Consejos útiles para viajar al extranjero

La Navidad es una época para reencontrarse con la familia y disfrutar de su compañía durante unos días. No obstante, también puede ser un momento ideal para realizar alguna escapada al extranjero con nuestros parientes y amigos si el resto del año las circunstancias no lo permiten.

Hacer de estos días de vacaciones un recuerdo imborrable no sólo dependerá de la compañía o el destino elegidos sino también de una serie de factores como conocer las costumbres locales del lugar que visitaremos, la tranquilidad de saber que se tiene contratado un seguro de viaje, conocer cómo contactar con la embajada de nuestro país o verificar si se necesita visado de entrada en el país elegido.

A continuación te proporcionamos una pequeña guía para que disfrutes sin sobresaltos de tus viajes navideños al extranjero, si bien es cierto que estos consejos se pueden aplicar a cualquier época del año.

Antes de viajar

Consulta las recomendaciones del viaje: Además de avisos de última hora y consejos genéricos, en las Recomendaciones de Viaje de cada país del Ministerio de Asuntos Exteriores encontrarás información sobre las condiciones de seguridad, los documentos necesarios para viajar, la legislación local, las condiciones sanitarias, las vacunas necesarias, los principales teléfonos de interés y las normas para divisas.

Inscripción en el Registro de Viajeros: El Registro de Viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores permite que consten todos los datos personales de turista y los de su viaje para que, con las garantías de confidencialidad necesarias, esté localizable en caso de emergencia grave.

Fotocopias de la documentación: Se recomienda hacer varias fotocopias de nuestra documentación original (pasaporte, póliza de seguro, cheques de viaje, visados y tarjetas de crédito) para evitar sustos en caso de robo o pérdida. También es aconsejable guardar de manera separada las copias y los originales.

Validez del pasaporte: ¡Muy importante! El pasaporte debe tener una vigencia superior a seis meses. Si el pasaporte no cumple este requisito, algunos países podrían negar la entrada al viajero y ciertas aerolíneas podrían negar el acceso a bordo.

Contratar un seguro médico y de viaje: Dado que en muchos países los gastos de hospitalización corren a cargo del paciente y pueden llegar a ser muy caros, se recomienda contratar un seguro médico que asegure la plena cobertura en caso de enfermedad o accidente durante el viaje. Un seguro de viaje nos ayudará en caso de pérdida del vuelo, de pérdida del equipaje o de robos.

Llevar medios de pago suficientes: Se recomienda llevar suficiente dinero para pagar y hacer frente a posibles imprevistos ya sea en efectivo, tarjetas de crédito o cheques de viaje.

¿Dónde llevar el dinero?: Es conveniente comprar un cinturón con monedero incorporado o una pequeña riñonera para llevarlo bajo la ropa y así poder guardar dentro parte del dinero y otros documentos de valor. De esta manera podremos llevarlos con nosotros a todas partes sin que nadie se percate de ello.

Durante el viaje

Alertas a la policía: Si a pesar de tomar precauciones el turista es víctima de un atraco o de un robo, hay que alertar a la policía, informar al banco, cancelar tarjetas de crédito, presentar reclamación en la compañía de seguros y hablar con la embajada por si necesita dinero o documentos de forma inmediata.

Respetar la legislación y costumbres locales: Acciones legales en nuestro país de origen pueden no serlo en el país de destino. Por ello es recomendable informarse ampliamente sobre el lugar al que viajemos. Asimismo es fundamental cuidar la vestimenta pues determinadas indumentarias pueden herir sensibilidades y dar lugar a incómodos malentendidos. Sobre todo allí donde la religión marca el modo de vida de los habitantes.

Por lo demás, a la hora de hace la maleta debemos tener en cuenta las características del país al que nos dirigimos y la época del año en la que se encuentra. Lo ideal es empacar ropa y calzado cómodo que se pueda adaptar a cualquier tipo de clima.

Conocer el idioma: Si bien es cierto que hablando inglés se puede recorrer el mundo entero, no está de más aprender nuevas lenguas. Tener un mínimo de conocimiento de la lengua local es una manera de confraternizar y seguro que la gente apreciará el esfuerzo.

Salud para viajar

Precaución con el agua: Hay que ser precavidos con los alimentos y el agua que tomemos durante el viaje, sobre todo si vamos a algún país exótico. Para evitar percances, lo mejor es beberla embotellada.

Vacunas: En caso de que nuestra escapada navideña vaya a tener lugar en un destino exótico sería necesario acudir al médico o al Ministerio de Sanidad para informarse sobre las vacunas recomendadas y conocer las normas sobre medicamentos.

Medicamentos básicos: Pese a tomar precauciones, nunca está demás llevar un pequeño botiquín que contenga una serie de medicamentos básicos como paracetamol o antidiarreicos.

Contratar un seguro médico: Como hemos señalado anteriormente, en muchos países los gastos de hospitalización recaen sobre el paciente y como pueden llegar a ser muy costosos, lo mejor es contratar un seguro médico que asegure la plena cobertura en caso de enfermedad o accidente durante el viaje. Es preferible no escatimar dinero en este tipo de cuestiones.

Después del viaje: Algunas enfermedades tropicales no se manifiestan inmediatamente, pudiendo presentarse bastante tiempo después del regreso. En el caso de que se necesite acudir al médico, deberá informarle de que ha realizado un viaje en el último año a una zona tropical o a un país en vías de desarrollo.


Categorías

Consejos

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *