Cómo viajar con mascota, detalles e información

Viajar en coche

Cada vez son más las personas que optan por viajar con mascota a la hora de ir a algún sitio, y por eso hay que saber todos los detalles de esto. Las mascotas no pueden viajar libremente como nosotros, sino que hay normas respecto a eso, y además se nos presenta el problema del alojamiento, ya que no en todos los hoteles los admiten.

Viajar con la mascota es cuestión de planificación, ya que habrá que ver con antelación las normas de los transportes y también los lugares en los que  podemos acceder con ellas. Como pasa con nosotros, deberán tener toda su documentación, en este caso hecha por el veterinario, en regla. Así que tomad nota de todos los pequeños detalles para poder viajar sin problemas con la mascota.

Documentación del perro o gato

Viajar con la mascota

Para que un perro pueda viajar debe estar documentado como las personas. Ahora existen los microchip, con los que la mascota está identificada. Es un chip que se inserta en la piel, y al pasarle el lector aparece un número. El sistema se lleva aparte en cada comunidad, por lo que si se pierde en otro lugar, deberán llamar a la comunidad de origen para localizar a los dueños y sus datos.

Además del microchip, los perros y gatos llevarán sus cartillas al día. Es decir, con todas las vacunas necesarias que hayan llevado hasta el momento. Con esto nos aseguramos que los perros pueden pasar cualquier control sanitario que se haga. Si vamos a cambiar de país, hay que tener en cuenta que en muchos de ellos mantienen al perro en cuarentena, por lo que puede no ser una buena idea llevarlo, a no ser que nos vayamos a vivir fuera. Dentro de la Comunidad Europea solamente debemos llevar estas identificaciones para que todo se encuentre en regla. Y si se trata de un perro PPP debemos llevar la licencia y los datos del seguro.

Normas en los transportes

Perro en el coche

Si vamos en nuestro propio coche también tendremos normas a las que acogernos. Hay que llevar al perro atado con la correa para que no llegue a la parte de adelante. Este puede ir en el asiento de atrás o en el maletero, y lo ideal es que pusiésemos una rejilla o una separación para la mascota, para evitar problemas. Los aspectos prácticos nos dicen que lo mejor es cubrir la zona con un plástico, los cuales ya se venden para llevar a los perros en el coche. Por otro lado, hay que hacer varias paradas para que el perro pueda beber y hacer sus necesidades. Los mismos descansos que necesitamos nosotros.

Perro en avión

Viajar en avión es más complicado, ya que la mascota podrá ir en cabina o en la bodega, previa petición a la oficina de reservas. En la bodega debemos llevar nosotros el recipiente de transporte, aunque en algunas compañías lo tienen ellos. Por otro lado, en la cabina solo pueden viajar los perros de menos de ocho kilos como regla general, con el peso del transportín incluido, del que no podrán salir en todo el viaje. Como decimos, es cosa de cada compañía poner limitaciones, por eso debemos leer sus condiciones antes de sacar los billetes.

Perro en el metro

Si hablamos de transporte público, hay que decir que las normas van cambiando poco a poco. En algunas ciudades ya admiten que los perros puedan viajar en el metro y los autobuses urbanos. En otras es posible llevarlos pero en una bolsa o transportín, y en otras simplemente está prohibido. Dependerá del lugar al que vayamos, por lo que antes podemos buscar información sobre la política de los transportes urbanos para saber cómo movernos por la ciudad con nuestra mascota.

Alojamiento para mascotas

viajar-con-perros-alojamiento

Llegamos al problema del alojamiento para mascotas. Puede que os hayáis fijado en que son muchos los hoteles en los que admiten mascotas, pero lo cierto es que si leemos la letra pequeña nos daremos cuenta de que en muchos de ellos limitan el peso de la mascota, a veces hasta cinco kilos, por lo que la gran mayoría de perros e incluso algunos gatos no entrarían en esos hoteles. Además, hay que fijarse en si pueden estar en la habitación con nosotros o es una zona común en donde los tienen, y si pueden estar en las zonas comunes. Es imprescindible leer toda la letra pequeña para no llevarnos sorpresas al llegar.

En la mayoría de hoteles necesitan que avisemos con antelación de que llevamos mascotas. No obstante, son pocos en los que hay una cultura de alojar animales con comodidades para ellos. En la actualidad hay algunos hoteles que incluso tienen guardería para perros, en donde los cuidan y pueden divertirse con otras mascotas mientras nosotros vemos los alrededores. Esta clase de hoteles son siempre la mejor opción para viajar con las mascotas, pues ofrecen unos servicios estupendos para los perros y gatos, de forma que ellos también se diviertan en vacaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *