Pueblo de Aracena

Los pueblos más bonitos de la Sierra de Huelva

La Sierra de Huelva se encuentra en el norte de la provincia y se trata de una zona bastante turística, ya que en ella se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche. Esta zona es perfecta para realizar senderismo y hacer visitas y rutas dedicadas a la naturaleza de los alrededores, pero también hay que perderse por sus bellos pueblos, en donde se pueden encontrar mucho de la historia de la provincia.

publicidad

Motivos para viajar a Andalucía y quedarse a vivir

Todos, quién más y quién menos, tenemos un sitio al que nos gusta escaparnos de vez en cuando. Llamamos a esos lugares nuestros “santuarios”, donde nos cargamos las pilas cuando las tenemos a la mitad o casi vacías. Son como esos rincones de energía que nos trasmiten paz, a los que deseamos volver siempre y en los que, si pudiésemos, nos quedaríamos a vivir sin dudar.

Un castillo por provincia andaluza (I)

Vivir en Andalucía es de privilegiados, o al menos, lo es en cuanto a paisajes y lugares bonitos que tenemos muy cerca y próximos a nosotros. Y si hay algo que abunda en nuestra querida Andalucía, es sin duda, los castillos. La historia nos los trajo y nosotros hacemos todo lo posible para conservarlos como grandes construcciones que son.

Huelva, paso a paso (II)

Huelva, aunque es una ciudad bastante antigua (la más antigua de Andalucía junto con Cádiz), es de muy “nueva construcción”, esto hace que esté en pleno y continuo cambio y actualmente sea de las más modernas, dada la cantidad de obras de nueva construcción que presenta.

Huelva, paso a paso (I)

Escribir de la ciudad de una no siempre es fácil, porque por mucho que lo intentes no resultas todo lo objetiva que quisieras. Sin embargo, Huelva no es de esas ciudades que te dejan indiferente y hablar de ella para bien es casi pan comido. Tanto en este artículo como en el siguiente, encontraréis una detallada Huelva, paso a paso, donde os describo 10 lugares de obligada visita que deberás ver si pasas alguna vez por ella o si te atreves a “descubrirla” su plenitud.