Cómo elegir correctamente el tipo de alojamiento al viajar

Hotel

A veces nos dejamos llevar por las muchas ofertas que hay en vuelos a diferentes lugares y pensamos que el viaje ya está montado, pero en realidad un viaje conlleva muchas más cosas, sobre todo la importancia de elegir correctamente el tipo de alojamiento en el que vamos a estar.

Hoy en día hay muchas más opciones y flexibilidad que hace años, ya que disponemos de los hoteles de siempre, de albergues, hostels, apartamentos e incluso intercambio de casas. Hay muchas fórmulas para elegir la que más nos convenga, pero siempre debemos tener en cuenta algunas cosas, y por eso os damos estos consejos.

Buscar alojamiento

En la actualidad buscar alojamiento es realmente fácil, ya que Internet nos ofrece mil posibilidades con todo tipo de ofertas. Encontraremos interesantes precios en las webs que comparan, aunque siempre es bueno pasarse por la propia web del hotel, apartamento o hostel para ver si hay alguna oferta para los que contraten en la misma web, que es algo muy habitual. La web también nos permite comparar precios, ver fotos realistas de otros usuarios y sobre todo tener las sinceras opiniones de sus visitas para hacernos una idea real de cómo puede ser el alojamiento. En ocasiones parece que ofrecen muchos servicios pero a la llegada el lugar puede no estar a la altura de nuestras expectativas. Esto es algo que podemos ahorrarnos con un poco de investigación online sobre el alojamiento en cuestión.

Alojarse en hoteles

Hotel

Los hoteles son el alojamiento por excelencia y cuentan con muchas ventajas. Suelen tener todo tipo de comodidades y servicios que no hay en otros alojamientos. Desde restaurantes a régimen todo incluido, piscinas, zona de spa, gimnasio y un largo etcétera dependiendo del tipo de hotel. La mejor categoría es la de cinco estrellas, aunque podemos ver hoteles con menos estrellas que tienen estupendas instalaciones. La comodidad de un hotel es su mejor baza, aunque los precios suelen ser más altos, sobre todo si queremos alojarnos en temporada alta. Es también una gran opción para las familias ya que suelen tener menús infantiles o zonas de juegos e incluso miniclubs con animación y actividades para entretenerlos.

Alojarse en hostels

Hostel

Esta es una opción elegida por los más jóvenes debido a que es económica, pero suelen tener pocos servicios. Hay que informarse bien de si estamos escogiendo una habitación con baño privado o compartido, y sobre todo ver los comentarios sobre el hostel, ya que algunos pueden fallar en calidad. Por otro lado, los desayunos suelen ser menos abundantes que en los hoteles por lo que es recomendable acudir a primera hora para poder disfrutar de un desayuno por la mañana.

Alquilar casas al completo

Alquilar casas al completo se suelen hacer en entornos rurales para disfrutar de un fin de semana o de vacaciones en familia o en grupos de amigos. Debemos tener en cuenta que normalmente nos pedirán un depósito por si hay desperfectos. Es mejor asegurarse con el dueño de que no hay daños, para que no nos los hagan pagar a nosotros si no es el caso. Es una excelente opción para tener intimidad, aunque tendremos que ocuparnos de la limpieza casi siempre. En algunas casas por un poco más de precio tienen servicio de limpieza.

Alojarse en camping

Camping

En general no hay que reservar para alojarse en un camping a no ser que vayamos a lugares muy solicitados. Esta opción es de las más económicas pero también tendremos que compartir baños y espacios. Una buena opción son los bungalows para las familias ya que ofrecen las comodidades de un pequeño apartamento. Hay que mirar todas las condiciones, porque en ocasiones cobran aparte el estacionamiento de un coche dentro del recinto. En los campings también hay determinadas reglas por lo que es mejor informarse de todo, sobre todo de las horas en las que no se puede hacer ruido y esa clase de detalles para no llevarse sorpresas.

Alojarse en apartamentos

Tipos de alojamiento

Esta es una opción que cada vez es más popular, sobre todo entre la gente joven. En Airbnb tenemos una página en donde la gente pone en alquiler sus apartamentos, de forma que ofrecen unos estupendos precios. A veces incluso encontramos apartamentos en ubicaciones ideales para ver una ciudad, por lo que es una buena idea pasarse por ahí. Aunque algunas personas pueden llegar a desconfiar, esta página suele ser muy fiable. Tú mandas tu propuesta para alquilar el apartamento y el dueño se pone en contacto contigo para saber algo más de ti y confirmarte o no la reserva dependiendo de lo que esté buscando. Tú también tienes un tiempo para anular la reserva sin coste. En este tipo de apartamentos es bueno preguntar al dueño todo lo que tiene el apartamento, si tiene toallas y sábanas y ese tipo de cosas que pueden ser importantes.


Un comentario

  1.   Alex dijo

    Interessnte..me gustaria que que me lleguen informaciones para la segunda quincena de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *