Visita el complejo dunar de Corrubedo en Galicia

Galicia es una comunidad que destaca por muchas cosas, desde su estupenda  gastronomía a los preciosos paisajes naturales que la conforman. En ella hay varios parques naturales que pueden ser una gran lista de sitios por visitar. Hay varios parques naturales protegidos en Galicia que no hay que dejar de ver y disfrutar, como el complejo dunar de Corrubedo en Ribeira.

Al visitar estos parques naturales, también debemos tener en cuenta que cuentan con zonas protegidas y que hay que cumplir con las normas del lugar. Son zonas especialmente protegidas cuyo entorno natural no debe ser dañado para que siga siendo un espacio que poder disfrutar por todos.

Complejo Dunar de Corrubedo

Este es un complejo natural de increíble belleza, que nunca deja indiferente a nadie. En estos parques naturales tenemos que tener en cuenta que normalmente hay que andar bastante, por lo que hay que ir con calzado cómodo y ropa para protegerse del sol en caso de ser verano. En este complejo la estrella es la gran duna de arena, que hace años se podía subir a pie para disfrutar plenamente de ella. Para protegerla prohibieron subir por ella y atravesarla, por lo que lo que se puede hacer es ir por un camino de madera caminando hasta cerca de la base, en donde es posible tomar fotos y conocer un poco más de la duna y su entorno. Para llegar a la zona de playa debemos utilizar otras rutas.

En este complejo hay varias visitas autoguiadas que se pueden seguir y todo comienza en el Centro de Recepción de Visitantes. No obstante, el lugar es muy amplio, y se puede llegar en coche a determinados lugares. Hay que tener cuidado y poner el GPS para llegar al aparcamiento para ver las dunas, ya que se encuentra en un pequeño camino. Una vez en el aparcamiento se puede seguir el camino hacia las dunas o bien coger otra ruta por un paraje natural, que lleva al entorno de las lagunas. Este camino hacia las lagunas es largo, más de un kilómetro, por lo que es mejor no hacerlo en las horas centrales del día, porque tampoco hay lugar en donde cobijarse del sol. La llegada a las lagunas sin duda vale la pena, ya que llegamos a un bello paisaje en donde la laguna salobre conecta con el mar, al fondo, y parte la larga playa en dos cuando sube la marea. Esto debemos tenerlo en cuenta si vamos al otro lado, ya que las subidas en ocasiones son rápidas y podemos quedarnos aislados al otro lado.

En este complejo natural hay ecosistemas protegidos, ya que se crean unas marismas con condiciones especiales. Hay aves protegidas y flora específica de esta zona del litoral. Además de un lugar natural que se puede visitar todo el año, esta zona es visitada en verano para disfrutar de la zona de playa. Un arenal de grandes dimensiones y no muy concurrido que además es perfecto para hacer actividades como el surf. Se puede llegar a el desde varias zonas, por pasarelas de madera, y hay zonas en donde hacer nudismo. Se puede ir a la popular playa de O Vilar, que también cuenta con un amplio aparcamiento y algunos servicios, como el de socorristas.

Lugares cercanos al complejo dunar

Cerca de este estupendo complejo lunar encontraremos otras zonas naturales que hay que visitar. Subiendo hacia la zona de Noia y Porto do Son encontraremos un lugar que recibe también muchísimas visitas durante todo el año, y que se encuentra a pocos kilómetros de las dunas. Hablamos del Castro De Baroña, un asentamiento de la Edad del Hierro. Es el castro mejor conservado de Galicia y además se encuentra en un lugar muy bello por lo que son dos motivos importantes para visitarlo. Debemos dejar el coche en el aparcamiento y bajar por la senda que está señalizada y lleva a los castros, que se hallan en una zona rocosa junto a la playa y frente al mar. Se trata de un asentamiento en el que se pueden ver todavía las formas de los castros, sus antiguas viviendas en forma circular. Además de pasear por los castros y conocer un poco de este lugar, podremos ver los increíbles paisajes marinos desde esta zona alta y rocosa e imaginarnos lo que estos habitantes veían hace cientos de años. La playa cercana también es un lugar que se llena en verano, para disfrutar de las frescas aguas gallegas.

En Ribeira también podemos encontrar el famoso Dolmen de Axeitos, un monumento funerario que data de los años 3.600 o 4.000 antes de Cristo. Sin duda es uno de los monumentos megalíticos más importantes de toda Galicia, como el Dolmen de Dombate en Cabana de Bergantiños. Se encuentra en medio de un bello bosque de robles, y se pueden ver incluso dos pequeñas rocas que formaban parte del camino delimitado para el acceso al dolmen. Está ubicado en la parroquia de Oleiros en Ribeira,

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, General

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*