Consejos para viajar con tu perro por el mundo

Viaje con el perro

Somos muchos los que tenemos mascota y la cuidamos como a alguien más de la familia, así que es normal que queramos llevarnos a nuestro perro por el mundo a la hora de viajar. En nuestras vacaciones vamos a disfrutar de un acompañamiento ideal si llevamos a nuestra mascota, pero con este nuevo pasajero también tendremos que cambiar un poco los planes.

Viajar con un perro puede tener sus ventajas pero también sus desventajas, así que te vamos a dar unos cuantos consejos para viajar con el perro por el mundo. Sin duda pueden ser unas vacaciones diferentes y nuestra mascota lo disfrutará tanto como nosotros.

Ventajas de viajar con el perro

Viajar con tu perro

Viajar con el perro es como viajar con nuestro mejor amigo, así que la compañía siempre estará asegurada. Podemos disfrutar mucho más de los paseos con ellos y no tendremos que separarnos ni tener que buscarles un alojamiento o un amigo con quien dejarlo mientras nos vamos de viaje. Con lo que ahorremos en una residencia canina, ya podemos pagar los gastos que conlleva llevarse al perro, que en realidad no suelen ser muchos. Esta es otra ventaja, y es que suele ser un acompañante low cost. Viajar con perro nos permite además irnos de viaje con toda seguridad y sintiéndonos acompañados sin tener que esperar a coincidir con otras personas.

Desventajas de viajar con el perro

A la hora de viajar con el perro siempre tendremos que planificarnos mucho mejor. El alojamiento debe estar mirado previamente, porque necesitamos uno en el que admitan mascotas. Y también es un problema en la gran mayoría de las ciudades moverse en transporte público, ya que no suelen permitir a los animales, a no ser que vayan en su transportín. Por eso hay que buscar alternativas como taxis en los que admitan a nuestra mascota. Esto siempre nos saldrá caro. También es verdad que con el perro habrá muchos lugares en los que no podremos entrar, desde museos a tiendas o playas. Todo esto debemos llevarlo mirado con antelación para no llevarnos sorpresas a la llegada y perdernos cosas interesantes.

Encontrar alojamiento con el perro

Viajar con el perro

Una de las mayores dudas de todas es la que surge a la hora de encontrar alojamiento con el perro. En muchos hoteles ponen que admiten mascotas, y que hay que avistar previamente. No obstante, estas mascotas suelen tener limitaciones. En muchos casos no admiten perros sobre un peso y tamaño determinado, por lo que muchas razas y perros se quedan fuera. Si nuestro perro es grande, la cosa se complica bastante, ya que en pocos hoteles admiten perros de razas grandes. Sin embargo hay cada vez más alternativas, ya que existen los hoteles pet friendly en los que todo tipo de perros son bienvenidos y que cuentan con espacios exclusivos para ellos y cuidadores.

Cuidar la salud del perro en el viaje

Así como llevamos un botiquín para nosotros, es importante cuidar también la salud del perro durante el viaje. Debemos llevar siempre agua encima para que no se deshidrate, y no exponerlo en las horas de más calor. En un botiquín podemos llevar medicamentos para que no se marre en el coche, y para que se mantenga más tranquilo durante un viaje en avión. Además, su dieta debe ser la misma para evitar problemas estomacales durante el viaje. También es bueno tener un pequeño botiquín para hacer unos primeros auxilios en caso de que se corten o se hagan daño en las almohadillas, y por supuesto llevar su medicación si la tienen.

Viajar en coche con el perro

Si vamos a viajar en coche con el perro tendremos mucha más libertad a la hora de movernos, por lo que suele ser una gran alternativa. Sin embargo, no llegaremos a destinos tan lejanos como con el avión. Es una idea genial ir en coche porque no tendremos el problema del transporte al llegar a destino y podremos ir con el perro a cualquier sitio. Cuando viajamos en coche debemos tener en cuenta determinadas cosas. Que por ley el perro debe ir atado en la parte de atrás para no molestar al conductor, de lo contrario podemos ser sancionados. Además, debemos parar cada cierto tiempo para que el perro se hidrate y ande un poco, algo que también es beneficioso para nosotros.

Viajar en avión con el perro

Viajar con tu perro

A la hora de viajar en avión siempre debemos mirar con anterioridad la normativa sobre mascotas de la compañía aérea en cuestión. En muchas de ellas dejan llevar al perro en cabina, si tiene hasta cierto peso y va en un transporte adecuado. Para los perros más grandes la regla suele ser que viajen en la bodega también en un transportín que sea adecuado a su peso y tamaño, para que vayan cómodos. En general, esta opción solo se usa si nos vamos de viaje durante un tiempo largo a otro país, porque viajar en avión con perros grandes suele ser complicado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *