Cómo funcionan las políticas de cancelación de viajes

En la actualidad muchas personas realizan la contratación de sus vacaciones de manera anticipada teniendo en cuenta factores como el conocimiento previo de las fechas, ofertas y descuentos especiales, etc. De este modo, cuánto antes se preparen y reserven las vacaciones, el precio se rebaja considerablemente.

Sin embargo, reservar las vacaciones con una gran antelación conlleva ciertos riesgos. Puede darse el caso de que problemas personales o de salud nos impidan emprender el viaje en la fecha prevista o que se produzcan condiciones meteorológicas adversas que cancelen nuestro vuelo o que haya inestabilidad política en los lugares de destino. Por eso es importante saber cómo funcionan las políticas de cancelación de viajes.

Cómo cancelar el viaje

Los derechos de los consumidores varían dependiendo de si es el propio viajero el que anula las vacaciones o si es la empresa en la que se ha contratado el viaje la que ha decidido cancelarlo. En cualquier de los dos escenarios se debe notificarlo por escrito y de manera formal.

En caso de haber contratado el viaje por medio de una agencia de viaje y la cancelación se produce por causa de fuerza mayor, como cliente debes saber que tienes derecho a que te faciliten un viaje equivalente de sustitución o el reembolso del importe abonado, además de una indemnización.

Asimismo, al margen de la cancelación del viaje, puede que no se haya llevado a cabo según lo anunciado en la publicidad y las condiciones del contrato o según lo pactado. En estos casos es fundamental guardar toda la documentación, contratos y folletos que informen sobre las condiciones con el fin de poner una reclamación llegado el momento.

Si has sido tú el que ha contratado directamente el viaje debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

Cómo cancelar la reserva del hotel

En la cancelación de nuestra reserva de hotel es importante haberse informado previamente acerca de las especificaciones y las condiciones de cancelación de cada hotel, pues pueden variar tanto a nivel nacional como fuera de nuestras fronteras.

En la cancelación de la reserva de hoteles, hay que tener en cuenta dos factores: el aviso y la fianza. En primer lugar,  en función del tiempo con el que se avise la cancelación el resultado será diferente: hay hoteles en los que se puede cancelar la reserva con 24 horas con sólo una llamada, pero no en todos los casos.

Respecto a la fianza, por lo general, si se avisa la cancelación 15 días antes se devolverá al cliente el importe íntegro junto con la fianza. Después de ese plazo, la cantidad que se devuelve varía en función de los días con los que se avise. El importe íntegro de la primera noche se puede cobrar si el cliente no avisa, no aparece o apenas quedan 24 horas del plazo de entrada en el hotel. Si en ningún momento se avisa de la cancelación, el establecimiento puede cobrarse el importe íntegro de todos los días de hospedaje contratados.

En definitiva, si tienes que hacer la cancelación de una reserva evita esperar hasta el último momento. Cuanto antes mejor.

Cómo cancelar los billetes de avión

Al igual que en el caso anterior, la cancelación de los billetes de avión depende de si la aerolínea es la que cancela el vuelo (en cuyo caso deberá indemnizar a los clientes si la causa no está justificada) o es el cliente.

Si es el cliente el que desea cancelar los billetes de avión, la normativa varía según las compañías aéreas. Normalmente, si apenas quedan 48 horas para la salida del vuelo y el cliente quiere cancelar, tendrá una penalización y no le devolverán el importe íntegro de lo que pagó por los billetes.

Asimismo, puede modificarse la titularidad de los billetes o cambiar la fecha y la hora de los mismos pero también puede sufrir penalizaciones y algunos costes según la compañía aérea con la que viaje. La responsabilidad y las obligaciones de la aerolínea dependen de la tarifa del billete adquirido, por eso lo más recomendable es comprar un billete de avión que tenga flexibilidad para poder hace cambios posteriores aunque el precio sea un poco más alto. Merece la pena.

Las cancelaciones pueden convertirse en un gran fastidio para los viajeros que han tenido que tramitar alguna de ellas. Para evitar situaciones desagradables y estresantes antes de contratar debemos tener claro qué pasaría en el supuesto de que debamos anular el viaje. Comprueba siempre las condiciones que proponen las compañías áreas, los hoteles, las agencias, etc.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*