Consejos para combatir el mal de altura

El temido mal de altura o soroche es el nombre dado a las reacciones fisiológicas del cuerpo humano como consecuencia de la exposición a la baja presión de oxígeno que existe a gran altitud. Si bien en algunas personas el mal de altura no llega a manifestarse, quienes estén acostumbrados al llano empezarán a sufrirlo al alcanzar los 2500 de altura sobre el nivel del mar.

A medida que ascendemos, se produce una disminución progresiva de la presión atmosférica y también de la presión parcial de oxígeno en el aire que inspiramos. Su brusca disminución produce importantes alteraciones en el organismo que se pueden manifestar de formas muy diferentes.

Si tienes previsto viajar próximamente a países como Perú, Argentina o Bolivia no puedes perderte el siguiente post ya que hablaremos de cómo identificar y combatir el mal de altura.

Síntomas del mal de altura

Los síntomas suelen aparecer tras pasar varias horas en el lugar y suelen empeorar durante la noche.

Intenso dolor de cabeza
Fatiga o agotamiento físico
Trastorno del sueño
Náusea y vómitos
Trastornos digestivos
Agitación
Falta de apetito
Agotamiento físico
Disnea súbita nocturna, es decir, despertar de forma brusca con sensación de ahogo
Insomnio de altura, sobre todo si es provocado por pausas periódicas de la respiración, debe tratarse con acetazolamida, pero nunca con sedantes como los que se usan para dormir, ya que pueden empeorar aún más la respiración.

Si los síntomas son más graves o empeoran, debe iniciarse inmediatamente el descenso del afectado a la menor altura posible y siempre acompañado. A veces, un descenso de 400 metros suele ser suficiente para notar una mejoría.

¿Quién debe tener cuidado a grandes alturas?

Las personas con enfermedades cardiacas/pulmonares tratadas con éxito.
Mujeres embarazadas
Niños
Personas con presión sanguínea elevada
Personas con tendencia a la apnea durante el sueño.
Personas que han tenido HAPE o HACE con anterioridad.

¿Quién no se debe exponer nunca a gran altura?

Las personas con enfermedades cardiacas/pulmonares crónicas
Las personas con anemia
Las personas con trastornos de coagulación sanguínea sin tratamiento y con un historial de trombosis.
Las personas que han tenido HAPE o HACE con anterioridad.

Consejos para combatir el mal de altura

El mal de altura se produce al ascender rápidamente de una altura determinada a otra mayor y permanecer en ella sin una aclimatación previa. La primera recomendación es tomarse las cosas con calma las primeras horas, no agitarse ni realizar esfuerzos físicos y descansar lo máximo posible. Además, el día anterior a la llegada al destino se recomienda dormir bien, comer ligero y evitar las bebidas alcohólicas.

Hay personas que pueden perder el apetito a causa del mal de altura pero se recomienda tomar una dieta hiperglucídica, rica en azúcares y féculas sobre todo. La gastronomía peruana es una de las más afamadas del mundo gracias a sus excelentes materias primas y a sus deliciosos sabores por lo que el mal de altura es una buena excusa para comer bien rico.

También es importante abrigarse bien para evitar quedarse frío y mantenerse muy hidratado bebiendo al menos 3 ó 4 litros de agua diarios.

Productos contra el mal de altura

El mal de altura se puede evitar hasta cierto punto. La mayoría de los hoteles en sitios de gran altitud suelen ofrecer a los viajeros el mate o té de coca como el primer remedio para comenzar la aclimatación. Consiste en una infusión elaborada con hojas de coca que ayuda a paliar los síntomas del sorocho y, además, favorece la digestión.

Los hoteles también cuentan con tubos de oxígeno para atender a los clientes que lo necesiten. Además, muchas de las excursiones llevan tubos para atender a aquellos que, en mitad de alguna travesía, comiencen a sentir los síntomas y no puedan seguir. Otra opción es que cada uno lleve su pequeño tubo de oxígeno que puede comprar en las tiendas.

Otro remedio es masticar las hojas de coca directamente y tragar su jugo. El método es sencillo pero quienes no están acostumbrados a su sabor amargo no lo encontrarán del todo agradable. No obstante, también existen caramelos de coca o bombones de chocolate y coca para los que desean saborear algo más dulce. A raíz de su popularidad se han comercializado muchísimos productos derivados de la hoja de coca y se pueden encontrar en multitud de tiendas de souvenirs.

La ciencia también ofrece remedios contra el mal de altura. Existen unas píldoras que deben consumirse antes de llegar al destino a gran altitud y luego cada ocho horas. Éstas ayudan a mejorar la irrigación sanguínea en el cerebro y a aumentar la capacidad respiratoria por lo que contribuyen a que los síntomas del mal de altura desaparezcan y se disfrutar del viaje sin problemas.

Estas pastillas se venden sin necesidad de prescripción médica y se venden en cajas o fraccionadas. Así, al llegar al destino a gran altitud, sólo basta con pedir las píldoras para combatir el sorocho.

Por último, recordar que quienes viven en sitios de gran altitud suelen repetir a los viajeros una regla que, de ser respetada, ayudará a soportar el mal de montaña: “beber antes de tener sed, comer antes de tener hambre, abrigarse antes de tener frío y descansar antes del agotamiento”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*