Desierto de Atacama

Imagen| Pixabay

Si buscas destinos sorprendentes que te hagan sentir como si estuvieras en otro planeta debes poner rumbo al Desierto de Atacama en Chile. Se trata del desierto no polar más árido de la Tierra aunque también presenta oasis que son fuentes de vida.

A la hora de viajar al Desierto de Atacama se debe contar con cierta organización y logística. Por eso, a continuación, encontrarás una pequeña guía con lo que tienes que saber sobre tu aventura a este bello paraje chileno.

San Pedro de Atacama

Es la puerta de entrada al Desierto de Atacama y el lugar que muchos viajeros escogen como su base de operaciones. Se localiza a 1.700 kilómetros de Santiago de Chile y en las últimas décadas se ha convertido en un foco turístico muy importante debido a que en sus alrededores se encuentran lugares tan interesantes como el Valle de la Luna, los géiseres del Patio o la Reserva Nacional de los Flamencos. Pese a ello no ha pedido ni un ápice de encanto.

En esta localidad existe una amplia variedad en términos de alojamiento. Ya sean albergues para mochileros u hoteles de lujo pasando por alojamientos ecológicos u opciones de precio medio.

Pero, pese a ello, San Pedro de Atacama sigue conservando algo que lo hace especial. Recorrer sus callecitas construidas con adobe y materiales típicos de la zona, a media mañana, cuando la mayoría de turistas están de excursión, es algo que estamos seguros, no olvidarás. Y, por si no tienes suficiente, espera a que caiga el sol y el cielo se tiña. Mira hacia arriba y maravíllate con uno de los cielos más increíbles del mundo.

Imagen| Pixabay

¿Cuál es la mejor época para visitarlo?

A esta zona del país se puede viajar durante todo el año pero durante el verano (diciembre-marzo) las temperaturas son altas y en invierno (junio-septiembre) son frías.

Mi consejo es visitar el Desierto de Atacama durante la primavera (abril-mayo) o el otoño austral (octubre-noviembre). De esta manera, las temperaturas serán más equilibradas y no pasarás tanto calor o frío.

¿Cómo moverte por el Desierto de Atacama?

Afortunadamente hay varias opciones a disposición de los visitantes:

  • Contratar una excursión: en San Pedro de Atacama están asentadas muchísimas agencias de modo que seguro que podrás encontrar la que mejor se adapte a tu presupuesto y expectativas.
  • Alquilas un coche: Frente a la opción anterior alquilar un coche permite visitar el Desierto de Atacama con mayor libertad y quedarte en cada lugar el tiempo que desees.
  • Alquilar una bicicleta: Esta opción es la más recomendada para los aventureros, aquellos que prefieran desplazarse por el Desierto de Atacama haciendo ejercicio.

¿Qué ver en el Desierto de Atacama?

Imagen| Pixabay

Valle de la Luna

A 13 kilómetros de San Pedro de Atacama se encuentra el Valle de la Luna, un paraje desértico que recuerda a la superficie lunar. Aquí se pueden observar formaciones naturales muy llamativas como el anfiteatro, las 3 marías y la duna mayor.

El fenómeno natural que se produce en El Valle de la Luna se debe al encuentro del desierto de Atacama con la cordillera de Los Andes. En este lugar se puede asistir a un espectáculo geológico de gran belleza, especialmente al alba y al atardecer. Desde la duna mayor es posible apreciar el bello entorno de esta zona.

Valle de la Muerte

También conocido como Valle de Marte, El Valle de la Muerte se ubica en mitad de la Cordillera de la Sal a escasos 2 kilómetros de San Pedro de Atacama.

Recibe este nombre porque aquí no crece ningún tipo de planta ni vive ningún animal. Todo aquel que ha tratado de cruzar el valle ha perecido en el intento. Es por ello que está considerado como el lugar más inhóspito de la Tierra.

No obstante, El Valle de la Muerte es muy apreciado por aquellos a quienes les encanta practicar sandboard, trekking o realizar paseos a caballo dada su cercanía con San Pedro de Atacama.

Es recomendable llevarse la cámara de fotos para fotografiar las rocosas esculturas naturales y las dunas de arena.

Laguna Céjar

Se trata de una laguna con una concentración de sal muy alta similar al mar Muerto, lo que permite darse un baño con la sensación de no hundirse apenas en el agua. La laguna Céjar se sitúa a tan sólo 16 kilómetros de San Pedro de Atacama, en medio de un hermoso paisaje de colores turquesas y volcanes.

El atardecer desde este rincón del Desierto de Atacama, con sus tonos ocres y fuertes colores, ofrece un espectáculo sin igual a nuestros ojos.

Imagen| Pixabay

Salar de Atacama

El Salar de Atacama es uno de los atractivos turísticos más importantes de la Reserva Nacional Los Flamencos. Con sus 3.000 km2 es el mayor depósito de sal de Chile y el tercero del mundo.

En sus lagunas habitan un gran número de aves andinas como los flamencos rosados en la alta cordillera.

Volcán Lascar

Si te gusta practicar hiking y contemplar una de las mejores vistas del Desierto de Atacama tienes que realizar una excursión al cráter del volcán Lascar.

Para ello hay que dirigirse a Talebre, el pueblo que se sitúa a los pies del volcán e internarse por el camino que lleva a la laguna Legía. Aquí el paisaje también es digno de ser fotografiado.

Imagen| Pixabay

Géiseres del Tatio

Los Géiseres del Tatio son un conjunto de 80 géiseres y fumadoras ubicados a 4.200 metros sobre el nivel del mar en la Cordillera de los Andes, siendo así el tercer grupo más grande del planeta y representando el 8% de los géiseres a nivel mundial.

Estos géiseres se ubican a 89 kilómetros de San Pedro y a primeras horas de la mañana presentan una gran actividad de fumarolas de vapor producidas por las altas temperaturas de sus cráteres acuosos. Se encuentra rodeado por cerros que alcanzan los 5.900 metros de altura.

En las inmediaciones hay pozas termales donde es posible bañarse, por lo que los turistas que lo deseen pueden animarse a darse un baño.

Tour astronómico por Atacama

Debido a sus características, el Desierto de Atacama es uno de los mejores lugares de la Tierra para observar el firmamento. Por este motivo, durante la visita es posible contratar un tour astronómico en uno de los múltiples observatorios que aquí existen.

Un tour astronómico en el Desierto de Atacama consta de varias partes. Por ejemplo, una charla previa acerca de las principales constelaciones y estrellas para principiantes seguido de la observación del cielo por medio de telescopios y por último un coloquio con astrónomos acompañado de un chocolate caliente.

Sin lugar a dudas, uno de los mejores planes que se pueden hacer durante un viaje al Desierto de Atacama.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?