Descubrir Ibiza más allá de la fiesta

Ibiza es una isla famosa por sus fiestas veraniegas, sus multitudinarias discotecas y el joven ambiente nocturno, pero esta isla ofrece mucho más a aquellos que no desean vivir ese ambiente nocturno de discoteca y baile hasta el amanecer. Sin duda es la cuna del mundo hippie, que desde los años 60 no para de crecer en turismo, y eso no solo se debe a la fiesta, sino a sus espacios naturales, a su historia y a sus playas.

Si vas a ir a Ibiza pero pretendes ver algo más allá de las noches de marcha, puedes descubrir todo lo que hay por ver y hacer en esta bonita isla del Mediterráneo. A muchos sorprende la cantidad de lugares y actividades que ofrece Ibiza si vamos de vacaciones a ella en verano.

Historia en Dalt Vila

Dalt Vila

Si vas a Ibiza es algo casi obligado pasarse al menos un día por la zona histórica de la ciudad de Ibiza. Un casco antiguo rodeado por una muralla del siglo XVI. Está en la parte alta de la ciudad, dominando todo el panorama, por lo que las vistas desde ciertos puntos son inmejorables. Además, hay muchísimo que hacer más allá de las murallas. Hay tiendas pequeñas de artesanos, restaurantes de cocina típica, y también pequeñas calles adoquinadas por las que perderse. También hay puntos muy interesantes que ver, como puede ser la Catedral de la Virgen de las Nieves o la Plaza de la Vila.

Mercadillos con espíritu hippie

Las Dalias

En Ibiza hay muchos mercadillos de espíritu hippie, incluso en los pueblos pequeños, pero el más famoso, y al que sin duda debemos acudir para hacernos con esa moda ibicenca adlib, es el mercadillo de Las Dalias, que se celebra todos los sábados, y que en verano también se hace los domingos, lunes y martes. En este mercadillo podemos encontrar puestos para comprar mucha ropa desenfadada, complementos, incienso, cosas hechas a mano e incluso instrumentos. Pero su interés no acaba ahí, y es que es tan famoso que en la zona se hacen espectáculos y también hay restaurantes y bares para hacer paradas en las compras.

Visitar el Parque Natural de Ses Salines

Ses Salines

Si lo tuyo es la naturaleza, sin duda querrás visitar este espacio protegido situado en la zona sur de la isla. Hay una gran población de aves, y cuenta con un gran valor ecológico, con especies endémicas de las baleares. Aunque no es uno de los lugares más turísticos, sí es muy interesante para aquellos aficionados a la naturaleza o a las aves.

Adentrarte en lo profundo en Can Marçà

Cuevas Can Marçà

Estas cuevas tienen más de 100.000 años de antigüedad, que se dice pronto, y por ello tienen un gran valor. Están en la zona norte de la isla en Sant Miquel. Se hacen rutas por ella en barca, totalmente espectaculares, y una forma de escapar por un momento del calor del exterior. Fue descubierta por un grupo de contrabandistas, pero desde los 80 es uno de los puntos turísticos de la isla. Es muy interesante también el paseo por el acantilado exterior para llegar a la entrada de la cueva, por lo que es una buena experiencia. También se puede visitar la cueva de Ses Fontanelles, en donde incluso hay pinturas rupestres. A este lugar se accede desde Cala Salada, para poder ver esas pinturas que al parecer fueron hechas en la Edad del Bronce.

Probar el SUP en las playas

Deportes acuáticos

Si buscas alguna otra diversión que no implique fiesta al llegar a Ibiza, los deportes acuáticos son lo tuyo. Uno de los que se han vuelto más populares por novedosos es el SUP o Stand Up Surf. En muchas playas se puede alquilar el equipo para dar un paseo en esas grandes tablas, e incluso hay tours alrededor de la isla, que duran varios días, para conocer la isla desde una nueva perspectiva. Otros deportes son el snorkel, el buceo o kayak. Las playas más populares tienen lugares en los que encontrar el material para hacer estos deportes, así que son una buena forma de hacer deporte durante las vacaciones mientras probamos algo nuevo.

Puesta de sol en Es Vedrà

Es Vedrà

Una de las cosas más típicas que se hacen al caer el sol en Ibiza es quedarse contemplando la puesta de sol tranquilamente en zonas específicas. Son paisajes muy bellos, y momentos especiales, que se pueden vivir desde muchos puntos de la isla, pero lo mejor de todo es que hay quedadas de grupos de gente para ver en conjunto ese momento mágico para muchos. Uno de los puntos más populares es el que da a Es Vedrà, ese gran islote que hace siglos formaba parte de la isla y que ahora está apartado, pero sobre el que hay muchas historias y leyendas, ya que se dice que tiene un poder especial, de ahí que sea el mejor punto para ver esa puesta de sol.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, Viajes

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *