Costumbres de la región amazónica

Amazonas

Hablarte de las costumbres de la región amazónica no es fácil. Porque con este nombre se conoce un enorme territorio que incluye partes de nueve países. Sobre todo, se encuentra en Perú y Brasil, pero también en Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador o Guyana.

Además, en su extensión de más de cuatro millones de kilómetros cuadrados hay ciudades modernas, pero también un sinfín de tribus. Hay reconocidos más de tres mil territorios indígenas en los que habitan pueblos como los guaraní, los tikuna, los tucana, los curripaco o los kichwa, pero también otros que apenas tienen contacto con la civilización moderna. En cualquier caso, vamos a mostrarte algunas de las costumbres de la región amazónica desde una perspectiva común a todas esas etnias.

Lenguas de la región amazónica

Indígena de la Amazonía

Un anciano yagua de la región de amazónica

Como podrás comprender, en un territorio tan gigantesco y habitado por pueblos independientes tienen por fuerza que hablarse muchas lenguas. De hecho, los expertos creen que su diversidad lingüística se remonta a miles de años atrás. Sin embargo, se han establecido cinco grupos idiomáticos principales.

Lenguas tupíes

Son las más extendidas en la Amazonía, pese a que fueron las últimas en expandirse por la zona. Incluyen un total de ochenta lenguas, pero la más importante es la tupí-guaraní. Abarcan un territorio que no solo incluye la región amazónica, sino también la cuenca del Plata.

Lenguas ye o ge

También bastante extendidas, sobre todo por el Amazonas brasileño, son, aproximadamente, diez lenguas, aunque cada una tiene sus variedades dialectales. A su vez, se incluyen en un grupo lingüístico mayor conocido como macro-ge.

Lenguas caribes

Su origen se halla al norte de la región amazónica, pero luego se extendieron hacia la zona central. En total, son unas treinta lenguas con, aproximadamente cincuenta mil hablantes. Actualmente, tiene presencia en países como Venezuela, Brasil o Colombia.

Lenguas Arahuacas

Se hallan extendidas por toda Hispanoamérica, pues, aparte de la Amazonía, incluso se encuentran en Paraguay y las islas antillanas. De su importancia, te dará idea el hecho de que algunas palabras suyas han pasado al castellano. Por ejemplo, «guajiro», «batata», «cacique», «caimán» o «hamaca».

Lenguas pano-tacanas

Se encuentran en la Amazonía suroccidental y, como suele ocurrir con este tipo de lenguas, está emparentada con otras de la zona. Asimismo, se han encontrado numerosos dialectos derivados de ella. Por ejemplo, el reyesano, el araona, el kaxararí o el shipibo.

Costumbres de la región amazónica en cuanto a religión

Tribu aislada

Una tribu aislada de la Amazonía

Las costumbres religiosas de la región amazónica cuentan con elementos nativos a los que se añaden otros cristianos heredados de los misioneros que llegaron a la zona. Entre estos últimos está la celebración de la festividad de la Virgen Asunta, que tiene lugar el quince de agosto.

Sin embargo, en algunos lugares como la ciudad peruana de Lámud se combinan ambos sustratos en la fiesta en honor al Señor de Gualamita. Junto a veladas y novenas, se celebra el hatun luya, con bailes amazónicos tradicionales.

Por otra parte, las religiones autóctonas de la zona son principalmente animistas. La selva está llena de vida espiritual. De hecho, creen que todas las criaturas que la habitan tienen espíritu, incluidos los árboles y las plantas. Sus creencias son eminentemente telúricas.

En cuanto a sus rituales, son muy variados, pero tienen el denominador común del consumo de alucinógenos. Los sacerdotes, son los chamanes, que se ocupan de curar tanto física como espiritualmente a sus vecinos.

El modo de vida

Poblado

Un poblado de la región amazónica

Lo primero que debemos explicarte respecto a las costumbres de la región amazónica en cuanto a modo de vida es que la individualidad no existe. Queremos decir que no diferencian entre sujeto y colectividad e incluso ambos se unen a la naturaleza y a la cultura.

El individuo trabaja para el colectivo y desempeña una función dentro de él. Los recursos que obtiene el grupo se comparten e incluso algunas viviendas son comunales. No obstante, se trata de poblados pequeños y disgregados que, frecuentemente, mantienen relación entre ellos.

Por otra parte, la inmensa mayoría de estas tribus son cazadoras y recolectoras, aunque también practican la agricultura. Viven en plena armonía con la naturaleza, a la que respetan e incluso idolatran.

En cuanto a sus indumentarias, difieren según la etnia de que se trate. De hecho, algunas van prácticamente desnudas, mientras que otras visten ropas creadas con tejidos vegetales. Incluso algunas lo hacen de manera moderna.

Y es que el mundo actual también ha llegado a gran parte de estas tribus, sobre todo a las que viven más cerca de las grandes ciudades. Por ello, han ido abandonando sus costumbres para asimilar las de la llamada civilización. De hecho, no es extraño que puedas encontrarte algunos poblados con luz eléctrica y televisión.

Sin embargo, todavía existen tribus vírgenes en las profundidades de la Amazonía que tan solo se conocen por haber sido observadas desde aviones y helicópteros.

La comida

Mazamorra

Plato de mazamorra

Como habrás deducido, las costumbres de la región amazónica en cuanto a gastronomía están íntimamente relacionadas con la exuberante naturaleza de la zona. Es decir, los pueblos comen lo que les ofrecen la tierra y el gran río.

No podemos hablarte de platos típicos, salvo en las ciudades que están en los márgenes de la selva. Pero sí te mencionaremos algunos de los productos que más consumen. Es el caso del pirarucú, un gran pescado que puede llegar a medir cuatro metros. De hecho, es el más grande del mundo entre los que habitan en agua dulce. Carece de espina y su sabor es muy suave.

También consumen mucho copoazú. Se trata de una fruta muy nutritiva y con sabor parecido al maracuyá. Pero más singular es el pescado moqueado. En este caso, si es una elaboración. Consiste en envolverlo en hojas de plátano y dejarlo ahumar varias horas o días bajo la arena.

Menos sabroso te parecerá el mojojoy, sobre todo si eres escrupuloso con la comida. Porque se trata de unas grandes larvas que se rellenan de carne y se fríen o asan, aunque también se comen crudas. Según parece, tienen un alto índice nutritivo.

También es un producto muy singular la piraña, que suelen comer asada en una parrilla. En cuanto a las sopas, consumen la mazamorra, que elaboran con carne de algún animal, agua y plátanos verdes cocidos y triturados. Finalmente, es muy habitual el casabe, que es una tortilla elaborada con masa de yuca (con esta también se preparan unos sabrosos buñuelos). Y, en cuanto a la bebida, es frecuente el masato, conocido popularmente como la cerveza de la selva.

Costumbres de la región amazónica en cuanto a música y danza

Indio emberá

Nativo emberá lanzando una flecha

Como te decíamos anteriormente, en una región tan enorme como la Amazonía la variedad es el rasgo principal. Y esto también podemos aplicarlo a sus músicas y danzas. Sin embargo, hallamos un sustrato común a todas ellas: los motivos de realizarlas son ceremoniales. Por ejemplo, para agradecer la cosecha u honrar a la divinidad. Ante la imposibilidad de hablarte de todas ellas, vamos a brindarte unas muestras.

Danza Ayahuasca

Se inspira en el trabajo de los chamanes. De hecho, escenifica como estos se encomiendan a la madre tierra y al padre río para hacer su trabajo. Todo comienza cuando el propio chamán prepara un bebedizo con palo de huasca y chacruna que da a tomar a los miembros de la tribu. Después, el curandero hace su ritual. Finalmente, es costumbre que los participantes realicen donaciones al chamán.

Buri buriti

En este caso, se trata de una danza de guerra. Para la melodía se usan instrumentos como tambor, manguare, bombo y maracas. Asimismo, sirve para recordar a los habitantes de la tribu sus raíces y costumbres, además de que tienen que estar siempre alerta.

Danza de Tobas

Originaria de la tribu que le da nombre, recrea el proceso de caza de los indígenas en la selva. Por ello, se recrean simbólicamente animales como el jaguar, el colibrí, la serpiente o el cóndor. Asimismo, los intérpretes hacen saltos acrobáticos que imitan el lanzamiento de sus armas contra los animales.

Danza de la anaconda

Rinde tributo a este animal, uno de los que consideran sagrados los habitantes de la región amazónica. De hecho, cuando se interpreta en la selva, se utiliza una serpiente real. En todo caso, los bailarines imitan los movimientos del ofidio. También se hace para pedir a este animal que cuide las cosechas.

Danza de las Amazonas

Es una de las más comunes a toda la región. También se trata de una danza de guerra. De hecho, se baila portando armas como lanzas, flechas o machetes. Igualmente, sus movimientos recrean el combate y los intérpretes lucen pinturas de guerra en cuerpo y rostro. Pese a su nombre, es bailada tanto por hombres como por mujeres.

En conclusión, te hemos mostrado algunas costumbres de la región amazónica. Como te decíamos al principio, no es fácil sintetizarlas pues se trata de un espacio amplísimo y poblado por tribus muy diferentes. En cualquier caso, esperamos que lo explicado te sirva para conocer un poco mejor esa maravillosa joya ecológica del planeta que es el Amazonas, considerado una de las siete maravillas naturales del mundo. Un territorio, en definitiva, que está perdiendo vegetación a pasos agigantados y que corre un gran peligro de desaparición, algo que no podemos permitirnos.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)