Descubre qué se puede ver en Aqaba, Jordania

Puerto de Aqaba

La ciudad de Aqaba es una antigua urbe que ser remonta siglos atrás en la historia. Es un punto muy importante en Jordania, pues tiene su único puerto, de forma que siempre fue una ciudad de gran importancia para la economía. Está situada frente al Golfo de Aqaba que es una entrada al Mar Rojo.

Aunque esta ciudad no es muy turística como podría serlo Petra, también constituye un lugar de visita en Jordania. Su antigua y extensa historia la convierten en un lugar perfecto para visitar y conocer un poco más sobre Jordania. Además, en la actualidad, como otros puntos que dan al Mar Rojo, es un lugar en el que poder realizar todo tipo de actividades.

Conoce Aqaba

Esta ciudad ya era conocida en tiempos prebíblicos. Siempre constituyó un punto importante en Jordania gracias al comercio que se podía realizar a través del Mar Muerto, incluso durante la época de conquista romana. Hoy en día este lugar es uno de los últimos que se visitan en los viajes a Jordania después de ver lugares como la ciudad de Petra y Wadi Rum. El último lugar al que llegamos sería Aqaba, en donde se puede disfrutar de la relajación que nos ofrece este mar que cuenta con una excelente temperatura todo el año. De ahí que sea un destino de playa toda la temporada. Aunque no es tan turística como Petra, tiene muchos puntos que la hacen importante, ya que es la única que tiene salida al mar y cuenta con un aeropuerto internacional, por lo que muchas veces llegamos a ella o es el último punto en el que estar.

Las actividades en Aqaba

Puerto de Aqaba

La ciudad de Aqaba es un lugar al que los turistas acuden para descansar y disfrutar de divertidas actividades. En la actualidad este lugar se ha organizado para ser un punto turístico que ofrezca ante todo ocio. Hay barcos con el suelo de cristal para poder ver el interesante fondo marino, pero también se puede hacer snorkel, pasear en moto acuática o simplemente pasar varios días de playa. El tiempo suele ser siempre caluroso, por lo que es un destino de playa todo el año. La ciudad es un lugar bullicioso, en donde hay restaurantes, casinos y todo tipo de locales de ocio. Puede ser un lugar de gran entretenimiento para pasar unos días.

Playas fuera de la ciudad

Playas de Aqaba

Si lo que estamos buscando es un poco de tranquilidad después del ajetreo de los viajes, siempre se recomienda alejarse un poco del bullicio de la ciudad, puesto que allí las playas son muy concurridas. Si nos dirigimos hacia la frontera con Arabia Saudí podremos encontrar algunas playas más tranquilas e interesantes, como South Beach y Tala Bay. Precisamente en South Beach se recomienda realizar snorkel para poder ver uno de los arrecifes de coral más bellos conocido como el Jardín Japonés. Está cerca de la playa y a poca profundidad, por lo que hay que adentrarse con cuidado, pero sin duda la experiencia vale la pena. En estas playas podremos pasar un día mucho más tranquilo y disfrutar del ambiente familiar que suelen tener. Hay que recordar que el agua siempre tiene buena temperatura y en las zonas de las afueras también es posible encontrar hoy en día buenos alojamientos cercanos a las playas.

Castillo de Aqaba

Castillo de Aqaba

Aqaba, aunque hoy en día es una ciudad que se ha modernizado y que es turística, también tuvo una gran historia. Todo esto podemos comprobarlo si salimos de la zona moderna de la ciudad para adentrarnos en la antigua. Este castillo también es conocido como el Castillo Mameluco o Fuerte de Aqaba. Fue construido por un sultán mameluco en el siglo XVI. Es un castillo que resulta interesante por formar parte de la historia de la ciudad y además abre a diario. Un castillo que incluso estuvo vinculado al famoso personaje de Lawrence de Arabia.

Museo Arqueológico de Aqaba

Otro de los lugares que sin duda debemos ver para saber más sobre la historia de la ciudad es el Museo Arqueológico. Este espacio se encuentra junto al castillo, por lo que se puede visitar todo fácilmente en una mañana. Todo se encuentra en la zona de la ciudad vieja y el edificio en el que se encuentra el muse es el antiguo palacio que pertenecía al jerife Husayn ibn Ali. En este museo se pueden encontrar piezas que datan de la Edad del Bronce, encontradas en un yacimiento arqueológico cerca de Aqaba. Esto indica que esta zona fue una de las que primero estuvieron pobladas, quizás por su cercanía al mar. Además, en el museo podremos ver una recopilación de todo tipo de artefactos que datan de distintas épocas, llegando al siglo XII. Lo que nos indica este lugar es que sin duda estamos ante una ciudad en la que ha habido asentamientos muy temprano.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*