Cuándo visitar Nueva York y porqué

Cuándo visitar Nueva York y porqué

Nueva York es una de las ciudades más populares del mundo, y aunque no te guste Estados Unidos como destino de viaje lo cierto es que no puedes, oye bien, no puedes no conocer NY.

Hoy, cuándo visitar Nueva York y porqué.

Nueva York

Nueva York

La ciudad experimenta las cuatro estaciones del año y en ocaciones con temperaturas extremas, así que conviene bien saber cuándo ir y qué hacer.

Dicho esto, sin dudas la mejor epoca del año para visitar Nueva York es entre septiembre y noviembre. Sí, yendo en otros momentos del año puedes vivir expericiencias totalmente distintas.

Es cierto que los precios están más altos y hay más turismo, pero salvo que te guste congelarte o derretirte, esos extremos, piensa bien en cuándo visitar Nueva York.

Mejores meses para visitar Nueva York y porqué

Cuándo visitar Nueva York

Como dijimos, lo mejor es visitar Nueva York de septiembre a noviembre. Mejor dicho, entre finales de septiembre, todo octubre y comienzos de noviembre. ¿Por qué?  Hay básicamente tres grandes razones: en principio, el clima.

El clima es agradable, cálido y lo suficientemente fresco como para que pasear al aire libre no sea molesto. Habrá días para andar sin abrigo y otros con, pero tampoco te molestará la lluvia que sí aparece con más frecuencia durante el otoño.

En segundo lugar hay menos gente, menos turismo. Las temporadas más turísticas de la ciudad están entre junio y agosto, y entre el Día de Acción de Gracias y Año Nuevo. Lo cierto es que los peques regresan al colegio así que muchas familias no quieren viajar tan temprano en un año escolar (y las familias son seguro un alto porcentaje del turismo aquí).

Nueva York en otoño

Y por último, los precios bajan. Ojo, no es que esto convierta a NY en una ciudad barata. No, no hay que confundirse, Nueva York es siempre una ciudad cara pero sí vas a encontrar que las tarifas de hotel están más baratas que en verano o que en temporada super alta como Acción de Gracias y Año Nuevo.

Y un extra importante: los colores del otoño. Nueva York bañada de dorados, rojizos y ocres no tiene igual. Entre mediados de octubre y comienzos de noviembre, con el mejor momento a fines de octubre. Un paseo por el Central Park, el Parque Fort Tryon o el Parque Prospect será un gran recuerdo… ¡y muy de Instagram!

Entonces, dicho todo esto no queda duda de que la mejor época para vistar Nueva York es en los meses del otoño, entre finales de septiembre, todo octubre y comienzos de noviembre. Y si insistes, pues octubre 100%. ¿No puedes? Entonces la segunda opción es mayo y junio.

Esta información cuenta si viajas con amigos o en pareja. Si viajas on niños y eres de visitar atracciones puramente infantiles entonces apunta que el mejor mes para viajar con niños a Nueva York es en septiembre. ¿Por qué? Porque la mayoría de las atracciones para peques aquí están vacías.

Nueva York 7

Otra cuestión es si viajas dispuesto a pasarla en grande y salir, salir y salir. Si es así entonces puede interesarte visitar Nueva York en junio, ya que si bien la ciudad es sede de festivales durante todo el año es en junio donde están los mejores, en las cálidas jornadas. Otra opción es entre Acción de Gracias y Año Nuevo.

Hablando de Año Nuevo, todos hemos visto películas con la cuenta regresiva en Times Square o Mi pobre angelito y todos los filmes que tienen a esta metropolis como protagonista… tanto que nos han entrado ganas mil veces de estar allí.

Nueva York en invierno

Pero cuidado, Nueva York puede ser bonita en diciembre y enero pero es terriblemente fría. Hay muchos días con temperaturas bajo cero y tormentas de nieve que complican los traslados, las visitas, absolutamente todo.

Nueva York, fría en invierno

Ni cinco minutos fumando un cigarrillo fuera del hotel se aguanta. En serio. Además, hay veces en las que el invierno en Nueva York se percibe eterno. Las tormentas de invierno son más comunes a comienzos de enero y fines de marzo, y aunque tomarás unas fotos fantásticas tal vez no sea lo mejor del mundo congelarse. Un pro: es la temporada más barata.

La primavera en Nueva York es mejor, con temperaturas gradualmente más cálidas, poca lluvia, hermosos días mientras respetes el calendario de las estaciones y hagas la visita entre comeinzos de abril y comeinzos de junio. Marzo hace frío todavía.

Nueva York con cerezos en flor

En primavera podrás ver cerezos en flor como si estuvieras en Japón. Los verás en el Central park, por ejemplo, o en la Isla Roosvelt o en el Jardín Botánico de Brooklyn en su propio festival. La primavera es preciosa para andar fuera, caminando, paseando, comiendo al aire libre. Confortable, diríamos. Si tienes una racha de buenos días a fines de marzo incluso puede ser que a mediados de abril se den días calurosos, marcando ya casi el paso de estación.

Nueva York en verano es un poco mucho. Calor y humedad. Es cierto que hay multitud de festivales y eventos, fiestas, terrazas abiertas, mercados callejeros y mucho más, pero tanto calor y humedad hacen que los olores de una gran ciudad sean difíciles de tolerar.

Usar el transporte público también. Llega un momento en que solo quieres aire acondicionado. Así, si no tienes opción más que ir en verano procura armarte un organigrama de actividades bajo techo y salir cuando caiga el sol. O pasear en ferry.

NY en verano

Para ir terminando, hablemos especificamente de las estaciones turísticas de Nueva York. En líneas generales la temporada alta es en los meses de verano, entre junio y agosto: mucha gente, precios altos. Nueva York experimenta una segunda temporada alta entre el Día de Acción de Gracias y Año Nuevo, con las fiestas. Los días complicados son víspera de Año Nuevo, Acción de Gracias y Navidad. Eso sí, hay ciertos días en los que los ciudadanos se van, el Día del Trabajo, el 4 de Julio y el Memoral Day.

Ahora bien, la temporada baja en Nueva York es de enero a marzo, por el clima río y las tormentas de nieve. Si no te espantan estos inviernos vas a disfrutar de museos vacíos, billetes de teatro más baratos y tarifas de hotel más bajas.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*