Cómo organizar unas vacaciones en familia

Realizar unas vacaciones en familia puede llegar a ser todo un quebradero de cabeza, ya que es difícil contentar a todos y sobre todo coordinar la búsqueda para varias personas. No obstante, os vamos a dar algunos consejos para organizar unas vacaciones en familia y que no suponga algo demasiado complicado.

Las vacaciones en familia son una gran idea, pero a veces cuesta tanto realizar todos los preparativos y planearlo todo que evitamos llevarlas a cabo. No hay que dejar pasar la oportunidad de tener unas estupendas vacaciones con toda la familia.

Una decisión de todos

A la hora de hacer un viaje en familia, debe intentar que la decisión sobre el destino sea algo democrático. Evidentemente, todo dependerá del presupuesto y de los lugares que tengamos disponibles. Lo que se debe hacer es buscar una serie de lugares que puedan ser posibles candidatos y hacer una lista. En una reunión familiar se puede mostrar esa lista de posibles lugares para que todo el mundo vote y llegar así a un consenso sobre cuáles pueden ser los mejores destinos vacacionales para todos. Es algo difícil pero tener en cuenta su opinión puede ahorrarnos algunos disgustos y conflictos a posteriori.

Planifica con tiempo

Aunque las vacaciones vayan a ser dentro de unos meses, lo mejor siempre es planificarlo todo con tiempo. Si lo hacemos a última hora corremos el riesgo de que los precios sean demasiado altos y no podamos asumirlo o suponga demasiado gasto extra. No hay que olvidar que las vacaciones son para toda la familia. Si tenemos un destino en mente, lo mejor es comparar precios antes de comprar nada. Buscar tanto los vuelos como el posible alojamiento y mirar el coste del transporte y de la comida. Ajustarse a un presupuesto puede ser una buena idea para que los gastos no se nos vayan de las manos.

Aprovecha las ofertas

Si a la familia no le importa mucho el destino, siempre es posible aprovechar las ofertas disponibles. En los vuelos de bajo coste puede haber ofertas interesantes en fechas determinadas. Acuérdate de borrar siempre las cookies antes de volver a mirar porque los precios pueden salir más altos en este caso. Coge siempre los billetes todos juntos para que el precio no vaya subiendo. En cuanto al alojamiento, ayúdate de las webs como Booking pero mira siempre en varios sitios para comprobar que es buen precio. Ten en cuenta siempre los comentarios de los usuarios, ya que nos van a dar una idea clara sobre cómo es el lugar.

Tomárselo con calma

Unas vacaciones en familia pueden llegar a ser estresantes. Es por eso que siempre es mejor tomárselo con calma. Los destinos más buscados son los de relax, como los destinos de sol y playa. No obstante, si vamos a viajar a lugares en los que hay monumentos que ver y se debe andar de un lado a otro, lo mejor es espaciar estas visitas para que los niños o los adolescentes no lleguen a cansarse. Hay que mezclar un poco de todo, con lugares que a ellos les puedan parecer interesantes y lugares que nosotros deseemos ver. Cada día no se debe dedicar el tiempo a más de dos o tres cosas.

Viajes en coche

Son muchas las personas que se deciden a hacer un viaje en coche. Esto puede resultar un poco tedioso para los más pequeños. Es por eso que en este tipo de viajes hay que pararse de vez en cuando y realizar una estimación de los kilómetros que haremos a diario sin excederse, para que no resulte desmotivador para todos. Además, es bueno llevar algún entretenimiento o pensar en algunos juegos que puedan amenizar el viaje, de forma que los niños disfruten de todo el trayecto. Son mejores los juegos en los que participa toda la familia que simplemente dejarles un dispositivo para que miren películas. De esta forma la familia disfrutará junta y estará de mejor humor para afrontar las vacaciones juntos.

Equipaje

Hay que organizar el equipaje de toda la familia y esto no es fácil. Es mejor hacer una lista de cosas que hay que llevar por cada miembro de la familia. Una vez se tenga todo lo básico, siempre se puede añadir alguna prenda más. En este caso, también es bueno que los niños den su aprobación sobre la ropa que llevarán durante las vacaciones. En caso de que sean adolescentes podemos dejar que hagan su maleta, supervisando siempre los básicos que deben llevar para no olvidarse nada.

Elegir el alojamiento

En el tipo de alojamiento que elijamos hay que tener en cuenta a los niños. Son muchos los hoteles que ofrecen entretenimiento solo dirigido a adultos, por lo que es una buena idea buscar hoteles en los que tengan servicios para los más pequeños. Desde menús infantiles a clubes para niños en donde tendrán juegos y otros niños con los que divertirse. Hay hoteles con piscinas para niños, con parques infantiles e incluso con el servicio de niñera, algo que puede ser muy interesante si los padres deciden irse un día a disfrutar por su cuenta.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Consejos, General, Viajes

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*