Colombo en Sri Lanka

Imagen| Pixabay

Conocida como «la isla de los mil nombres» porque a lo largo de la historia ha sido conocida con muchas denominaciones, Sri Lanka es uno de los lugares más bonitos que visitar en Asia.

Razones no faltan para enamorarse de la antigua Ceilán pues es un destino que mezcla montaña, playa y cultura. Es una isla tranquila, barata y segura que aún no está masificada de turistas. Si te gustaría visitar Sri Lanka deberías comenzar por Colombo, su fascinante capital.

Colombo

Colombo es la puerta de entrada al país asiático y la ciudad más poblada del país. Su pasado colonial puede verse en la fortaleza de Negombo, que fue construida por los holandeses en 1644. De hecho, en la actualidad aún se puede ver la puerta original que data del siglo XVII. Otros sitios de interés son la Torre del Reloj, las murallas y un árbol sagrado plantado por el rey Valagamba, que fue traído de Anuraghapura.

En el mismo distrito de Colombo se encuentra también la Casa de la Reina, la residencia del presidente de Sri Lanka y otro tipo de edificios coloniales. Para conocer esa parte de la historia del país y otras, nada mejor que visitar el Museo Nacional, en el que podrás observar una gran colección de objetos de distintas épocas.

Otro lugar muy interesante en Colombo es Galle Face Green, el paseo marítimo con unas vistas preciosas de la playa y el mar.

¿Cuándo viajar a Sri Lanka?

Sri Lanka disfruta de un clima tropical monzónico, lo que la convierte en un auténtico paraíso para ser disfrutado todo el año. No obstante, la mejor época para visitarla es entre diciembre y abril pues los monzones azotan el sur de la isla entre mayo y agosto y el norte entre octubre y noviembre.

Visto ésto, lo más indicado es planificar el viaje en función de los sitios que queramos conocer o las actividades que decidamos hacer. Otro factor a tener en cuenta es el presupuesto, es decir, en temporada alta (diciembre- marzo) los precios están por las nubes mientras que en temporada baja (mayo- agosto) los precios son bastante baratos. Una buena época para ir a Sri Lanka por libre y sin reserva anticipada es el periodo entre abril y noviembre, lo que podríamos considerar una temporada media.

Imagen| Pixabay

Cómo moverse en Sri Lanka

El transporte es algo más complicado de planificar. Aunque hay buenas carreteras, las guías suelen desaconsejar alquilar un automóvil por la peculiar forma de conducir de los ceilandeses. En las ciudades se recomienda moverse en tuk-tuk o contratar un chófer privado que nos lleve a lugares donde para ciertos trayectos hay que tomar varios autobuses, que a veces pueden resultar lentos, abarrotados y a veces difíciles de identificar ya que hay decenas de compañías. Sin embargo, son bastante económicos. En este caso lo más recomendable es consultar al establecimiento donde te hospedes para que puedan informarte al detalle ya que no siempre hay paradas oficiales, estaciones u horarios fijos.

Respecto al tren, se trata del medio de transporte más cómodo para moverse. Dada la gran afluencia de pasajeros no es sencillo conseguir billetes para viajar sentado por lo que es aconsejable tratar de comprar todos los trayectos n la primera ciudad que se visite.

Requisitos de entrada a Sri Lanka

Para viajar a Sri Lanka es necesario portar un pasaporte con una validez mínima de seis meses y un visado. Aunque se puede gestionar al llegar al aeropuerto según el Ministerio de Exteriores es mejor gestionarlo online para evitar retrasos en la entrada o cualquier problema adicional.

Es conveniente tener un seguro que nos cubra las espaldas en caso de accidentes, gastos médicos, repatriación o pérdida y robo de equipaje, entre otras cuestiones.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*