Consejos para visitar las mejores atracciones de Pekín

Pekín o Beijing es la capital de la República Popular China, una ciudad elegante aunque hoy en día padece una contaminación galopante. De la mano del crecimiento económico chino es increíble caminar por las calles de Pekín pues atrás han quedado aquellas imágenes que mostraban cientos de chinos en bicicleta andando por las calles.

Hoy Pekín es una ciudad cosmopolita. Tal vez no al nivel de Hong Kong o Shanghai, sus hermanas, pero sin dudas es una ciudad que no hay que perderse cuando Asia está en nuestro radar. Concentra atracciones de dos épocas: la de los emperadores y la China comunista. He aquí algunos consejos para visitar las atracciones turísticas de Beijing de la mejor manera posible.

Ciudad Prohibida

Se trata del Palacio Museo. Fue el hogar de 24 emperadores entre las Dinastías Ming y Qing hasta que en 1911 desapareció para siempre la China Imperial. Es un complejo palaciego de muchos edificios, escaleras, plazas y escalinatas en cuyo centro está el Palacio Púrpura, la casa del emperador.

El complejo tiene un trazado rectangular y ocupa 74 hectáreas. Lo rodea un foso de 52 metros de ancho y una muralla de 10 metros de alto. Dentro se han contado alrededor de 8.700 habitaciones. Esta muralla tiene cuatro entradas, una por lado. Es algo precioso. La Ciudad Prohibida se divide en dos partes, la parte pública donde el emperador ejercía su gobierno, y la parte privada donde vivía con su familia.

Habiendo sido habitada por 14 emperadores lo cierto es que contiene obras de arte muy valiosas y por eso mismo todo el complejo es Patrimonio Mundial desde 1987. Está en el lado norte de la Plaza Tiannanmen. Muy fácil de ubicar. El museo tiene un único itinerario que va de sur a norte. Debes ingresar por la Puerta Wumen y salir por la Puerta Shenwumen o por la Puerta Donghuamen. El metro te deja cerca de la entrada.

Debes tomar la Línea 1 y bajar en la estación Tiananmen East. Tomas la salida A. Si bajas en la estación Tiananmen West tomas la salida B. El caso es que cuando sales debes ubicar la Torre Tiananmen y desde allí caminas rumbo norte hasta la Puerta Wumen.

Si por el contrario tomas la Línea 2 debes bajar en la Estación Qianmen, tomas la salida A, caminas rumbo norte, cruzas la Plaza Tiananmen, pasas por la torre y encuentras la puerta. También puedes tomar autobuses, en especial las Líneas Turísticas 1 y 2 y bajar siempre en Tiananmen. La entrada tiene dos precios, entre abril y octubre cuesta CNY60 y entre noviembre y marzo, CNY 40.

Pagas un extra de CNY10 para visitar la Galería del Tesoro y otros CYN 10 para para visitar el Reloj y la Galería de Relojes. Si tienes mas de 60 años pagas la mitad del precio presentando pasaporte. ¿Y cómo los compras? Solo pueden ingresar 80 mil visitantes al día así que hay tickets que ya están reservados por agencias y otros se venden online. Es importante que compres tu entrada lo más rápido posible.

El sitio web en inglés no está habilitado aún así que debes comprar los tickets vía agencia. Ten en cuenta cuando abre la venta de entradas (este año comenzó en julio y termino a principios de octubre). No te olvides de tener el pasaporte siempre a mano. Finalmente, abre de 8:30 am y termina entre las 5 y las 4:30 pm. Cierra los lunes.

Debes calcular unas tres horas de recorrida o más solo para lo central. Si además quieres visitar las alas oeste y este es más tiempo. Hay audiouías, por suerte. Hasta aquí la información, ahora los consejos:

  • no vayas los fines de semana ni durante los días festivos chinos.
  • conviene ir a la mañana, bien temprano, o por la tarde pero tampoco taaan tarde porque si no no podrás entrar al museo.
  • conviene comprar los tickets online pero hay una taquilla que acepta tarjetas de crédito. Recuerda llevar el pasaporte.
  • no te pierdas las torres de la ciudadela y el foso defensivo. Son cuarto las estructuras, una por esquina, y aunque no están abiertas son preciosas y vale la pena verlas y fotografiarlas.
  • si quieres una buena panorámica de la Ciudad Prohibida visita el Parque Jiangshan, justo enfrente de la puerta norte. Terminas la visita, cruzas y allí está. Sobre una colina suave hay un pabellón y desde acá las fotos son estupendas. Ojo, que no puedes cruzar la calle y listo sino que hay que cruzar por un túnel a 20 metros de la salida norte.
  • entre otras visitas cercanas date una vuelta por el Parque Beihai, a 800 metros nada más.
  • lleva zapatos cómodos
  • no contrates a los guías turísticos improvisados que están en la calle
  • ten cuidado con tus cosas y tus tickets
  • los taxis no están autorizados para detenerse a subir pasajeros en ninguna de las puertas sur o norte. Si lo hacen no son legales.

La Gran Muralla China

La Gran Muralla es muy extensa pero por suerte estando en Pekín puedes visitar unas partes sin moverte demasiado. Los mejores meses para hacer esta visita es en primavera, comienzos del verano o el otoño. En verano prepárate para mucho calor y llueve.

No te conviene hacer la visita los fines de semana o días festivos porque los chinos son multitud. En realidad hay ocho secciones de la Gran Muralla alrededor de Beijing así que el primer paso es decidir cual visitarás. De estas ocho siete están preparadas para recibir visitadas y cuentan con baños, seguridad, estacionamiento: Badaling, Juyongguan, Mutianyu, Gubeikou y Jinshanling y Simatai.

  • Jiankou es la que no está abierta al público porque ha quedado bastante agreste. Si quieres ver una sección popular y hermosa entonces elige Badaling.
  • Badaling: es hermosa, está restaurada, es accesible a sillas de ruedas y se recorre en dos a tres horas. Está a 80 kilómetros de Pekín y tiene un cablecarril. Puedes llegar en tren desde la estación Huangtudian  o en taxi por RMB 500.
  • Juyonqquan: está a 60 kilómetros de Beijing, no tiene cablecarril y el recorrido es semicircular. Si tienes poco tiempo, es recomendable.
  • Mutianyu: tiene escenarios naturales hermosos y no tanta gente como Badaling. Dista 85 kilómetros de Beijing y tiene aerosilla y cablecarril. También es apta para sillas de rueda. Llegas en autobús público o en taxi por alrededor de RMB 600.
  • Gubeiko, Jinshanling, Jiankou, Shixiagan, Huangqhuachen y Simatai son geniales para hacer senderismo. Puedes unir algunas en largas caminatas. Puedes caminar desde Jinshanling a Simatai o desde Gubeiko a Jinghanling, por ejemplo.

Como ves todo depende de que tipo de excursión quieras hacer. Incluso, contratando un tour hasta te puedes quedar a acampar a los pies de la Gran Muralla. ¡Qué experiencia! Y si la carpa no es lo tuyo puedes dormir en algún hotel cercano.

¿Más consejos? Zapatos cómodos, gorro, gafas de sol, agua y kit de primeros auxilios. Y visita el baño antes de empezar la caminata porque, obvio, no hay más baños.

Memorial de Mao

Por último, nobleza obliga: la visita al memorial de quien fuera el fundador de la China moderna. Este memorial está en el extremo sur de la Plaza Tiananmen, entre el Monumento a los Héroes del Pueblo y el centro de la plaza. Es un mausoleo donde descansa el cuerpo embalsamado de Mao.

Solo el primer piso está abierto al público, con sus tres salones y un tapiz con el paisaje chino en toda su hermosura. Hay un salón de oración que es el corazón del mausoleo que es donde está Mao, muerto en 1976. Está la bandera china y él descansa con un traje gris dentro de un ataúd de vidrio rodeado de soldados, su guardia de honor.

Suele haber gente esperando para entrar así que de nuevo trata de evitar los fines de semana y feriados. La entrada es gratuita pero hay muchas reglas: nada de fotos, nada de vídeos. Para eso debes dejar todo en el locker. Sí puedes ingresar con un crisantemo que se vende allí mismo. No te olvides el pasaporte. Si bien hay siempre gente el movimiento es rápido. Lo mejor es llegar promediando las 10 am o antes del cierre.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *