Consejos prácticos para viajar a Roma

Fontana di Trevi

La ciudad de Roma es un destino que atrae a miles de turistas cada año, y no es para menos, ya que en esta ciudad hay muchísima historia contenida. Si la ciudad de Roma es una de las  que tienes pendientes, es bueno que leas estos sencillos consejos prácticos para viajar a Roma que pueden ayudarte un poco a aprovechar mucho mejor esta experiencia.

Para todos aquellos que desean disfrutar de la ciudad de Roma de la mejor forma, es mejor llevar unas cuantas cosas claras para que el viaje sea perfecto. Roma es una ciudad que también tiene sus costumbres y sus detalles y por eso siempre es mejor conocer aquello que nos vamos a encontrar de antemano.

Planifica el viaje con antelación

Roma

Como cualquier otro viaje, debemos planificar las cosas con antelación para no perder el tiempo buscando información sobre horarios, visitas y zonas de la ciudad. Lo ideal es llevar un itinerario más o menos fijo para saber lo que vamos a ver cada día y así abarcar todo lo que deseamos disfrutar en la ciudad. En el caso de Roma, es evidente que en nuestra lista estarán algunos de los monumentos más importantes, como el Coliseo, pero también podemos disfrutar de los increíbles Museos Vaticanos, que nos llevarán un tiempo, y de lugares tan emblemáticos como la Plaza de España.  Una buena idea es la de hacer una lista de visitas imprescindibles que deseamos hacer y otra con las cosas más secundarias, que veremos si nos llega el tiempo.

Ve andando, callejea

En Roma podemos encontrar cosas interesantes en cada rincón. Lo ideal es pasar más de cinco días en ella para poder ver lugares que no son tan turísticos, iglesias, calles y zonas apartadas de lo más comercial. Así descubriremos la auténtica Roma, que guarda grandes tesoros debido a su gran historia. Aunque podemos vernos tentados de ir de un lado a otro con el transporte público, en estas ciudades antiguas vale la pena perderse por sus calles y disfrutar de lugares históricos que llevan siglos viendo a la gente pasar.

Come en pequeños puestos

Calles de roma

Para aprovechar mejor el día podemos comer en puestos o en pequeños locales en donde sirven la pizza al corte, allí pizza al taglio. Así podremos disfrutar de uno de los manjares italianos por excelencia y seguir viendo muchas mas cosas en la ciudad. Comer en sus plazas viendo pasar a la gente también es otra interesante experiencia. Por la noche, cuando cierren museos y monumentos, podremos tomarnos más tiempo para disfrutar de una cena en algún restaurante típico.

Cuidado con los horarios

Los horarios de Roma son algo diferentes de los españoles. Todo se hace más temprano, por lo que aun estando de vacaciones nos será inevitable tener que madrugar. Los monumentos más visitados abren sobre las 8:30 y cierran temprano en invierno, sobre las 17.00 y a las 19.00 en verano, más o menos. Es por eso que es mejor aprovechar la mañana y el principio de la tarde para ver cosas y dejar los paseos para después. Las iglesias romanas cierran al mediodía, de las 12.00 hasta las 15.00 aproximadamente. Los museos suelen estar abiertos hasta las 20.00 de la tarde.

Domingos y lunes

Los domingos hay que evitar hacer visitas en las iglesias y edificios religiosos, ya que tienen cultos que no se pueden interrumpir para el turista. Es mejor visitar las iglesias entre semana. Por otro lado, el lunes es el día de cierre de museos, por lo que estas visitas debemos planearlas para otro día.

Un poco de historia de antemano

Roma

Aunque todos conocemos un poco de la historia de Roma, es mejor llevar guías o libros para ir conociendo un poco de la historia de cada rincón. Esto es fundamental en cualquier visita, para disfrutar mucho más de los monumentos, si entendemos la función que tenían y lo que pasó en ellos.

Vestimenta en lugares sagrados

Debemos tener en cuenta que hay lugares sagrados como las iglesias en los que en muchas ocasiones no dejan pasar con los hombros descubiertos, con pantalones cortos o faldas por encima de las rodillas. Si vamos a visitar determinados espacios, es mejor informarse antes o simplemente llevar una vestimenta ligera y discreta para la ocasión.

Cuidado con los robos

Esto pasa en cualquier lugar turístico repleto de gente. En los lugares de aglomeraciones es especialmente frecuente que se lleven a cabo robos. Hay que tener siempre a mano el bolso y no poner la mochila en la espalda, siempre mejor hacia delante para evitar que la abran.

Tómatelo con calma

Roma está repleta de historia y de monumentos, por lo que es mejor tomárselo con calma. Puede que no logremos ver todo lo que queremos en un solo viaje, pero se dice que la gente siempre vuelve a Roma, así que podemos dejarlo como algo pendiente para la próxima. Es mejor disfrutar de cada lugar como se merece, dejando las prisas a un lado.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *