Cataratas del Rin en Suiza

Cataratas del Rin

Las cataratas del Rin en Suiza son las más altas de toda la Europa central, con veintitrés metros de altura. También tienen ciento cincuenta de ancho y se encuentran próximas a la ciudad de Schaffhausen, que pertenece al cantón homónimo, aproximadamente a una hora de Zurich.

Se trata de una maravilla de la naturaleza que mueve un caudal medio de agua de 700 metros cuadrados por segundo en verano, mientras que, en invierno, desciende a los 250. Con numerosos atractivos monumentales y paisajísticos, todo está preparado para que disfrutes estos saltos de agua de distintas formas. Si quieres conocerlos, prepara tu chubasquero porque vamos a mostrarte todo lo que te ofrecen las cataratas del Rin en Suiza.

¿Cómo se formaron?

Las cataratas del Rin

Vista aérea de las cataratas del Rin

Para hablarte de la formación de estas cataratas, tenemos que retrotraernos unos 14 000 años, concretamente a la última era glaciar. El Rin, que ya había sufrido diferentes cambios en su cauce, fue empujado al actual durante la llamada glaciación Würm. La combinación de suelos de piedra caliza y grava originaron el salto de agua.

Pero aún se produjeron modificaciones hace menos tiempo. Todavía hoy puedes ver una gran roca central que se conoce como Rheinfallfelsen. Pues bien, hasta hace unos pocos miles de años marcaba uno de los extremos del cauce de las cataratas. Además, como curiosidad, te diremos que este ha sufrido muy poca erosión debido a que en esa zona el Rin apenas transporta sedimentos. Poco más arriba, en el lago Constanza, ha rebosado y, desde él, fluye suavemente.

También a modo de anécdota te explicaremos que ha habido grandes pintores enamorados de las cataratas del Rin en Suiza. Por ejemplo, el paisajista británico William Turner las reprodujo en varias de sus obras.

¿Cómo llegar y qué horario de visitas tienen?

Castillo de Laufen

Otra imagen de las cataratas del Rin con el castillo de Laufen al fondo

Es muy fácil llegar a las cataratas. Para hacerlo tienes distintos medios de transporte. Puedes viajar en tren desde Zurich hasta las estaciones de Neuhausen o de Laufem am Rheinfall. El tiempo de viaje es de, aproximadamente, una hora.

También puedes realizar el trayecto en autobús o en un vehículo alquilado o propio. En este último caso, tienes aparcamientos en estas dos ciudades que acabamos de mencionarte. No obstante, son de pago.

Por otra parte, es importante que conozcas el horario de visitas de las cataratas. Respecto a ello, lo primero que debemos señalarte es que puedes verlas tanto desde la orilla norte en Laufem como desde la sur en Neuhausen. La primera es accesible las veinticuatro horas del día. Sin embargo, la segunda tiene horas más restringidas.

Concretamente, desde la parte sur, puedes acceder a las cataratas entre las 8 y las 19 horas de junio a agosto. Pero, entre los meses de noviembre a marzo, el horario se restringe desde las 8 hasta las 17. Y, finalmente, en los de octubre, abril y mayo, es de 8 a 18 horas.

Sin embargo, más importante que explicarte todos estos datos es hablarte de todo lo que puedes hacer en las cataratas del Rin en Suiza. Pero ya te anticipamos que es una visita maravillosa que no olvidarás.

¿Qué hacer en las cataratas del Rin en Suiza?

Barca en el Rin

Una de las barcas de las cataratas del Rin en Suiza

Desde hace muchos años las cataratas del Rin están preparadas como atracción turística. No en balde reciben miles de visitantes. Por ello, no solo podemos disfrutar del paisaje que conforman, sino también realizar diferentes actividades a cuál más divertida.

En primer lugar, te aconsejamos que pasees por sus dos orillas. Cada una de ellas te ofrece una perspectiva diferente de las cataratas y ambas son maravillosas. Asimismo, en las dos tienes impresionantes miradores. Pero también puedes hacer una excursión en barco. De hecho, tienes varias opciones al respecto.

Desde la orilla norte hay embarcaciones que, no solo te acerca a las cataratas, sino que incluso paran en la roca central para que tengas una visión diferente de esta maravilla de la naturaleza. Por su parte, desde la orilla sur tienes varias líneas. La amarilla también para en la citada roca, mientras que la azul y la rosa hacen distintos recorridos por el conjunto. Finalmente, la roja cruza de una orilla a otra.

Por otra parte, si eres más aventurero, puedes alquilar una canoa para hacer tu propia ruta por las aguas. También se organizan visitas guiadas de este modo.

En cambio, si lo tuyo es el senderismo, tienes una ruta circular a lo largo de las cataratas por caminos con una exuberante vegetación. El recorrido es muy asequible, pues tiene una longitud de apenas tres kilómetros y medio y está bien señalizado. Comienza en la llamada plataforma Bellvedere y te permite tomar maravillosas fotografías.

¿Qué visitar en los alrededores de las cataratas?

Castillo de Wörth

El castillo de Wörth

La visita a las preciosas cataratas del Rin en Suiza no solo te permite apreciar un maravilloso espectáculo de la naturaleza. También te ofrece la posibilidad de conocer algunos monumentos de la zona que nada tienen que envidiar en belleza al propio salto de agua.

Así, en la orilla sur tienes el castillo de Laufen, con más de mil años de antigüedad, pues la primera mención que se hace de él es del siglo IX. Situado sobre las propias cataratas, te ofrece una maravillosa perspectiva de ellas. Pero, además, cuenta actualmente con un albergue juvenil, un restaurante, una tienda de recuerdos y otras instalaciones. Incluso tienes un sendero que lo conecta con la estación de ferrocarril.

También en la orilla opuesta tienes un castillo. En este caso, se trata del de Wörth, datado en el siglo XII. E igualmente en este hay un restaurante con cristaleras donde podrás comer viendo el espectáculo de las cataratas. Pero más bellezas arquitectónicas te esperan en Schaffhausen.

Schaffhausen

Schaffhausen

Schaffhausen con su fortaleza Munot

No puedes marcharte de las cataratas del Rin en Suiza sin conocer la preciosa localidad de Schaffhausen, bautizada como «la villa de los 171 miradores» por las impresionantes vistas que te ofrece. Pero más aún llamará tu atención el casco histórico, plagado de edificios góticos, renacentistas y barrocos cuyas fachadas están decoradas con frescos pictóricos. Entre estas edificaciones, te aconsejamos que veas las casas de la Gran Jaula, del Caballero y del Buey Dorado. No en balde, esta villa tuvo gran importancia en el Medievo, cuando llegó a ser una ciudad-estado e incluso a acuñar moneda.

Al centro histórico pertenece también la torre Schwabentor, levantada en el siglo XV como parte de la antigua muralla. Fue reconstruida en 1930 tras sufrir un pavoroso incendio. E igualmente la Obertorturm, otra torre, en este caso del XIII, que también integraba la fortificación de la ciudad.

Por su parte, la plaza Frongwag es una auténtica joya enmarcada por casas medievales y renacentistas con dos preciosas fuentes. Y tan bonita como ella es la plaza donde se encuentra la Tellbrunnen, otra fuente con estanque octogonal rematada por una estatua de Guillermo Tell, símbolo de la libertad suiza.

Ya en la calle Vordergasse encontrarás la iglesia de San Johann. Fue edificada entre los siglos XVI y XVII siguiendo los cánones del gótico tardío, como muestra su espectacular torre de sesenta y ocho metros de altura. También destaca el templo por su impresionante acústica. Pero el gran símbolo de Schaffhausen es la fortaleza Munot.

Construido a principios del siglo XVI tras la incorporación de la ciudad a la Confederación Helvética, este castillo circular la domina desde lo alto. Como curiosidad, en su torre continúa viviendo un vigilante que, siguiendo una tradición iniciada en 1589, todos los días a las nueve de la noche toca la campana que ordenaba el cierre de las puertas de la villa.

Pero no terminan en la propia ciudad las maravillas que te ofrece Schaffhausen. Muy cerca tienes el Museo Zu Allerheiligen, instalado en el antiguo monasterio benedictino del mismo nombre. Además de ver su catedral y su claustro, podrás visitar la muestra que te ofrece piezas de arqueología, arquitectura y pinturas.

Stein am Rhein

Stein am Rhein

Casco histórico de Stein am Rhein

Y no queremos marcharnos de las cataratas del Rin en Suiza sin aconsejarte una última visita. Se trata del pequeño pueblo de Stein am Rhein, a unos veinte kilómetros de Schaffhausen. Se trata de una de esas pequeñas joyas ocultas para los circuitos de turismo de masas que merecen una visita.

Su precioso casco antiguo de casas típicas está tan bien conservado que ha merecido varios premios. Si paseas por él, sentirás la esencia de la Suiza más tradicional. Pero, además, en esta preciosa villa también tienes monumentos. Es el caso del monasterio medieval de Saint Georg y del Museo Lindwurm, dedicado a la etnografía. Pero, sobre todo, de la fortaleza Hohenklingen, construida en el siglo XII.

Finalmente, como curiosidad, esta villa tiene el lugar de culto más antiguo de la región. Se trata de una iglesia dedicada a San Juan Bautista que se halla en medio del Tasgetium, fortificación levantada por los romanos en el siglo III.

En conclusión, te hemos mostrados todo lo que necesitas saber para visitar las cataratas del Rin en Suiza. Pero también te hemos propuesto algunos lugares que te interesará conocer en las cercanías. No obstante, respecto a estas, debemos aconsejarte que también aproveches el viaje para conocer Zurich, que se halla, como ya te hemos dicho, a apenas una hora de distancia. En esta tienes maravillas como la Grossmünster o catedral románica que mandó edificar Carlomagno o su Ayuntamiento barroco. ¿No crees que hemos planificado un viaje interesante a la siempre atractiva Suiza?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*