Chernóbil, un día en la central nuclear (parte I) – Preparativos

Todos sabemos la triste historia de Chernóbil (Ucrania), su central nuclear y los habitantes que vivían a su alrededor.

Pero, ¿Os habéis preguntado alguna vez si se puede visitar o hacer algún tipo de turismo? Yo me lo pregunté y la respuesta es sí, se puede visitar.

La central nuclear y Prypiat (ciudad fantasma, antiguo orgullo de modernidad soviético) se sitúan a tan solo 2 horas en coche de Kiev, la capital del país, a unos 100 kilómetros al norte, junto a la frontera con Bielorúsia.

30 años después del desastre los niveles de contaminación nuclear son muy elevados. Se han determinado 2 perímetros de 10 Km (donde no es posible vivir) y 30 Km (donde no es recomendable vivir) alrededor del centro. Aún así algunas personas viven en el interior de este perímetro de seguridad.

El gobierno ucraniano da la posibilidad a un número determinado de agencias de realizar excursiones y visitas a la zona de exclusión de Chernóbil. En un mismo día se puede realizar la visita y volver.

El ministerio de sanidad obliga a registrar a todos los turistas que acceden a ella con el fin de tener controlada cada persona que entra y sale.

¿Cómo ir y qué ver en la zona de exclusión?

Es obligatorio contratar una agencia e ir con un guía especializado. Ellos te gestionan todo el papeleo necesario.

La mayoría de agencias ofrecen excursiones completas de 1 día o bien de 2 días, durmiendo en el albergue del pueblo de Chernóbil. El recorrido es muy similar de una empresa a otra.

La opción de ida y vuelta desde Kiev en un mismo día normalmente sigue la siguiente ruta:

  • Entrada a la zona de exclusión, control anti-nuclear y registro en los check-points a 30Km y a 10Km. Al salir, control de descontaminación nuclear.
  • Ruta por un pueblo totalmente abandonado. Antes del desastre vivían 4000 personas, ahora nadie.
  • Visita al pueblo de Chernóbil, a los robots usados para la descontaminación y a los monumentos de recuerdo. Aquí viven ingenieros y militares por turnos que se encargan de sanear por completo la zona.
  • Entrada a una guardería abandonada y totalmente contaminada. Sólo se puede realizar esta parte de la excursión durante 30 minutos por riesgo para la salud.
  • Duga-3. Enorme radar anti-misiles soviético abandonado y oxidado en medio del bosque.
  • Central nuclear de Chernóbil: visita des del exterior de cada uno de sus reactores, incluyendo el número 4, el que causó el desastre. Visita de máximo 5 o 10 minutos, justo para bajar y hacer 4 fotografías.
  • Bosque rojo. Bosque que por la cercanía a la central nuclear se volvió de color rojo. Dados los niveles de contaminación de este bosque no se puede estacionar, solo ver rápido y en circulación.
  • Pripyat, la ciudad abandonada. Ruta de unas 2 o 3 horas por el pueblo orgullo soviético. Una localidad que en su momento fue de las más modernas y completas de la antigua Unión Soviética. Tenía 40000 habitantes.
  • Comida en la cantina de Chernóbil, el único lugar donde se puede comer y dormir.

La opción de quedarse a dormir allí y realizar la excursión durante 2 días contempla todo lo antes descrito pero más detallado. Es decir, tanto en el pueblo de Chernóbil como en Pripyat se visitan todos los puntos más emblemáticos y que todavía siguen en pie. Además, se realizan más paradas en escuelas y hospitales situados por el camino.

Desconozco si realmente vale la pena optar por la excursión de 2 días. Nosotros realizamos ida y vuelta desde Kiev y creemos que es suficiente. Con 2 o 3 horas en Pripyat ya ves y experimentas como de trágico fue todo. Da suficiente tiempo para visitar los puntos más importantes.

¿Es seguro ir a Chernóbil?

Seguramente, ésta será la segunda pregunta que os vais a hacer y que yo también me hice cuando me planteé ir. La respuesta es: sí, pero.

El gobierno ucraniano acepta realizar excursiones a la zona a pesar de los niveles de contaminación aún muy evidentes. Todas las rutas incluyen un recorrido bastante limitado y señalizado. Se recomienda y casi se obliga a no salir en ningún momento del camino que el guía sigue. Hay zonas donde solo se puede estar 5 minutos y zonas donde no hay ningún tipo de contaminación. Los guías llevan en todo momento medidores de contaminación nuclear superficial para garantizar la seguridad de los turistas.

En cada check-point se hacen controles de salud y contaminación, tanto al entrar como al salir. En teoría ninguna persona debería contaminarse con la exposición de 1 o 2 días. En caso de detectarse zonas del cuerpo con radiactividad se procede a la limpieza y descontaminación total.

Yo recomiendo ir con ropa vieja y de montaña o deporte. Se trata de una zona totalmente destruida, sucia y boscosa. Los zapatos se van a ensuciar (y posiblemente contaminar). Por eso, mejor llevar ropa que podamos deshacernos en caso de problemas.

Para salir de dudas, las agencias te explican que ahora mismo un viaje en avión de 10 horas es mas contaminante a nivel nuclear para el cuerpo que 1 día en Chernóbil. En todo caso yo no iría muchas veces a la zona de exclusión.

¿Vale la pena ir?

Ir a Chernóbyl es un tipo de turismo muy peculiar.

Es una excursión que impacta mucho, puedo decir que no existe nada parecido en ningún otro lugar del mundo. Terminas el día con un cúmulo de sensaciones tristes, por la historia que hay detrás, y es de shock por todo lo que ves.

Creo que es una buena opción ir a la zona de la central nuclear si se viaja a Kiev. La capital tiene muchas cosas a ofrecer, pero a 2 horas en coche se puede hacer esta excursión única.

En el siguiente post os detallaré mi experiencia y todo lo que vi, con imágenes impactantes.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

General, Kiev, Ucrania

Enric Gili

Ingeniero Informático de Barcelona. Me encanta viajar, explorar nuevos destinos y relatar mis experiencias. Soy un apasionado de los viajes, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *