Comida típica de Francia

Imagen| Pixabay

La comida francesa es sinónimo de calidad y refinamiento. Está considerada como una de las gastronomías más importantes del mundo. Los ingredientes principales que emplean en sus platos son la mantequilla, los quesos, las finas hierbas, los tomates, las carnes y las hortalizas en general.

Si te estás preguntando cuál es la comida típica de Francia, a continuación te presentamos algunas de las recetas más icónicas de tierras galas que vuelven locos a foodies de todo el mundo.

Quiche Lorreine

Es el plato estrella de cualquier celebración en Francia pues es muy sencilla de preparar y ya sea fría o caliente está igual de rica. La Quiche Lorreine es una comida típica de Francia, en concreto de Lorena, y se puede preparar con muchos ingredientes aunque la versión clásica de esta tarta salada con masa quebrada lleva bacon ahumado y queso gruyère.

Coq au vin

El coq au vin es, con toda probabilidad, el plato más famoso de la cocina occitana el cual se ha nacionalizado como comida típica de Francia en todo el país aunque con matices. Por ejemplo, en el sur se emplea carne de pato u oca, mientras que en el norte de Occitania pueden utilizarse otras carnes como la de buey.

Para la preparación de la deliciosa salsa es necesario añadir vino tinto, aunque en algunas variantes se emplea vino blanco. Además, para potenciar el sabor conviene agregar alguna hortaliza como la cebolla o el nabo e incluso en algunas zonas se usan las setas.

Ratatouille

Imagen| Pixabay

Uno de los platos más populares de la comida típica de Francia. Esta receta está elaborada con vegetales guisados que se suelen aromatizar con hierbas provenzales y especias. Este guiso originario de la Provenza se asemeja a un pisto manchego, pero se termina horneando. Puede servirse como primer plato o como guarnición de carnes y pescados.

Gracias a la película de Disney la Ratatouille se hizo famosa en el mundo entero. Pasó de ser un plato regional francés a aparecer en cientos de libros de cocina internacional.

Sopa de cebolla

Este es uno de los mejores platos de la cocina francesa pese a que en sus orígenes era un plato común entre las familias humildes. El secreto de esta comida típica de Francia es el juego de sabores entre el dulzor de la cebolla mezclada con un buen caldo casero y el queso gratinado.

Las cebollas se cocinan en mantequilla y aceite lentamente y una vez se sirve en los cuencos, se añade una rebanada de pan con queso y se gratina. ¡Simplemente irresistible!

Escargot

Imagen| Pixabay

Esta comida típica de Francia es una manera de llevar a tu mesa la esencia del país, por eso siempre aparece en los menús de la mayoría de restaurantes franceses. Es una tradición que tiene además propiedades positivas para la salud porque se comprobó que su consumo diario favorece la vida sexual y detiene el envejecimiento de las células de la piel.

Escargot significa caracol en francés y se preparan con perejil, ajo y mantequilla al horno. Sin embargo, se pueden también saltear ligeramente con ajo y cebolla, y mezclarlos dentro de una ensalada.

Bœuf bourguignon

El bœuf bourguignon o buey a la borgoñona es otra comida típica de Francia, originaria de la región de Borgoña. Se trata de un sabroso estofado de buey donde la carne se cocina con vino tinto de Borgoña a fuego lento para ablandarla y a la que se le añade zanahorias, cebollas, ajo y un condimento llamado bouquet garni.

Cuando todos los ingredientes mencionados anteriormente se han cocinado, la salsa se suele espesar un poco con de mantequilla y harina. Gracias a ello se consigue esa consistencia característica.

Baguettes y quesos

Imagen| Pixabay

Una baguette bien horneada es un bocadito de Francia que combinado con un pedacito de queso nos transporta al mismísimo paraíso. En la mesa francesa se pueden encontrar más de 300 tipos de quesos pero éstos son los que no te pueden faltar:

Le Comté, de sabor dulce
Le Camembert, fuerte olor y símbolo de Normandía
Le Reblochon, súper suave y delicioso
Le Roquefort, uno de los quesos azules más populares del mundo
Le Chévre, de leche de cabra perfecto para ensaladas
Le Bleu, otro queso azul
Le Brie, delicioso

Crêpes

Imagen| Pixabay

Uno de los platos de la cocina más internacionales que gusta a niños y mayores. Los crêpes están elaborados con una masa hecha de harina de trigo candeal, a la que se le da forma de disco con diámetro de 16 mm aproximadamente. Aunque normalmente se toman como postre untados con chocolate fondue, nata u otro tipo de salsa dulce, también pueden tomarse con ingredientes salados.

Tarta tatin

Este es uno de los postres más apreciados de Francia. Se caracteriza porque el proceso de elaboración se hace a la inversa, es decir, en la base se ponen las manzanas y después se añade la masa. Al colocarla en el plato para servirse se le da la vuelta. El secreto de esta tarta no sólo está en su preparación sino en que los trozos de manzana se dejan caramelizar en mantequilla y azúcar.

Macarons

Imagen| Pixabay

El postre de moda a nivel internacional. El macaron es un pastelito con forma de galleta redonda, crujiente por fuera y blanda por dentro, elaborado con una pasta de almendras trituradas, azúcar y claras de huevo. Se presentan normalmente pegados de dos en dos mediante una pasta llamada ganache de diferentes sabores: vainilla, café, chocolate, pistachos, avellanas, fresas, limón, canela…

Como curiosidad, aunque se considera que los macarons proceden de Francia hay quien considera que en realidad la receta proviene de Venecia en Italia, durante el Renacimiento y que el nombre deriva de la palabra maccherone que significa pasta fina.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*