Cosas que ver y hacer en Egipto (I)

Pirámides

Egipto cuenta con una historia milenaria que a todos nos resulta familiar. Pirámides, faraones, construcciones que han durado milenios, la esfinge y una interesante cultura que ha dejado grandes vestigios a lo largo de los siglos. Sin duda es un lugar turístico, aunque no tan tranquilo como hace años, debido a su situación política. De todas formas, bien vale la pena recordar cuáles son las mejores cosas para ver y hacer en Egipto.

En  Egipto desde luego tenemos una lista de imprescindibles, como las pirámides o la Esfinge, pero hay mucho más, como templos, el Valle de los Reyes y un largo etcétera. Y eso sin mencionar el hecho de que podemos disfrutar también de compras, de ciudades llenas de vida y de una costa preciosa.

Pirámides de Giza

Pirámides

Como no podía ser de otra manera, comenzamos con una de las visitas más imprescindibles que hay en Egipto, ya que son como quien dice su símbolo. Las Pirámides de Giza, de distinto tamaño, se encuentran a pocos kilómetros de la ciudad de El Cairo, por lo que si os alojáis aquí, seguramente una de las visitas sea a estas pirámides. Son la de Keops, Kefrén y Micerinos. Es posible entrar en las pirámides pagando una entrada, y el tiempo de visita y de espera es diferente dependiendo de en cuál entremos. La experiencia es única, y es que estaremos dentro de las pirámides que se construyeron hace siglos, viendo cómo es su interior. La mala noticia es que los pasadizos son estrechos, por lo que si se tiene un mínimo de claustrofobia es mejor no entrar. En la zona también nos encontraremos otros entretenimientos, porque es un lugar muy turístico, con camellos en los que montar o puestos de souvenirs para comprar y llevarnos un recuerdo.

El Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas

Valle de los reyes

Otra de las visitas que no hay que perderse en Egipto es el del Valle de los Reyes, que es el más importante, y el Valle de las Reinas. Muchas de las tumbas ya han sido saqueadas, y quedan poco más que los restos, pero podremos ver este valle sagrado en el que enterraban a los faraones del Imperio Nuevo. Con el pase de acceso se puede entrara en tres tumbas, las que queramos, excepto la de Tutankamón, que por ser el más famoso requiere de una entrada especial. Aunque hay que decir que no vale mucho  la pena, pues todo lo que había en su tumba se encuentra ya en museos. En el Valle de las Reinas nos encontraremos algo parecido, con la tumba de Nefertari. Hay menos tumbas abiertas, y es que su descubrimiento es más reciente.

Templo de Abu Simbel

Abu Simbel

Entre los templos hay muchos que os pueden gustar, pero el de Abu Simbel tiene algo especial. Excavado en la roca y con un aspecto de guardar algo misterioso en su interior, es un lugar maravilloso. Además, este templo es una gran obra de ingeniería, ya que fue trasladado por completo al construirse la presa de Asuán. Está dedicado a Ramsés II y a Nefertari, su primera esposa. Para llegar a este templo normalmente se hace un viaje en autobús a través del desierto, o bien un pequeño crucero por el lago Nasser. Las dos opciones son agradables e interesantes.

Templos de Lúxor y Karnak

Templo de Karnak

Si hablamos de estos dos templos a la vez es porque están conectados, y es que hace cientos de años ambos estaban conectados por la Avenida de las Esfinges. Nos podemos hacer una idea al llegar a los templos, ya que en la actualidad se puede ver el inicio de esta avenida en ambos templos, aunque claro, esta recorría kilómetros y hoy solo quedan unas pocas. En ambos templos encontraremos lugares en los que perderse, con enormes columnas de piedra con grabados y algunas estatuas. Están bastante bien conservados, y lo mejor es hacer una visita por la noche, cuando se encuentran iluminados. En estos templos se pueden sacar fotos realmente espectaculares, por lo que hay que aprovechar, ya que de estas visitas salen las mejores instantáneas.

Templo de Hatsepsut

Hatsepsut

Este templo también es conocido como el templo de Deir-el-Bahari. Es un templo totalmente diferente a los demás, con un aspecto mucho más ligero e incluso moderno podría decirse. Fue construido en honor a Hatsepsut, la única mujer que reinó en Egipto largo tiempo. Es un lugar interesante, realmente bien conservado, con bonitos detalles, por lo que vale la pena adentrarse en él. Además, hay que decir que no encontraremos de ninguna manera imágenes o estatuas de Hatsepsut, ya que a su muerte, su hermano lo destruyó todo, ya que ella le había arrebatado el reino. Las imágenes de un faraón pertenecen a Tutmosis III, su hermano, que las sustituyó en su templo. Es una visita rápida pero imprescindible por ser un templo tan especial.

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Un comentario

  1.   Horus dijo

    Bueno, el de Hatsepsut no es que esté bien cobservado: s que está reconstruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *