Si vas de vacaciones a Italia date una vuelta por San Marino, uno de los países más pequeños del mundo: castillos, aldeas medievales y paisajes.