Cosas que hacer en un viaje a Sydney

He de confesarlo, uno de mis viajes soñados es el de ver Australia, toda Australia, y por eso siempre me paso por las webs en las que aparece este estupendo país. Es un lugar en el que veremos especies únicas, ciudades vibrantes y naturaleza que nos quitará el aliento. Pero hoy nos vamos a quedar en Sydney, una de sus ciudades más famosas y todo un emblema cuando se habla de Australia.

En realidad mucha gente piensa que Sydney es la capital de Australia por lo conocida que es, pero en realidad la capital es Camberra. Sydney se ha convertido en un lugar muy conocido por símbolos como la Casa de la Ópera. Pero esto no es lo único que vas a poder ver si tienes la gran suerte de viajar a esta ciudad, ya que hay muchas otras cosas por hacer y ver que quizás no sabías.

Casa de la Ópera de Sydney

Como no podía ser de otra manera, debemos empezar por lo más señalado, y es que la arquitectura vanguardista de la ópera es bien conocida alrededor del mundo. Se encuentra en el puerto, en el paseo de Circular Quay, por donde se puede ir caminando mientras se aprecia este edificio desde cerca. Pero es que además se puede hacer un tour por dentro de la ópera, entre bambalinas, en donde nos explicarán cómo funcionan los ballets, óperas y obras de teatro dentro del edificio. Desde 2007 es Patrimonio de la Humanidad, y fue construido en 1973. En la actualidad es un lugar en el que se pueden ver todo tipo de obras y producciones musicales.

Subir al Puente del puerto

Ya que nos encontramos en esta zona, se puede aprovechar para subir a lo alto del puente del puerto apodado como ‘la percha’. Este puente está hecho para que no solo circulen coches por él, sino también peatones y bicicletas. Todos podemos cruzarlo andando, pero si hay una experiencia única es la de subir a lo alto para contemplar toda la bahía con la ópera desde una perspectiva asombrosa. Todo el mundo puede hacer estas excursiones de escalada, aunque hay que decir que si se tiene vértigo es mejor abstenerse.

Visitar el zoológico de Taronga

En este zoo de Taronga hay hasta 2.900 especies autóctonas y exóticas. Es una bonita excursión si acudimos con niños, ya que podrán ver los animales más emblemáticos de Australia, como los preciosos koalas y o los canguros. También hay tigres, gorilas, leopardos y muchas otras especies. Además, cabe la posibilidad de coger el paquete de Roar and Snore, para acampar en el zoo durante la noche, una experiencia emocionante para los niños.

Un poco de sol en Bondi Beach

Probablemente ya os suene la famosa playa de Bondi. Está a tan solo 10 kilómetros de la ciudad, por lo que es una de las más concurridas. Es esa playa que siempre aparece durante las navidades en la televisión, puesto que allí se encuentran en pleno verano mientras aquí es invierno y ya es tradición acudir con el gorro de Papá Noel a la playa. En este arenal también se llevan a cabo todo tipo de actividades durante todo el año, por lo que es un lugar muy entretenido. Y si no hay ninguna, siempre podemos iniciarnos en el surf en sus aguas, o bien pasear por la calle de Campbell Parade, en donde hay tiendas de moda y surf, bares y restaurantes. Además, cerca de esta playa hay otras, como Palm Beach o Coogee Beach, que también tienen su encanto.

Visitar la zona de The Rocks

Como muchos sabrán, Sydney fue antiguamente una colonia penitenciaria, y de esta parte de su historia queda la zona conocida como The Rocks. Está cerca de Circular Quay, y llegarás andando en cinco minutos. Es un lugar antiguo de la ciudad, en donde se puede ver un original laberinto de calles con adoquines, y de callejones que parecen no llevar a ningún sitio. Es un lugar que hoy en día es bastante cultural, con museos y galería, además de ser la zona en la que se encuentran los pubs más antiguos de la ciudad. Los fines de semana se pueden visitar geniales mercados itinerantes, y además se organizan excursiones para poder conocer la historia de este barrio.

Acampada en la isla Cockatoo

La isla Cockatoo tiene un nombre de lo más exótico, pero se encuentra en pleno puerto de la ciudad. Está justo detrás del puente que hemos escalado en el puerto. Se puede pasar una noche de acampada en ella, como si estuviésemos en plena naturaleza, pero encontrándonos a un paso del centro de la ciudad. Así podremos despertarnos con unas de las mejores vistas, lo que será otra experiencia inolvidable a sumar en esta visita. Se puede llevar la tienda de campaña o alquilarla en la isla, y además hay tours para poder conocer su historia, ya que primero fue una prisión,  y más tarde un astillero. Hoy en día, lógicamente, está dedicada al turismo.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Australia, General, Oceanía, Sydney

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*