta la sala 16 siguiendo la temática de caza con información sobre objetos, herramientas, arte relacionado con la caza y demás.

El Castillo de Gien abre del 1 de mayo al 30 de septiembre de 10 am a 6 pm. Entre el 1 de octubre y el 30 de abril lo hace de 1:30 a 5:30 pm, de lunes a viernes. Cierra los martes, salvo que sea día festivo, el 25 de diciembre y todo enero. La entrada cuesta 8 euros.

Château de La Bussière

Este castillo está en La Bussière, en una finca de 65 hectáreas, y es Monumento Histórico. Forma parte de los castillos del Loira pero no está precisamente dentro de la zona popular. Es un castillo medieval del siglo XII y supo ser parte del cinturón de castillos que dividía Borgoña de Île de France y controlaba el camino comercial entre Lyon y París.

El castillo guarda muchas  historias: aquí fueron decapitados 15 sacerdotes católicos en manos de soldados hugonotes, por ejemplo. Los mismos conflictos religiosos causaron destrozos y así el castillo también sufrió modificaciones de estilo. La fachada cambió en el siglo XVIII y posteriormente, en el siglo XIX, se drenó el foso.

Dentro la sucesión de salas que están abiertas a las visitas es preciosa, con muebles, decoraciones, colores. Además, hay un jardín – huerto cn mcuhso ñarboles frutales y plantas medicinales entre los que circula un camino que sigue por el borde de la enorme laguna que descansa al lado del castillo.

La visita individual incluye diez salones amoblados, una colección de artículos de pesca y la vista de un pez prehistórico, el coelacanth. En el parque se pasea por el jardín y si hay niños hay algunas actividades. calcula una hora entera. Las visitas guiadas son a las 11 am, 2, 3, 4 y 5 pm entre julio y agosto; 11 am, 3, 4 y 5 mpm mayo, junio y septiembre; 3, 4 y 5 pm de abril a octubre. El castillo ofrece actividades pintorescas en Pascuas o navidad. 

Por ejemplo, para estas fiestas se adorna e ilumina todo el castillo, hay un Santa Klaus, se hacen tortas de chocolate, paseos en carruajes y gente disfrazada al estilo medieval. El precio de la entrada al castillo es de 9 euros.

Entonces, este artículo no ha sido como los otros que escribimos sobre los Castillos del Loira. Siempre se habla de los mismos edificios, hermosos, sí, pero tan conocidos que no hay nada nuevo bajo el sol. Así que decidí mostrarte algunas fortalezas por fuera del camino más turístico pero igual de hermosas, de activas y de históricas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?