¿Qué consecuencias traerá el Brexit en el futuro?

flag

El pasado 23 de junio Gran Bretaña celebró un referendum por el cual se apoyó mayoritariamente la salida del país de la Unión Europea tras casi cuarenta años de adhesión. Pese a que las encuestas apuntaban a una victoria de los partidarios de la permanencia, finalmente no ha sido así. Ello ha traído una serie de consecuencias, como la dimisión del primer ministro británico, David Cameron, o el terremoto que se ha producido en el mundo financiero así como una gran incertidumbre política, económica y financiera para Gran Bretaña.

La salida del Reino Unido de la UE se conoce comúnmente como Brexit, aludiendo a un juego de palabras formado por los términos Britain y Exit. Una vez que se ha producido, ahora debe establecerse un plazo dos años para organizar la salida y fijar el nuevo marco de las relaciones con la Unión Europea, que deberá ser votada por los Estados miembros.

Dado que Inglaterra es uno de los destinos favoritos de los turistas españoles, a continuación analizaremos algunos de los efectos que el Brexit producirá en los viajeros que quieran visitar Gran Bretaña. Londres Tower Bridge

Roaming

Tras el Brexit hablar por teléfono móvil será más caro desde Gran Bretaña. El año pasado Bruselas obligó a los operadores a suprimir las tarifas de roaming en julio de 2017, es decir, el sobrecoste que pagan los clientes cuando éstos usan su móvil para conectarse a Internet o llamar desde el extranjero. La marcha de Reino Unido de la Unión Europea elimina esta obligación salvo que el propio regulador británico OFCOM decida intervenir en las tarifas, las empresas de telefonía tendrán libertad para fijarlas en los precios que crean convenientes.

Según los cálculos realizados por el Ministerio de Economía británico, el Brexit encarecería en 5,16 euros una llamada de diez minutos a Reino Unido en comparación con la realizada a otro país europeo. No obstante, cabe la posibilidad de que la ruptura con la Unión Europea no implicase un incremento de precios, ya que algunas compañías como Vodafone optaron por adelantarse y suprimir el roaming en Europa y EE.UU. como reclamo comercial.

Turismo

El año pasado España recibió más de 15 millones de turistas británicos, lo que supuso el 21% de los ingresos totales recibidos por el turismo aproximadamente. En un principio, el Brexit no alteraría la preferencia de los británicos por España para pasar sus vacaciones pues son muy fieles a las costas de Baleares, Canarias y Andalucía.

Sin embargo, con la depreciación de la libra sus vacaciones en España ya no les saldrán tan rentables, ya que se encarecerán. Esto tendrá consecuencias en la duración de sus estancias y gastarán menos dinero cuando visiten nuestro país. Lo que puede ser muy negativo para la hostelería  española en este sentido.

Palacio de Buckingham

Pasaporte

Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea cambiará su política migratoria y en el futuro probablemente no sea posible viajar únicamente con el documento de identidad (DNI) como al resto de países miembros. En ese caso, será necesario llevar el pasaporte, como cuando se viaja a cualquier otro país fuera de la Unión Europea.

De todos modos, el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene información detallada y actualizada sobre la documentación que se necesita llevar a la hora de viajar a cada país del mundo.

Aeropuerto más colapsado

Hasta ahora las colas en el aeropuerto para entrar a Londres se movían rápido y no había que esperar demasiado, en gran parte, porque los ciudadanos de la Unión Europea podían entrar a través de una fila independiente sin restricciones.

Tras el Brexit la situación probablemente cambiará aunque por el momento desconocemos las condiciones. Lucas Petherbridge, gerente de relaciones públicas de la Association of British Travel Agents (ABTA) se muestra optimista al respecto y cree que Reino Unido aportará más recursos para evitar largas colas y que los tiempos de espera continúen siendo similares. Lo que no cambirán serán los procesos de entrada por tren o barco.

Londres

Estudiantes en Reino Unido

Antes los ciudadanos de la Unión Europea no pagaban las tasas universitarias completas pero con el Brexit, los estudiantes se verán obligados a pagar las tasas de matrícula completas y además no tendrán acceso a los préstamos para sus estudios que hasta ahora sí podían recibir. Las becas Erasmus, de las que disfrutan miles de estudiantes europeos también desaparecerían en Reino Unido. Así, los estudiantes británicos no podrán cursar una de estas becas en otros países europeos y viceversa.

Trabajadores en Gran Bretaña

Reino Unido ha sido uno de los países preferidos por los españoles a la hora de salir en busca de oportunidades laborales. Durante los próximos años, las negociaciones determinarán cómo serán las condiciones de los trabajadores no británicos dentro del país y cómo se resolverá el tema de la libre circulación de personas fruto de su pertenencia a la UE que hasta ahora existía.

Además, los permisos de trabajo y las ayudas de las que disfrutaban allí han sido por su condición de ciudadanos dentro de la Unión y los acuerdos firmados. Con el Brexit, estas facilidades probablemente terminen.


Categorías

General, Viajes

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *