Cómo viajar en autocaravana

¿Se te ha ocurrido viajar en autocaravana? ¿Disfrutar el viaje con independencia, detenerte en sitios estupendos, ser una especie de tortuga o caracol de vacaciones con la casa a cuestas? Mucha gente tiene o ha tenido este sueño, así que hoy hablaremos de cómo viajar en autocaravana.

El primer viaje así puede ser un viaje a lo desconocido, así que conviene saber algunas cosas antes de lanzarse a esta fantástica aventura.

Autocaravanas y caravanas

La autocaravana original data de fines del siglo XIX, cuando todavía el transporte era a caballo, pero después, hacia los años ’20 del siglo siguiente empezaron a aparecer autocaravanas con motor. Quienes podían tener estos coches eran personas adineradas pues debían fabricarse a pedido. Fue la empresa estadounidense Campingcar quien para la misma época y usando un coche Ford como base pensó en la primera autocaravana de uso turístico.

Después de la Segunda Guerra Mundial y de la mano del crecimiento del turismo las modernas autocaravanas empezaron a aparecer en las carreteras del mundo. Cualquiera de nosotros seguro tiene presente la Kombi de Volkswagen, peor lo cierto es que también otras marcas se lanzaron a esta aventura de combinar coche y casa en el mismo vehículo.

Como viajar en autocaravana

Hoy en día que seguimos padeciendo el Covid-19 viajar en autocaravana ha ganado seguidores. ¿Por que? Pues es lo mejor cuando se trata de mantener distancia social y manejarse con nuestras propias cosas sin compartir casi nada.

Viajar en autocaravana es una verdadera aventura y una manera genial de conocer nuestro país o países vecinos. Nos reconectamos con la naturaleza, descubrimos sitios hermosos o raros que de otra manera jamás conoceríamos, nos alejamos de los recorridos más turísticos, hacemos más lo que nos entra en ganas. Y si viajamos con niños o animales, pues mucho mejor que andar discutiendo con hoteles o albergues.

Hay una serie de cuestiones que conviene plantearse antes de hacer un viaje así. En primer lugar, ¿qué tipo de caravana debo alquilar o comprar? En buena parte depende del presupuesto que tengas y del tamaño de la caravana en la que estés pensando. Hay caravanas pequeñas que no pesan más de 750 kilos y que con el coche o la camioneta llegan a los 3.500 kilos. También hay caravanas de mayor peso y el peso es algo que debes tener en cuenta porque depende de tu licencia o registro de conducir, qué autoriza  éste.

Si la idea es tener una caravana, engancharla a tu coche y salir cuándo y a dónde quieras, entonces la mejor opción es una caravana turística y no una estática. La estática es conveniente si vas al mismo lugar todos los años ya que no puede ser acarreada por tu coche. A la hora de comprar, ¿conviene una usada o una nueva? Vaya pregunta…

En general, los primerizos en esto de viajes en autocaravana optan por una usada como primera compra. Son más baratas y enseñan cómo es la cosa sin desembolsar mucho dinero. Y además, con niños o animales si la caravana es usada no tendrás tanto estrés de que rompan o arruinen algo que esta super nuevo. Eso sí, conviene chequear algunas cuestiones: ojo con la humedad, las caravanas no se usan todo el año así que pueden llegar a acumular humedad así que observa con atención los bordes de puertas, ventanas y techos.

Tampoco está mal comprobar si hay roturas en cerraduras y comprobar también que no sea robada. Nunca se sabe, más si la compras de segunda mano a un vendedor particular. Otra cosa a tener en cuenta es conseguir, si es posible, la historia de services técnicos del vehículo: frenos, motor, cuestiones eléctricas y demás.

Finalmente, ¿qué cosas básicas debe tener mi primera autocaravana? Ducha, baño, hornillas, pileta de cocina, superficies para cocinar, refrigerador, horno microondas, lugares de almacenamientos y entre dos y seis camas cuchetas. Esta información vale tanto para la caravana que engancho al coche como la autocaravana.

Consejos para viajar en autocaravana

Lo primero que debes considerar es que no es lo mismo conducir un coche que conducir un coche que arrastra una caravana o conducir la autocaravana. Hay otra estabilidad, otra distancia de frenado, el vehículo es más largo, más alto y más pesado. También se ve más afectado por el viento cruzado y eso lo hace mas inestable en superficies poco regulares. También se consume más combustible, así que conviene regular la velocidad. ¿Es mucha información nueva? Entonces siempre se puede tomar un curso.

Un consejo que dan muchos es que el primer viaje sea con una autocaravana/caravana alquilada y después sí, si la experiencia fue fantástica y conociendo de primera mano como es la cosa, salir a comprar la propia. La inversión es importante, no solo en el vehículo mismo sino en su equipamiento: sillas de campamento, utensilios de cocina, baterías, linternas, camas y hasta impuestos.

¿Te confunden los términos de motorhome y caravana? Son diferentes. La caravana es generalmente un vehículo sin propulsión propia que se engancha al coche, mientras un motorhome es el camión devenido en casa rodante. Para un primer viaje así, todos recomiendan la primera opción: convertirse en un caracol de las carreteras.

El tamaño de la autocaravana/caravana depende del tamaño de la familia que viaja. No es lo mismo si eres soltero o con pareja que si viajas con la familia y las mascotas a cuestas. Hay caravanas super chic y otras muy sencillas. También es buena idea apuntarse a un club de autocaravanas para recibir consejos y guías sobre absolutamente todo lo que tiene que ver con este mundo. Y esta información es muy valiosa pues no se trata solo de guardar comida y cargar combustible nada más.

A la hora de viajar en autocaravana hay cuestiones a considerar como dónde almacenar el agua potable, donde descargar el agua usada, cómo transportar gas, el kit de primeros auxilios, químicos para el baño, adaptadores de enchufes, rueda de auxilio, mesas y sillas, herramientas tanto para la casa como para el coche, calentador eléctrico, TV, cubiertos y platos, accesorios para la parrilla, zapatos para andar dentro de la caravana y no ensuciar, guantes y mucho, mucho más…

Con todo eso listo se sale a la aventura. Y una vez allí hay que saber que no se puede uno estacionar en cualquier sitio. Hay campamentos para caravanas con facilidades que nos resultarán super prácticas. Entonces, conviene investigar un poco al respecto para tener todo planificado. Soñar, planificar y disfrutar, de eso se trata. ¡Mucha suerte!

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*