Comida típica de Aguascalientes

La comida típica de Aguascalientes es muy rica y variada. Esto se debe, en buena medida, a la propia historia del estado mexicano, pero también a los numerosos productos de su agricultura y a recetas ancestrales que se remontan a tiempos precolombinos.

La primera circunstancia que te hemos mencionado guarda relación con que Aguascalientes se fundó como parada de la ruta que unía la región central con la capital del Virreinato de Nueva España, es decir con la propia Ciudad de México (aquí te dejamos un artículo sobre esta urbe), edificada sobre la antigua Tenochtitlán. Era un gigantesco territorio que abarcaba las posesiones hispanas de Norteamérica, de la región central del continente e incluso la isla de Cuba y las cercanas a ella. Pero, sin más preámbulos, vamos a hablarte de todo lo relativo a la comida típica de Aguascalientes.

Comida típica de Aguascalientes: Una síntesis de México

Por lo que acabamos de explicarte, los platos típicos de Aguascalientes son una síntesis de la gastronomía mexicana. Bien es cierto que elaborada de una forma autóctona y añadiéndole más ingredientes. Pero, antes de centrarnos en la comida típica de este estado, vamos a hablar un poco de su historia e idiosincrasia. No en balde, gastronomía, tierra y devenir histórico están íntimamente relacionados.

La idiosincrasia de Aguascalientes y su relación con la cocina

Paisaje de Aguascalientes

Un paisaje de Aguascalientes

Como te decíamos, Aguascalientes se fundó como parada en la ruta de la plata, que unía las minas de Zacatecas con la Ciudad de México. Se halla un poco al norte de la zona del Bajío, que combina las grandes mesetas y llanuras con sierra de hasta dos mil metros de altura.

Se trata de una región muy fértil, por lo que no tardaron en instalarse en ella agricultores y comerciantes que fueron creando un próspero sector agrícola. Gracias a él, además, se enriqueció la gastronomía de la zona.

A ello contribuyó de forma intensa el propio clima de Aguascalientes. Presenta temperaturas suaves todo el año, con medias en torno a los 17 grados centígrados. No suelen bajar de los cinco ni superar los treinta. Por su parte, las lluvias son escasas, pero cuenta con ríos, presas y con ancestrales técnicas de regadío que subsanan esta circunstancia.

Fruto de todo ello es una agricultura que produce maíz, trigo, chile, patata, tomate, aguacate, uva y habas, principalmente. Todos estos vegetales se hallan en la gastronomía de Aguascalientes, lo mismo que las carnes producidas por su fuerte sector ganadero. La región cuenta con importantes cabañas bovina y porcina, pero también de cabras y ovejas.

Una vez te hemos hablado de las materias primas de la comida típica de Aguascalientes y de sus peculiares condicionantes históricos, vamos a centrarnos en sus platos típicos, algunos de los cuales te encantarán.

Platos típicos de Aguascalientes

En el estado y principalmente en su capital son tradicionales las cenadurías, que, como su propio nombre indica, sirven distintas clases de antojitos para la cena. A su vez, estos son pequeñas raciones de tacos, enchiladas, flautas, tamales, tostadas o pozole, es decir, preparaciones tradicionales en todo México. Pero más característicos de Aguascalientes son los platos de los que te hablamos a continuación.

Pollo San Marcos

Pollo asado

Un pollo ya cocinado

También llamado pollo de Aguascalientes, es uno de los platos tradicionales del estado. Suele prepararse, como su propio nombre indica, en la Feria de San Marcos, que se considera la más importante de México. Esta celebración se remonta a 1828 y se desarrolla en un recinto de noventa hectáreas.

Entre sus principales atracciones, se hallan el Campeonato Nacional de Charrería y los eventos musicales. Pero su icono es el Jardín de San Marcos, un hermoso paseo con balaustradas donde se celebran muchos actos de la feria.

Pero, volviendo al pollo de Aguascalientes, se prepara salteando la carne y luego añadiéndole una salsa elaborada con frutas. Esta es una maravilla dulce que lleva azúcar, canela, melocotones, peras, tomates y albaricoques. A continuación, se cuece todo junto y el plato ya está listo para saborear.

Chiles rellenos al estilo aguacalestense

Chiles rellenos

Chiles aguacalestenses

El chile es un ingrediente básico en la gastronomía mexicana. Esta especie de pimiento se come a lo largo y ancho del país. Pero Aguascalientes tiene su forma típica de elaborarlo que la diferencia de otras regiones.

Para empezar, se trata de un chile grande que se vacía por dentro y se rellena. Los productos que se usan para ello son la carne molida de vaca y de cerdo, cebolla, biznaga, ajo y guayaba que le aporta un toque dulce. Porque uno de los rasgos característicos del chile aguacalestense es que no pica.

El menudo, otra comida típica de Aguascalientes que debes probar

Plato de menudo

El menudo

Aunque su aspecto puede darte algo de reparo, te aseguramos que el menudo es un plato delicioso que debes probar si visitas Aguascalientes. Viene a ser el equivalente a nuestros callos, pero con distinta preparación.

Efectivamente, lleva partes del estómago de la vaca, pero también huesos, patas, cebolla orégano, ajo, chiles secos y jitomate. Con todo ello, se elabora además una salsa conocida como caldo de panza. Por tanto, no tengas reparos a la hora de saborear esta delicia.

La birria

La birria

La birria, un clásico de la comida típica de Aguascalientes

También este es un plato de carne. Se elabora con la de carnero o cerdo cocinada a la barbacoa. Luego se le añade cilantro, cebolla y chiles. Con estos ingredientes y el propio jugo que desprende la carne se prepara un caldo al que se añade tomate.

Pero lo que más te sorprenderá es su cocción. Se hace en un recipiente metálico que se introduce en un pozo previamente rellenado de brasas de leña. Encima se colocan hojas de maguey y tierra y se deja durante unas cuatro horas. Finalmente, la carne se sirve junto al caldo citado y se acompaña con tortillas de maíz. En definitiva, un plato igualmente delicioso.

El lechón asado

Lechón asado

Carnitas de lechón asado

En realidad, el lechón o cerdo joven es una maravilla gastronómica que se come en todo el mundo. Sin ir más lejos, es famoso este plato en toda Castilla (aquí te dejamos un artículo sobre la ciudad castellana de Toledo). Pero los aguascalestenses tiene su singular forma de tomarlo.

Una vez asada la carne, se desmenuza y se sirve acompañada de guacamole mezclado con el propio jugo de la primera. Hecho esto, lo consumen en plato o dentro de un taco. Como sabrás, este es una tortilla de maíz rellena y envuelta. A modo de curiosidad, asimismo, te diremos que esta última forma de consumirlo es frecuente para terminar las fiestas nocturnas, cuando llega la hora de volver a casa.

Las gorditas rellenas

Gordita rellena

Una gordita rellena

Este plato tiene su origen en la comida callejera, como los burritos o, justamente, los tacos. Sin embargo, se ha convertido en una delicia de la gastronomía de México en general y de Aguascalientes en particular.

También se elabora con pan de maíz en forma de tortilla. Luego se rellena de carne de cerdo, pollo o ternera y curtido. Este último es una ensalada exquisita que se prepara con cebolla, vinagre, col y zanahoria. Finalmente, se añade salsa dulce o picante a gusto del comensal.

Los dulces

Un flan de queso y guayaba

Flan de queso y guayaba

Los dulces tienen mucha importancia en la comida típica de Aguascalientes. Entre ellos, podríamos citarte el bolillo de nata y manteca, el condoche de pasas y coco rallado o la concha, que es una variedad de pan dulce.

Sin embargo, queremos citarte el flan de queso y guayaba por ser realmente delicioso. Sus ingredientes son huevos, leche condensada, caramelo y crema de queso. Pero la aportación original de la zona es la guayaba, una exquisita fruta que se da en abundancia en Aguascalientes.

Bebidas típicas de Aguascalientes

Aguamiel

Un vaso de aguamiel

No podíamos finalizar nuestro recorrido por la comida típica de Aguascalientes sin hablarte de sus bebidas. Entre las que no tienen alcohol, te aconsejamos probar el aguamiel, que se extrae del maguey, otra planta frecuente en la zona. Y también el Dulce Uvate, que se elabora con uva, canela y azúcar.

Por su parte, entre las bebidas alcohólicas tienes el brandy, los licores derivados de extractos frutales y el aguardiente. Pero, sobre todo, es típico el colonche, también llamado nochol.

Se trata de un licor de origen precolombino que se elabora a partir de la fermentación del nopal y otras chumberas. Normalmente, se usa la tuna roja, por lo que la bebida tiene este color. Para hacerlo, se cuece el jugo de estas plantas durante dos o tres horas y luego se deja fermentar varios días. El resultado es un néctar dulce y efervescente que sabe muy bien.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los platos típicos de Aguascalientes, un estado mexicano que tiene una cocina deliciosa y que sintetiza lo autóctono con influencias de otras zonas del país. Sin embargo, podríamos mencionarte otras muchas recetas. Por ejemplo, las pocholas, que se elaboran con carne de pollo molida y amasada como un filete y que se sirven con frijoles y arroz. O también el lomo en salsa de chile morita, que es carne de cerdo acompañada de una salsa de ese tipo de chile y que tiene el honor de ser considerado el plato más picante del estado. En fin, otro plato de la comida típica de Aguascalientes es la carne tatemada, que lleva chiles y mole y que, tras cocinarse a fuego lento, se sirve con arroz, frijoles y, por supuesto, tortillas de maíz. ¿No te parecen unos platos deliciosos?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*