Consejos para prepararse para hacer el Camino de Santiago

Camino de Santiago

Cada vez son más las personas que realizan el Camino de Santiago por alguna de sus rutas. Se trata de una experiencia única, que se puede llevar a cabo por muchos motivos, pero que al final resulta en casi todos los casos satisfactoria. Es por eso que hoy vamos a daros unas cuantas ideas para prepararse para hacer el Camino de Santiago.

Hay muchas cosas que preparar para realizar el Camino de Santiago. Es un viaje largo, sobre todo si escogemos la ruta del Camino Francés, que lleva por lo menos un mes, aunque para los principiantes se recomiendan las más pequeñas. Sea como sea, atento a estos consejos para hacer el Camino de Santiago.

Elige la ruta del Camino de Santiago

Camino de Santiago

Hay varias rutas para llegar a Santiago de Compostela, aunque algunas son más populares que otras. Sin duda elegir la ruta puede llevarte por lugares diferentes y la planificación también ha de ser distinta, ya que hay caminos más cortos que otros. El más largo es el francés, que consta de unas 32 etapas, aunque cada persona lo lleva de diferente  manera. Un mes es lo mínimo para hacerlo. Hay otras que son mejores para los que comienzan, como el Camino Portugués, que viene del país luso y por el sur de Galicia. El Camino Primitivo es el primero que se hizo y el Camino Inglés viene de la zona de la Coruña. Otra parte del camino que se suele hacer es el de Santiago a Finisterre y Muxía, como un fin del camino.

Entrena con y sin mochila

Realizar todas las etapas no es para cualquiera, ya que requiere andar unos 25 kilómetros al día. Es por eso que se recomienda entrenar un poco antes de hacerlo. Ir a andar, realizar ejercicios de fuerza para que la espalda y las piernas se encuentren en forma y sobre todo practicar con la mochila a cuestas. No es lo mismo pasear por llano y sin carga que hacerlo con una mochila cargada durante kilómetros.

Equipamiento adecuado

Camino de Santiago

Cada vez hay un equipamiento más profesional para hacer este tipo de retos, lo cual nos ayudará mucho a la hora de sentirnos cómodos en el camino. El calzado va a ser una de las cosas más importantes, y debemos elegir un calzado cómodo de trekking, que se ajuste bien al tobillo y de la talla adecuada. Hay que entrenar con ellos para amoldarlos antes. Los calcetines y la ropa cómoda también están en la lista, una mochila con capacidad, así como un pequeño botiquín en el que llevemos apósitos para ampollas y material para desinfectar para posibles heridas. El protector solar, un gorro, ropa reflectante y un chubasquero para la lluvia son otras de las cosas que no debemos olvidarnos. Es bueno hacer una lista previa para saber si llevamos todo lo necesario.

Planifícate por etapas

Cada ruta cuenta con sus etapas, que ya están bastante divididas para que nos hagamos una idea sencilla de cómo planificarnos. Cada día una etapa, intentando hacer las rutas en las horas iniciales del día en caso de que sea verano, para poder descansar por la tarde y en las horas de calor. Planifica cada etapa por día y así sabrás lo que te llevará, aunque piensa que debes ser flexible, no se trata de un trabajo, sino de algo que hay que disfrutar.

Busca información previa

Camino de Santiago

En la web cuentas con mucha información acerca de cada albergue, de las etapas y los problemas que puedas encontrarte. Es mejor informarse previamente de lo que hay que llevarse sorpresas desagradables. Las opiniones de otros peregrinos sobre las etapas pueden ser de gran ayuda.

Elige bien la época

El equipamiento que lleves puede depender mucho de cuando hagas el camino. No es recomendable hacerlo en pleno verano, no solo por el calor que te puedas encontrar, sino también por la gran cantidad de gente que elige estos meses, por lo que será más difícil encontrar alojamiento y sentirse a gusto haciendo el camino. Si por el contrario lo que deseas es conocer grupos de gente, esta será la mejor estación. En invierno es mejor evitarlo, ya que las bajas temperaturas y los días de lluvia harán menos agradable la experiencia.

¿Solo o en compañía?

Esta es otra pregunta que podemos hacernos. Sin duda son muchos los que elegirán la compañía, por gusto y por seguridad. Sin embargo, también se puede hacer solo, ya que lo más probable es que encontremos compañeros de camino en nuestro viaje.

Ante todo, disfruta

Realizar el camino es una experiencia que requiere esfuerzo, pero que también tiene sus recompensas. Se trata de disfrutar cada etapa, de encontrar rincones interesantes en lugares que de otro modo nunca visitaríamos, de conocer gentes y ver el mundo de otro modo. En este caso, como en muchos otros, no se trata de llegar, sino de disfrutar cada paso del camino.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *