Descubriendo la misteriosa Ruta de las Caras de Cuenca

Ruta de las Caras Buendía

En la comarca de la Alcarria, junto a la Sierra de Altomira y al embalse que lleva su nombre se ubica la localidad conquense de Buendía, la cual posee muchos atractivos para los amantes de la gastronomía, la cultura y la naturaleza. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha hecho especialmente popular entre los senderistas gracias a la Ruta de las Caras, un paraje formado por pinares y rocas areniscas del Pantano de Buendia en las que se encuentran esculpidas unas 18 esculturas y bajorrelieves de uno a ocho metros de altura.

Las esculturas de la Ruta de las Caras rompen la línea marcada por los museos para ensalzar la relación entre el arte y la naturaleza a partir de la reflexión espiritual, ya que éstas presentan cierto carácter místico. Los artistas de la ruta conocían las esculturas en piedra caliza de otros artistas, por lo que a la hora de crear la Ruta de las Caras se inspiraron en ellas y también en las culturas precolombinas y asiáticas. No obstante supieron dar a sus esculturas un toque personal distintivo reflejando lo más profundo y arcaico del ser humano.

Ello es particularmente visible en los rostros de estas esculturas, las cuales presentan la llamada “sonrisa arcaica” empleada por los artistas para dotar a sus obras de elementos distintivos.

Todas las caras de la ruta

Cara Ruta de las Caras

La Ruta de las Caras se ubica a orillas del Pantano de Buendía, en un paraje conocido como La Península en el que abundan los pinares y las piedras de arenisca. Para acceder a la zona se puede ir en coche, ya que desde Buendía hay una pista con paneles informativos y caminos de fácil acceso por lo que se llega en cinco minutos. Una vez allí, hacer el recorrido completo nos llevará una hora caminando.

Muerte Ruta de las Caras

Algunas de las esculturas más impactantes que se pueden observar durante la ruta son ‘La Monja’, ‘El Beethoven de Buendía’, ‘El Chamán’, ‘La Dama del Pantano’ o ‘La Calavera’. Sin embargo hay muchísimas más para contemplar en el camino. Por ejemplo, ‘La Cruz Templaria’, ‘Duendes’, ‘La Virgen de la Flor de Lis’ y ‘La Virgen de las Caras’, ‘La Espiral del Brujo’, ‘Chemary’, ‘La Moneda de Vida’, ‘Arjuna’, ‘Krishna’, etc.

¿Cómo acceder a la Ruta de las Caras?

Para llegar a la Ruta de las Caras desde Cuenca hay que salir por la Nacional 400 hacia Tarancón y en Carrascosa del Campo desviarse por la C-202 dirección Huete-Buendía. Para hacerlo desde Guadalajara hay que salir por la N-320 pasando por Tendilla y Sacedón. Desde Madrid por la N-II llegaremos a Guadalajara y alli se puede coger la N-320.

Una vez en Buendía para llegar hasta la Ruta de las Caras hay que seguir las indicaciones de los carteles que se encuentran dentro de la localidad y que conducirán a un camino. Después hay cuatro kilómetros hasta el paraje de La Península. Este camino lleva a un primer desvío que hay que tomar por la izquierda, señalizado también por un cartel indicativo. Si se sigue por este camino se va a a parar a un depósito de agua situado en lo alto de una colina, donde habrá que desviarse a la derecha hasta el último cartel rodeado de olivos. Éste último conduce hacia la izquierda.

virgenes ruta de las caras

Este camino termina en una explanada pegada a los pinos. Justo antes de llegar a ella encontraremos un cartel explicativo de la Ruta de las Caras y sus esculturas. En este lugar frente a los dos pequeños olivos y a la izquierda de las tierras de cultivo, parte una senda señalizada, que siguiéndola nos conduce a las primeras esculturas. Las esculturas se encuentran distribuidas por la zona, llegando casi hasta el pantano.

Buendía, la localidad de la Ruta de las Caras

El resto de la visita mezcla arte y naturaleza y hasta ingeniería al referirnos a la presa del embalse Buendía. Allí encontraremos también la ermita de la Virgen de los Desamparados, que destaca más por su enclave que por su construcción.

Buendía tiene una esencia medieval que se refleja en su muralla intermitente y discontinúa. Asimismo, en el tejido urbano destaca la Plaza Mayor, siamesa de la Ruiz Jarabo, ambas porticadas con arcos de medio punto sobre pilares cuadrados y unidas mediante un pórtico de cuatro vanos.

Iglesia Nuestra Señora de la Asunción Buendía

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción lidera el conjunto arquitectónico de la Plaza Mayor, del gótico al renacimiento contiene muestra de diversos estilos y su fachada herreriana es de gran belleza. Su interior alberga elementos decorativos y mobiliarios de gran belleza. Este templo permanece cerrado salvo acto litúrgico por lo que para visitarlo es necesario hacer reserva en la oficina de turismo. La entrada es gratuita.

Por otro lado, la Tercia (un pósito del siglo XV construido en mampostería y sillería) aloja el Museo del Carro, foco de interés tanto para los habitantes de la localidad como para los turistas al igual que los Restos del Castillo de Buendía y el Museo de La Botica.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *