Cómo visitar el Parc Güell

El legado modernista de Antonio Gaudí en Barcelona es simplemente fascinante: la Casa Batlló, la Sagrada Familia, la Casa Milà…Sin embargo el célebre arquitecto catalán no sólo diseñó edificios sino que también dio rienda suelta a su creatividad en los jardines.

Fruto de su imaginación surgió el Parque Güell, un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 y con una extensión de más de 17 hectáreas repleto de mosaicos, formas onduladas y geométricas e inspirado en la naturaleza.

Este parque es tan popular que probablemente desees visitarlo durante un viaje a Bercelona. ¡Y deberías! ya que es uno de los lugares emblemáticos de la Ciudad Condal y del que todo el mundo tiene una fotografía.

El parque debe su nombre a Eusebi Güell, un acaudalado empresario apasionado por el talento de Gaudí que ejerció como su principal mecenas. Aunque la idea principal para el Parque Güell era la construcción de un conjunto residencial de lujo, con el paso del tiempo se desechó esta idea y en su lugar se construyó el parque del que todos hemos oído hablar. Un lugar mágico y único que siempre sorprende a sus visitantes.

El Parque Güell fue abierto al público en los años 20 del pasado siglo y desde entonces se ha convertido en uno de los principales sitios de interés turístico de la Barcelona. 

Parque Güell en Barcelona

Escaleras del Parque Güell en Barcelona

¿Cómo es el Parque Güell?

Con una extensión de más de 17 hectáreas, el Parque Güell está cubierto por formas onduladas, columnas con aspecto de árboles, figuras de animales y formas geométricas. También podemos encontrar en su interior elementos simbólicos religiosos que le confieren un significado aún más especial.

Gaudí quiso aprovechar el desnivel de la montaña del reciento para crear un camino de elevación espiritual que culminase con la visita a la capilla que planeaba construir en la cima. Finalmente esta idea no se llevó a cabo y se sustituyó por el Monumento al Calvario, desde el que se tienen las mejores vistas de Barcelona. ¡Es impresionante!

Imagen| Wikipedia

¿Qué podemos visitar en el Parque Güell?

Justo a la entrada principal se ubican dos casitas que parecen de cuento. La Casa del Guarda acoge exposiciones audiovisuales sobre el pasado del parque mientras que la otra casa funciona como tienda. Otro de los sitios más interesantes para conocer es la Casa Museo Gaudí del interior del parque, donde vivió el artista entre 1906 y 1925.

El epicentro del Parque Güell es una gran plaza en la que se encuentra un gran banco e 110 metros de largo con apariencia de reptil recubierto por mosaicos. La mayor parte de las superficies están decoradas con mosaicos realizados con trocitos de cerámica de colores lo que resulta particularmente llamativo y singular.

Precio entradas al Parque Güell

Como curiosidad, desde el año 2013 todos los visitantes deben pagar una entrada para acceder a los monumentos del parque Güell. La entrada a la zona monumental del Parque Güell es de pago y en taquilla se pueden formar grandes colas pues entran 400 personas cada 30 minutos, por lo que es una buena idea comprar las entradas por Internet para evitar las colas y porque se puede obtener un pequeño descuento.

  • Visita guiada por el Parque Güell: 24 €
  • Adultos: 8,50€
  • Niños entre 7 y 12 años y jubilados: 6€
  • Menores de 6 años entrada gratuita.

Visita guiada por el Parque Güell

El Park Güell le ofrece un servicio de visitas guiadas en diferentes idiomas para que conozca de primera mano la historia y la simbología de una de las obras más populares de Antonio Gaudí.

Acompañado por un guía, la visita guiada permitirá a los visitantes adentrarse en la Barcelona de finales del siglo XIX para conocer los secretos del parque y su armonía con la naturaleza. Durante la visita, se realiza un recorrido de alrededor de una hora por los puntos de interés más emblemáticos del Parque Güell. Existen dos tipos de visitas guiadas: visita guiada general y visita guiada privada.

Con siete millones de visitantes al año, Barcelona sigue instalada en lo más alto de las ciudades con mayor tirón turístico del mundo gracias a sus múltiples encantos. Uno de los más valorados por los turistas es el modernismo, un estilo arquitectónico y decorativo que en la capital catalana lleva el sello inconfundible de Antoni Gaudí.

Cada año millones de turistas acuden a Barcelona con el fin de conocer en profundidad la obra de este genio que supo plasmar su arte en multitud de edificios y espacios de la ciudad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?