Cuatro museos en Buenos Aires

museos-en-buenos-aires

A esta ciudad se la conoce como la Reina del Plata y es una de las ciudades con mayor vida y riqueza cultural de América del Sur. Gracias al cambio que resulta beneficioso para los turistas que llegan con euros o dólares, de un tiempo a esta parte se ha convertido en un gran destino de turismo así que podemos empezar descubriendo algunos de sus mejores museos y atracciones.

El Teatro Colón, el Museo Evita, el Museo de la Inmigración y el Palacio Barolo son nuestro elegidos de hoy. Emblemas de la ciudad, pero también de la historia de esta nación tan especial en la América del Sur.

Buenos Aires

buenos-aires

Buenos Aires tiene la particularidad de no haber sido una metrópolis importante en la época de la colonia. Lima, en el sur también, era mucho más importante para España que la lejana y pobretona ciudad a orillas del Río de la Plata.

Estas tierras se independizaron de España en 1816, tras seis años de revueltas y revoluciones, aunque fue todo el siglo XIX un siglo de idas y vueltas en torno al modelo de nación a conformar. Entre los siglos XIX y XX fue el auge de la producción agropecuaria y así nació una élite muy rica, gente de la que se decía “arrojaba mantequilla al techo”.

Hay élites que invierten en el desarrollo de su país, Estados Unidos es un caso, y otras que no, tal el caso de Argentina. Sin invertir en el desarrolla de la industria, tristemente todavía hoy solo le preocupa lo que el campo produzca para vender afuera. Lo cierto es que sus 200 años de independencia nos han legado estos sitios emblemáticos que conoceremos a continuación.

Teatro Colón

frente-del-teatro-colon

En 2008 cumplió sus primeros cien años de existencia. Se inauguró el 25 de mayo de 1908 con la ópera Aída y las obras tardaron unos veinte años. Tuvo tres arquitectos y el último, el belga Jules Dormal, fue quien imprimió el estilo francés que se ve hoy en la decoración. Después es un edificio ecléctico con muchos subsuelos y ampliaciones que se sumaron en los años ’60. Hoy ocupa alrededor de 58 mil metros cuadrados.

La sala principal es una belleza con forma de una herradura: hay palcos hasta el tercer piso y a los 2478 asientos se suman 500 personas de pie. La hermosa cúpula tiene 318 metros cuadrados y está decoradas con pinturas (originalmente eran de Marcel Jambon pero en los años ’30, deterioradas, fueron reemplazadas por las del artista Raúl Soldi).

teatro-colon

¿Hay visitas turísticas que permitan apreciar su maravillo interior? Por supuesto. Las visitas son en grupos de no más de 34 personas, todos los días menos los feriados, de 9 am a 5 pm. Las salidas son cada 15 minutos , duran 50 minutos y tienen un precio de 250 A$ para extranjeros y 90 para residentes. Unos 15 euros si eres extranjero.

Si quieres experimentar un espectáculo calcula desde 150 A$, 9 euros.

Museo Evita

museo-evita-1

Este museo tiene la ventaja de estar en un barrio céntrico de la ciudad, Barrio Norte. Tal vez no es uno de los sitios que usualmente recorren a pie los turistas, que suelen moverse por San Telmo o la calle Corrientes, pero el museo está en uno de los barrios más elegantes y nada lejos. De hecho, basta tomar el metro de la Línea D en la conocida Plaza de Mayo y bajar unas pocas estaciones después, en la estación Plaza Italia, para quedar a unas pocas manzanas. También te dejan numerosos autobuses o colectivos.

Funciona en una casona que perteneció a una familia porteña. Es una construcción del siglo XX, en estilo neorenacentista italiano y español, que en 1948 fue comprada por la Fundación Eva Perón, fundación a cargo de la por entonces esposa del Presidente Juan Domingo Perón, durante su primer mandato. Era un Hogar de Tránsito en el que mujeres solas o con hijos llegaban desde todo el país para tratar y solucionar problemas laborales, de salud o de vivienda.

museo-evita-2

 

El museo está situado en la calle Lafinur 2988, a pasos de la Avenida Las Heras y del bonito parque del mismo nombre. También está cerca de una popular avenida de compras, la Avenida Santa Fe. Abre de martes a domingos de 11 am a 7 pm y cierra los lunes. Las visitas guiadas se concentran en la vida y obra de María Eva Duarte de Perón, siempre en su contexto social, político, económico y cultural.

La colección que se exhibe se ve en conjunto y no de manera aislada. Hay documentos y producciones audiovisuales y objetos personales de Evita. Las visitas son de martes a domingo en español, portugués e inglés y duran alrededor de 45 minutos. Mínimo el grupo debe estar integrado por cinco personas. Todas la salas incluyen sistema Braille y hay interpretes de Lengua de Señas. Para apuntarse hay que visitar el sitio web y llenar un formulario.

museo-evita-3

El museo tiene una tienda de recuerdos con postales, T-shirts, pines, cuchillos, libros bombillas de mate, tazas, escarapelas argentinas, lápices, llaveros y reproducciones joyas que alguna vez llevó la primera dama argentina. También hay un restaurante-bar que sirve platos porteños, un salón y un encantador patio donde se puede desde desayunar, almorzar o tomar el té.

Museo de la Inmigración

museo-de-la-inmigracion-1

Argentina es uno de los países que mayor inmigración ha recibido en el continente. Desde todas partes de Europa llegaron entre los siglos XIX y XX millones de personas escapando algunas de la pobreza y otros de la guerra o las persecuciones religiosas. Hay una población autóctona fuerte en el norte del país, descendiente de pueblos originarios, y una población hija de inmigrantes que se concentra en la Pampa húmeda y en el sur.

La historia de esa inmigración se puede conocer en el Museo de la Inmigración que funciona en el Antiguo Hotel de los Inmigrantes, el complejo que dio primer cobijo a los millones de personas que llegaron al país. Por entonces se recibía a la gente que bajaba de los barcos, se les daba albergue, se les controlaba la salud y se coordinaba residencia y empleo. Precisamente esos son los ejes de la experiencia museística de hoy.

museo-de-la-inmigracion

Las puertas de este lugar se abrieron en 2013, después de reformas y obras en el tercer piso del viejo edificio donde antes funcionaban los dormitorios. Hay fotografías, documentos, libros de registro de los inmigrantes que llegaron, films, testimonios contemporáneos, reliquias y miles de fotografías. Se suman muestras de arte itinerantes.

El museo abre de martes a domingo de 11 am a 7 pm. Los lunes cierra, lo mismo los feriados.

Palacio Barolo

palacio-barolo

Este elegante edificio-palacio está ubicado en una hermosa y antigua avenida, la Avenida de Mayo. Las obras comenzaron en 1919 y en su momento supo ser el edificio más alto de América Latina y uno de los más altos de hormigón armado de todo el mundo.

Se llama Barolo porque quien ordenó su constructor fue Luis Barolo, un productor agropecuario multimillonario que había llegado al país en 1890. Construyó el edificio solo para alquilarlo y pensando que Europa desaparecía un día bajo tantas guerras. Le gustaba  Dante Alighieri así que decidió inspirarse en la Divina Comedia en la construcción de su opera prima.

palacio-barolo-1

El resultado fue este elegante edificio de 24 plantas, 22 pisos y dos subsuelos, de cien metros de altura. Hasta el final de su cúpula mide 90 metros pero a los 100 tiene instalado un faro giratorio con 300 mil bujías que en su momento hacían que se viera desde Uruguay. Tenía y todavía tiene usina propia, nueve ascensores, dos ocultos, y dos montacargas. Los elevadores ocultos eran usados por el propio Barolo para no cruzarse con sus inquilinos.

¿El Palacio Barolo es un edificio gótico, es gótico romántico, qué es? En principio es un homenaje a la Divina Comedia con el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso porque está lleno de referencias a la obra, desde sus bóvedas, pasando por la forma de su planta, su orientación con las estrellas, sus inscripciones en latín, los dragones y cóndores de las lámparas.

palacio-barolo-3

Las visitas guiadas son posibles gracias al proyecto Palacio Barolo Tours: hay tours especiales, diurnos, nocturnos, para aprender a bailar el tango dentro del palacio y fotográficos. Las clases de tango cuestan 300 A$ (18 euros), por persona pero 280 si se hace la visita guiada al edificio.

Las visitas nocturnas son mas detallistas que las diurnas y se sube hasta el faro para contemplar la ciudad de noche, se bebe una copa de vino y se degustan platos locales. Dura unas dos horas y es en español e inglés. También cuestan 300 A$ por persona. Para cualquiera de estas visitas guiadas hay que reservar en Palacio Barolo Tours.

Cuatro atracciones únicas en Buenos Aires que precisamente hacen de esta capital americana uno de los mejores destinos en esta arte del mundo.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *