Qué hacer en Cuzco (Perú): una guía práctica para tu visita a la ciudad

Qué ver en Cuzco

Cuzco fue la capital del imperio Inca y, en la época colonial, llegó a ser una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú. No es de extrañar, por tanto, que la que fuera centro neurálgico del mayor imperio de la América precolombina conserve hoy la belleza propia de esos lugares en los que se respira historia. Así lo certifica la UNESCO que, en 1983, declaró a Cuzco Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los atractivos de la ciudad es su riqueza paisajística. Al estar situada en la Cordillera de los Andes, a 3399 metros sobre el nivel del mar, cuenta con unas condiciones climáticas muy especiales que le conceden una gran biodiversidad. Así, si estás recorriendo Perú, Cuzco y sus alrededores deberían ser una parada obligatoria en tu ruta.

Para que no te pierdas ninguno de los parajes naturales, tesoros arqueológicos y monumentos de la zona, te ofreceré en este post una lista con los lugares más interesantes para visitar en Cuzco y te daré información sobre actividades y excursiones que puedes hacer cerca de la ciudad. 

Qué visitar en la ciudad de Cuzco

La esencia inca de Cuzco

Según el mito fundacional, Cuzco se creó hace milenios por designio del dios quechua del Sol, Inti. Aunque existen distintas leyendas en torno a la fundación de la ciudad, compartiré con vosotros la que fue difundida por el inca Garcilaso de la Vega. Fue la primera que me contaron al llegar a Cuzco y, tal vez por eso, ocupa un hueco especial en mi memoria.

Según cuenta la leyenda, hace milenios el dios del Sol envió a dos de sus hijos a la tierra, Manco Cápac y Mama Ocllo, con el cometido de fundar una nueva ciudad. Los hermanos navegaron por el lago Titicaca, llevando consigo una vara de oro que, al llegar al actual Cuzco, se clavó en el suelo de un solo golpe. Así se decidió cuál sería el lugar destinado para erigir esa nueva ciudad

Más allá de toda leyenda, lo que sí es un hecho histórico comprobado es que Cuzco fue el centro de poder del Imperio inca y a día de hoy aún se conservan en la ciudad vestigios de una de las civilizaciones más importantes y antiguas de América del Sur. Si quieres conocer Cuzco, deberías empezar por sus raíces, por eso quiero compartir contigo algunos de los lugares que te ayudarán a descubrir la esencia inca de Cuzco.

Qorikancha

Convento de Santo Domingo Qorikancha en Cuzco

Qorikancha fue el principal templo inca construido en Cuzco. Su nombre proviene de la unión de dos palabras quechuas: «quiri», oro, y kancha, templo.  En este «templo de oro» se rendía culto a Indi, dios del Sol. Su majestuosa estructura y su ostentosa decoración eran todo un homenaje a la deidad. El frontis estaba compuesto por un muro de piedras y, según cuentan relatos de la época, rematado con una especie de cenefa de oro puro.

Por desgracia, con la llegada de los españoles, la apariencia original de Qorikancha desapareció y, conservando los muros del templo, se construyó el convento de Santo Domingo (1963), el primero de la orden de los dominicos en Perú. Los cimientos incas se cubrieron con yeso y pinturas católicas, hasta que en 1650 un terremoto provocó que el edificio se desmoronase parcialmente, haciendo resurgir los restos del antiguo templo. No dejes de visitar Qorikancha, es un gran ejemplo de arquitectura híbrida y un vivo reflejo de las etapas que moldearon el Cuzco actual.

La piedra de los 12 ángulos

Piedra de los 12 ángulos en el centro de Cusco

La piedra de los 12 ángulos, ubicada en la calle Hatum Rumiyoq, es un bloque de piedra “diorita verde” que formaba parte del Palacio del Inca Roca. La piedra central del muro posee 12 ángulos, de ahí su nombre, tallados con extrema exactitud y que ensamblan a la perfección con el resto de las piezas. Este tipo de estructura, muy frecuente en la cultura Inca, permitían calzar las piedras sin ningún tipo de argamasa. Que palacios y templos edificados de esta forma sigan aún en pie es una prueba de su solidez.

El Palacio, construido por mandato del Inca Roca, también fue residencia de sus descendientes hasta la llegada de los españoles (s.XVI). En la etapa colonial fue saqueado y, manteniendo el famoso muro como cimiento, los españoles levantaron la Casa de los Marqueses de Buenavista y el Palacio de los marqueses de Rocafuente. Finalmente, el edificio fue donado a la iglesia y se convirtió en el Palacio Arzobispal. Actualmente, también es el Museo de Arte religioso de la ciudad de Cuzco.

Aunque a priori pienses que ver un muro de piedra no es una actividad muy atractiva, te recomiendo que no te saltes esta parada cuando hagas tu recorrido por Cuzco. Las dimensiones de la piedra y la perfección de la estructura no te dejarán indiferentes. Además, al estar en una calle pública, no tendrás que pagar nada por visitarla y tampoco tendrás que estar pendiente de ningún horario, puedes visitarla en cualquier momento del día.

Ruinas de Sacsayhuamán

Ruinas de Ruinas de Sacsayhuamán

Cuando hablamos de restos arqueológicos incas directamente pensamos en Machu Pichu. Sin embargo, en Cuzco hay otros yacimientos arqueológicos y ruinas de antiguas ciudades que merece la pena visitar. Aunque sean lugares menos turísticos, son igualmente interesantes y dedicar parte de tu estancia en la ciudad a descubrirlos es, sin duda, un gran acierto.

Muy cerca de Cuzco, a unos 30 minutos a pie desde la Plaza de Armas, se encuentran las Ruinas de Sacsayhuamán. La antigua fortaleza inca, se emplaza en lo alto de una colina elevada, sobre un paisaje espectacular. De hecho, desde las ruinas podrás disfrutar de una de las vistas panorámicas más impresionantes de Cuzco. “Sacsayhuamán” es una palabra que proviene del quechua y que podría traducirse como: “lugar donde se sacia el halcón”, tal vez el nombre le venga dado por los halcones que sobrevuelan la gran obra arquitectónica.

Sacsayhumá era una auténtica ciudad, inmensa, de la que solo se conservan x ha. Acogía todo tipo de construcciones: edificios sagrados y ceremoniales, residencias, torreones, acueductos… En la urbe inca aún se aprecian túneles, puertas, murallas y torreones y, aunque gran parte se ha perdido, resulta fácil imaginar la inmensidad y el esplendor que tuvo en el pasado.

Ruta por la herencia del Virreinato

El periodo colonial cambió completamente la ciudad de Cuzco. Tras la llegada de los españoles, muchas edificaciones incas fueron destruidas o transformadas, consolidándose una ciudad en la que el estilo inca convive con el barroco importado por los colonos. Tras el terremoto de 1650 numerosas construcciones se levantarán en la urbe, creando un Cuzco monumental caracterizado por la presencia de edificios religiosos. La arquitectura colonial de Cuzco es impresionante y merece explorarse con detalle. Comparto contigo los que son, al menos para mí, puntos esenciales si quieres imaginar cuánto significó la capital inca para el Virreinato del Perú.

Barrio de San Blas

Cuesta de San Blas en El Barrio San Blas de Cuzco

El Barrio de San Blas fue completamente reformado con la llegada de los españoles, por lo que es un buen ejemplo de la arquitectura colonial. Sus calles empinadas, los suelos de piedra y los puestos que se montan en las calles dotan de a este barrio de una vida especial y de un gran interés turístico.

Catedral de Cuzco

Catedral de Cuzco

Ubicada en la Plaza de Armas, sobre lo que fue el Palacio del Inca Wiracocha, la Catedral de Cuzco es hoy una de las muestras más evidentes del barroco en Perú y se ha convertido en el templo cristiano más importante de toda la ciudad.

Iglesias de Cuzco

La Iglesia llegó al país con los colonos españoles y, con ella, numerosos lugares de culto católico y conventos se levantaron en la ciudad. En 1973, el Ministerio de Educación declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la zona monumental de Cuzco, reconociendo la belleza y el valor histórico de estas edificaciones. Si paseas por el Cuzco monumental, la Iglesia de la Compañía y el Templo de la Merced son visitas obligadas.

Conocer la ciudad desde otra perspectiva

Hacer turismo no es solo visitar edificios y monumentos emblemáticos. A veces, la imagen más auténtica de una ciudad nos la llevamos vagando sin rumbo por sus calles o recorriendo mercados locales y observando las actividades más cotidianas.

El patrimonio histórico y monumental de Cuzco es indiscutible, pero es que además la ciudad es muy auténtica. Si buscas empaparte de la cultura peruana y quieres conocer esta joya de Perú desde otra perspectiva, presta atención a los lugares que voy a proponerte a continuación.

El Mercado De San Pedro

Mercado de San Pedro Cuzco

Situado junto a la calle Santa Clara, el Mercado de San Pedro, fundado en 1925, continúa siendo el epicentro del comercio local de Cuzco. Los productos frescos, artesanías tradicionales, flores, especias, postres típicos se amontonan puesto a puesto, creando una explosión de colores y sabores que te sumergen de golpe en la cultura peruana.

Oirás a personas hablando en quechua, vendedores ingeniosos alzando la voz para colocar hasta la última existencia y serás parte de esos turistas despistados que se mezclan con la gente de Cuzco que acude a comprar allí cada día y que ya no se emboba con los detalles de cada puesto.

Prueba los postres, la comida típica (con precaución si tienes el estómago delicado), charla con los tenderos y empápate de todo lo que pase por tus ojos. Si te interesa la gastronomía y quieres conocer de primera mano la cultura peruana, incluye el Mercado de San Blas en tu lista de “cosas que hacer en Cuzco”.

Pukamuqu

Mirador de Pukamuqu Cristo Blanco Cuzco

Personalmente, una de las primeras cosas que me gusta hacer cuando llego nueva a una ciudad es subir a un mirador, cuanto más alto mejor, para apreciar sus dimensiones. Pukamuqu, es el lugar idóneo para contemplar Cuzco desde las alturas.

Situado a unos 30 minutos caminando desde el centro histórico, junto a la estatua del Cristo Blanco, Pukumaqu es un mirador natural que te ofrecerá una estampa inolvidable de la ciudad. El trazado de las calles, los tejados en tonos rojizos, los edificios que se aglutinan en el valle y las colinas a lo lejos, configuran una imagen panorámica de Cuzco de la que no podrás evitar enamorarte.

Qué excursiones puedes hacer desde Cuzco

Machu Picchu

Cómo llegar a Machu Picchu desde Cusco

A 2.430 metros de altura y en pleno corazón de un bosque tropical, se encuentra Machu Picchu. La antigua ciudad Inca, rodeada de montañas, se ha convertido en uno de los sitios más visitados del mundo y es considerada una de las 7 maravillas del mundo moderno ¡No me extraña! Los restos arquitectónicos, murallas, terrazas, se descubren entre las nubes que dotan a las ruinas de magia y un misticismo muy especial.

Hay numerosas fórmulas para llegar a Machu Pichu desde Cuzco, puedes llegar por libre (en tren, en coche, o en bus) o contratando los servicios de una agencia. Lo que sí debes tener en cuenta si vas por libre es que, al ser un espacio con tan alto valor histórico, la normativa para visitar el parque es bastante estricta: solo podrás entrar acompañado de un guía oficial y deberás comprar tu entrada. Procura hacer estas dos gestiones con antelación, en cuanto reserves tu viaje, porque al ser un lugar tan concurrido y en el que el aforo es limitado podrías perder la oportunidad de conocerlo.

Maras

Cómo llegar a las salineras de Maras desde Cusco

Maras es un pintoresco pueblo de Perú, ubicado a 3.300 metros sobre el nivel del mar y a unos 4o km de Cusco. La pequeña localidad es conocida por sus salinas. Estructurados en terrazas, los más de 3 mil pozos de sal natural configuran un paisaje único que no te dejará indiferente. Además, dentro de las salineras se comercializan productos elaborados a partir de la sal extraída. Si quieres llevar algún recuerdo a alguien especial, podrías aprovechar estos puestos, por lo que podrías aprovechar si quieres comprar algún regalo o recuerdo auténtico.

Se puede llegar a Maras en bus desde Cuzco y cogiendo luego un taxi desde Maras para llegar a las salinas. Otra opción es contratar algunos de los tours que ofrecen las agencias de turismo y que incluyen el transporte. Hay agencias que ofrecen la posibilidad de llegar a las salineras en moto o quad. La experiencia es increíble, muy recomendable si viajas en grupo.

Consejos prácticos para tu viaje a Cuzco

Cómo cambiar dinero en Cusco

Soles peruanos cómo cambiar dinero en Cusco

Cambiar dinero en Cuzco es bastante fácil, hay casas de cambio por todos lados, sobre todo en el centro histórico, y las tasas suelen ser razonables. Antes de cambiar, con tu propia calculadora haz tú mismo las cuentas, así sabrás cuánto tienen que darte y no tendrás que pasar el mal trago de reclamar dinero si hay algún error y te das cuenta más tarde.

En las inmediaciones de las casas de cambio y en calles concurridas del centro, suelen ofrecerte cambiar en negro. Aunque el cambio pueda parecer más ventajoso, no te lo recomiendo porque pueden colarte billetes falsos sin que te des ni cuenta.

Cómo moverte por Cuzco

Taxi en la plaza de armas cómo moverse en Cuzco

Por suerte, Cuzco es una ciudad que se recorre muy bien a pie. Sin embargo, puede que necesites desplazarte un poco del centro histórico y quizás quieras visitar sitios que están más alejados, así que te daré algunas orientaciones acerca del transporte en Cuzco.

Taxis

Los taxis en Cuzco son muy baratos, un desplazamiento ronda los 10 soles peruanos (el equivalente a 2,28 euros). Si vais en grupo, es una buena opción y un gasto bastante asumible.

Normalmente, la gente es honrada. Sin embargo, siendo turistas siempre corremos el riesgo de que nos inflen los precios o de meternos en un taxi pirata sin saberlo (en Cuzco los hay). Para evitar este tipo de situaciones, lo mejor es parar a alguien de allí por la calle y preguntarle cuánto suele salir el trayecto.  Te dará un precio que te servirá para juzgar si el taxista te está dando los precios reales. Antes de subirte, trata de pactar la tarifa con el conductor, te evitarás problemas. No obstante, he de decir que yo no me topé con ningún tipo de inconveniente.

Autobuses

Los autobuses en Cuzco los llevan empresas privadas. Cada coche lleva un letrero en el que indican el lugar al que se dirigen. El precio del billete ronda los 0,70 soles, que equivale aproximadamente a unos 15 céntimos de euro y pagas dentro del autobús. Pasan con bastante frecuencia, cada dos o tres minutos.  

Boleto turístico Cuzco

Boleto turístico con cosas para ver en Cuzco

El Boleto turístico de Cuzco es una auténtica maravilla. Funciona como una especie de vale que permite el acceso a lugares de interés turístico en la zona. Hay distintos tipos de boletos: el boleto turístico integral, que permite visitar un total de 16 lugares; y boletos parciales, que posibilita la entrada a algunos de los lugares de esa lista.

Si vas a estar mucho tiempo en Cuzco, yo no me lo pensaría. Aunque el B.T.C no incluye la entrada a Machu Picchu, merece la pena y supone un ahorro significativo a la hora de entrar en los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Free Tours

No es lo mismo recorrer Cuzco solo que con la ayuda de un guía. Los free tours son muy recomendables para viajeros que quieren conocer los detalles históricos de cada rincón que descubren en la antigua capital del Imperio Inca.

Hay distintas empresas que los organizan y, normalmente, parten del centro histórico de la ciudad. El funcionamiento es muy sencillo, te inscribes (puedes hacerlo a través de internet) y al final del tour das al guía el importe que consideres adecuado.

¡Ojo con el mal de altura!

Al estar a tantos metros sobre el nivel del mar, el turista que visita Cuzco puede experimentar el temido «mal de altura». Aunque es bastante desagradable y hay quien lo pasa realmente mal suele pasarse cuando llevas un par de días en la ciudad. La gravedad de la sintomatología depende de cada caso, pero normalmente acarrea mareos, náuseas y dolores de cabeza.

Para evitar el mal de altura, lo mejor es descansar bien, no hacer comidas demasiado abundantes  y beber mucha agua. Allí mastican hoja de coca para combatirlo. Si eres de los que sufren los síntomas más graves y el «mal de altura» te está fastidiando el viaje, puedes consultar en una farmacia, existen algunos medicamentos que lo alivian.

Agua y comida

Si eres extranjero, no es recomendable beber agua del grifo en Perú. Aunque algunos peruanos la tomen sin ningún tipo de problemas, puede que a ti, al no estar acostumbrados, pueda sentarte mal. Es mejor no correr riesgos y beber solo agua filtrada o embotellada.

En cuanto a la comida, pasa lo mismo. No es que la comida de los puestos callejeros sea mala o esté en mal estado, pero puede ser agresiva para un estómago no acostumbrado. Ten precaución con lo que pruebes y lleva algún medicamento antidiarreico, por si acaso.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*