Costumbres de Corea del Sur

 

De un tiempo a esta parte, tal vez ya una década, Corea del Sur está en el mapa del mundo de la cultura popular. ¿Por qué? Por su estilo musical, el famoso K-pop, y  y sus telenovelas o series de televisión llamadas comúnmente korean doramas. Ambos han copado el mundo y tienen fieles seguidores por todas partes.

Así como tiempo antes los cómics y animaciones japonesas nos hicieron mirar hacia Japón y su cultura, hoy el país de Asia que concentra la atención es Corea del Sur. Mucha gente se ha lanzado a estudiar coreano, sigue la carrera de las estrellitas pop o consume las series una tras otra ya que son producidas casi en un fordismo televisivo para acaparar el mercado. ¡Y qué éxito! Por eso, veamos aquí algunas de las costumbres de Corea del Sur:

Costumbres de Corea del Sur

En el extremo sur de la península coreana viven casi 51 millones de personas que permanecen separadas de sus hermanos del norte desde la Guerra de Corea allá por los años ’50. Oficialmente siguen en guerra, solo hubo un cese al fuego, pero las realidades de ambos países no pueden ser más opuestas pues en el sur son la mar de capitalistas mientras en el norte son comunistas. Uno de los pocos países tan comunistas que quedan en el mundo.

Básicamente hay que saber que el núcleo de la sociedad aquí es la familia, que los matrimonios arreglados son bastante comunes todavía, que es una sociedad machista y que entre los hijos prima siempre el varón por sobre las mujeres. También el nivel educativo es sumamente importante y como sucede en Japón el propio idioma coreano marca muy bien las diferencias sociales.

El lugar de la mujer si bien ha crecido con los años no alcanza niveles igualitarios ni por asomo. Es cierto que casi la mitad de ellas trabaja pero apenas en un 2 % ocupan posiciones de poder.

Dicho esto, veamos algunas de las costumbres coreanas que nos conviene saber antes de viajar.

  • la reverencia es la manera tradicional de saludarse.
  • cuando uno se presenta dice primero el nombre de la familia, es decir, el apellido. También es común llamarse entre sí por el apellido y no por el nombre, como sucedía en occidente hace 60 años. Y si tienes un titulo, abogado, médico o lo que fuera, también es usual incorporarlo.
  • si vas a estrechar las manos en un saludo nunca una mano sola. La mano libre debe apoyarse en la otra. Si eres mujer puedes zafar y solo inclinarte. Y vale tanto al decir hola como al despedirse.
  • como los japoneses, los coreanos odian decir no a secas. Es rudo para ellos así que dan mil vueltas y por eso las charlas o discusiones pueden durar mucho. Son todo menos personas directas.
  • los coreanos no son del lenguaje corporal así que uno debería refrenarse a la hora de expresarse mucho con el cuerpo. Nosotros abrazamos, palmeamos, tocamos mucho y ellos se sienten algo molestos o intimidados. Es super importante darles su espacio personal.
  • no son de pedir disculpas si te los chocas en la calle así que no te sientas ofendido, no es personal, especialmente en las grandes ciudades.
  • si ves hombres yendo del brazo o chicas así de juntas, no es que sean gays o lesbianas, es común.
  • los coreanos son de intercambiar regalos, incluso dinero. Si tienes la suerte de recibir uno recuerda usar ambas manos para tomarlo y no lo abras hasta que la persona que te lo haya entregado se retire. Es de mala educación hacerlo en su presencia.
  • si tu vas a hacer un regalo no elijas papeles oscuros o rojo, porque no son colores atractivos. Procura colores brillantes. Deberás llevar un regalo especialmente si te invitan a una casa pero si de este lado del mundo solemos llevar vino allí se estilan dulces, chocolates o flores. Nada de alcohol, aunque se emborrachan que da calambre. Y eso sí, el regalo no debe ser caro porque sino obligarás a un regalo de igual valor.
  • debes sacarte los zapatos al entrar a la casa de un coreano.
  • lo máximo de retraso que está permitido sin ser visto como algo malo es media hora. De todas maneras, si eres puntual mucho mejor.
  • si eres el invitado entonces nunca deberás servirte ni comida ni bebida. Tu anfitrión lo hará por ti.

Esto con respecto a los encuentros sociales. Siendo un turista normal es posible que no vivas situaciones tan familiares pero si vas a estudiar o por trabajo te toparás con ellas. Es más, uno quiere experimentarlas porque de esa manera  se puede vivir realmente la realidad coreana.

Aunque sea por un rato. ¿Pero qué hay de las costumbres coreanas a la hora de comer y beber? Las comidas son momentos importantes en la vida coreana y sirven para construir relaciones sociales.

  • recuerda sentarte después de la persona que te haya invitado. Si esa persona insiste en que te sientes en un sitio, hazlo, aunque puedes resistirte un poco por educación porque será sin dudas el mejor asiento.
  • si esa persona es mayor lo correcto es que se sirva primero.
  • como en Japón, no te sirvas primero. Lo educado es servirle primero a los demás. Si eres mujer es común que las mujeres le sirvan a los hombres pero no entre ellas (¡qué machistas!)
  • si no quieres beber más simplemente deja algo de bebida en el vaso y listo. Siempre te esté vacío alguien lo va a llenar.
  • es común que durante unos buenos minutos solo se dediquen a comer, sin conversar. No es incómodo. A veces las conversaciones comienzan cuando todos han comido un poco.
  • la comida y bebida se pasa y se recibe con ambas manos.
  • los coreanos son de seguir de bares una vez que termina la comida y como buen invitado no te conviene rechazar la idea.
  • los coreanos beben mucha cerveza pero la bebida nacional por excelencia es el soju, una bebida blanca similar al vodka, aunque más suave, de entre un 18 y un 25 % de alcohol.

Sabemos ya que hacer y qué no hacer en una reunión social, ¿pero cuales son las cosas prohibidas para las costumbres coreanas? Pues apunta:

  • nada de usar zapatos en las casas o en los templos.
  • nada de beber y comer en los lugares públicos mientras caminas.
  • no se permite apoyar los pies en los muebles, por más que no tengas zapatos.
  • si vas a escribir algo no debes usar tinta roja porque es símbolo de muerte así que si encima escribes el nombre de alguien pues le están deseando la muerte misma.
  • el número cuatro es un numero de mala suerte.

Ahora, sí, ¡buena suerte en tu viaje a Corea del Sur!

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Corea del Sur, Cultura

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*