Cómo moverse por París

Imagen| Pixabay

París cuenta con un extenso patrimonio histórico y cultural repartido de punta a punta de la ciudad, por lo que es necesario tomar el transporte para explorar todos sus sitios de interés. Afortunadamente, la capital francesa puede presumir de tener una red de transporte público bastante efectiva. A continuación te presentamos sus principales medios de transporte.

Metro de París

Al igual que en todas la ciudades con suburbano, el metro es el transporte más rápido para desplazarse por la ciudad. Consta de 16 líneas que funcionan desde las 5 de la mañana hasta la 1 de la madrugada. Las noches de los viernes y los sábados el metro cierra a las 2:00 horas, una hora más tarde.

Desde su inauguración en el año 1900 la red de metro se fue ampliando poco a poco hasta tener 303 estaciones y 219 kilómetros de vías, sólo es superada por Londres y Madrid. Algunas estaciones no están muy bien señalizadas, por lo que conviene prestar mucha atención para no equivocarnos de salida. Por eso resulta imprescindible coger un plano de los transportes de París al llegar al aeropuerto o a la primera estación de metro.

Para moverse por el centro de la ciudad, el Metro se combina perfectamente con el RER. El billete es el mismo y apenas se nota la diferencia. Respecto a los tipos de billetes encontramos: el billete sencillo, los abonos diarios y semanales, el Ticket t+, Paris Visite y Passe Navigo.

Imagen| Pixabay

RER

El significado de RER es Réseau Express Régional. Los trenes RER son trenes regionales que complementan la red de metro cuando circulan por el centro de París y con ellos se puede llegar hasta lugares tan distantes como Versalles, Disneylandia y el aeropuerto Charles de Gaulle.

La red de cercanías de París cuenta con más de 250 estaciones, cinco líneas y casi 600 kilómetros de vías. Las líneas del RER se nombran con letras: A, B, C, D y E siendo las más turísticas las tres primeras. El horario del RER depende de la línea y oscilan entre las 4:56 horas de la mañana y las 00:36 horas de la madrugada.

Los precios de los billetes de los trenes RER dependen de la distancia. Cada zona tiene un billete válido de modo que, por ejemplo, en la zona 1 de París la tarifa del billete de tren es la misma que la del metro pero para ir a Versalles habrá que comprar un billete adecuado. Las máquinas de las estaciones permiten introducir el destino deseado y en función de éste, se marcará un precio u otro.

En función del recorrido, sobre todo si son distancias largas, a veces es más conveniente tomar un tren RER ya que hace menos paradas que el metro y es mucho más rápido. Un trayecto en metro de 30 minutos puede reducirse a 10 minutos en tren.

Imagen| Pixabay

Taxis

París cuenta con más de 20.000 taxis circulando durante todo el día por sus calles. Salvo a ciertas horas de la noche, no suele ser difícil encontrar un taxi libre.

La bajada de bandera tiene un precio de 2,40 euros y se cobra un suplemento de 3 euros por un cuarto pasajero y 1 euro por cada maleta a partir de la segunda. No hay ningún suplemento por salir desde el Aeropuerto Charles de Gaulle, Orly o desde las estaciones de tren.

El precio de los taxis es el mismo tanto si vas a una parada, si los paras por la calle o si los llamas por teléfono. Hay que recordar que el servicio mínimo tiene un precio de 6,20 euros incluyendo todos los suplementos.

Imagen| Pixabay

Bus

Una de las formas más cómodas para desplazarse por París es el bus. Existen más de 60 líneas diurnas y 40 nocturnas. Muchas líneas circulan por el centro, atraviesan los barrios históricos y recorren los muelles del Sena.

Las ventajas del autobús son que es rápido para distancias cortas y durante el trayecto se puede ir contemplando la ciudad, que en definitiva viene a ser otro modo de hacer turismo.  En cuanto a las desventajas, los trayectos largos en hora punta, pueden hacer que lleguemos tarde al destino.

En lo referente al horario, por lo general los buses están en funcionamiento de lunes a sábado de 07:00 horas a 20:30 horas, aunque las principales líneas circulan hasta las 00:30 horas. Los domingos y festivos muchas líneas no están operativas.

En las paradas de autobús está marcado el horario de cada línea, tanto cuándo sale el primer bus y el último así como los días de servicio y su frecuencia. En función del mes, a veces los horarios también pueden variar.

Los autobuses nocturnos que circulan entre las 00:30 y las 07:00 horas tienen una frecuencia de 15 a 30 minutos los días de diario y de 10 a 15 minutos los fines de semana. Se identifican por llevar la letra N antes del número de la línea.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*