Desierto del Sahara

Dunas del Sáhara

El Desierto del Sáhara es el desierto cálido más grande del mundo con más de nueve mil kilómetros cuadrados de superficie. Se encuentra en África del Norte desde el Mar Rojo hasta el Océano Atlántico con zonas que también pasan por el Mar Mediterráneo. Además cubre amplias zonas de varios países como Marruecos, Mauritania, Níger, Sudán o Túnez. Una visita al Desierto del Sáhara es algo inolvidable, de ahí que sea un viaje soñado para muchas personas.

Vamos a ver qué podemos disfrutar en el increíble Desierto del Sáhara, una extensión cálida que ofrece ecorregiones diferenciadas y diversos lugares por explorar. Conoceremos paisajes asombrosos con dunas, ergs, valles secos o salares. Vamos a ver algunas ideas sobre qué se puede ver en el Sáhara.

Merzouga y las dunas de Erg Chebbi

Desierto del Sáhara

La palabra Erg define un tipo de desierto creado por masas de arena y Chebbi es su nombre, aunque normalmente se le conoce por Merzouga porque este es el pueblo cercano desde el cual se parte para llegar a las dunas. Esta es una de las excursiones más comunes que se hace al Desierto del Sáhara desde Marruecos. Esta zona tiene una longitud de unos treinta kilómetros y algunas de sus dunas pueden alcanzar los 150 metros de altura. Para llegar a esta zona se puede ir en excursiones guiadas o en transporte público desde Fez o Marrakech en un trayecto que dura unas ocho o diez horas. Una vez en Merzouga podremos hacer diversas cosas aunque lo habitual es que dediquemos tiempo a ver lo pequeños que somos en un paisaje tan impresionante y a disfrutar de esa experiencia. Además, se ofrecen diversas actividades en este lugar como la de utilizar quads o 4×4 para sortear las dunas, realizar sandboarding en tablas, lo cual es muy divertido o hacer paseos en dromedario como haría un auténtico bereber. En esta zona también se pueden ver algunos animales como insectos o algún zorro. Las mejores horas son el amanecer y el anochecer, ya que la luz y el paisaje cambian completamente.

Erg Chegaga

Este mar de arena es más grande en extensión pero menos alto en cuanto a sus dunas, por lo que es menos popular pero sin duda se ha convertido en otra alternativa a la hora de visitar el Desierto del Sáhara. Para llegar a esta zona es necesario realizar un viaje de dos o tres horas por diferentes paisajes. En los alrededores de esta zona desértica encontraremos algunos puntos de interés como puede ser el Lago Iriki que en realidad es una llanura de barro petrificado que lleva unos veinte años seco. La localidad de M’Hamid es la más cercana, un lugar que era un paso de caravanas.

Dormir en el desierto

Jaima

Una de las experiencias más significativas que se pueden hacer en el Desierto del Sáhara es precisamente pasar la noche en él, durmiendo bajo las estrellas. Normalmente los turistas suelen dormir en jaimas en las diferentes zonas desérticas porque es algo que se ha vuelto popular y es fácil contratar este servicio junto con las excursiones al desierto. Una jaima es una sencilla estructura que puede ser de mampostería o de madera y que se suele cubrir con telas. Normalmente estos campamentos son amplios y en ellos tendremos diversas estructuras en las que dormir, nos proporcionan variados servicios y una zona central en la que poder juntarse y disfrutar de las estrellas en el desierto.

Ruta de las Mil Kasbahs

Kasbah en el Sáhara

Una kashah es un término que denomina a una parte central de la ciudad o fortaleza. Hay varios tipos de kasbahs, como las del norte, ligadas a la cultura árabe, que eran construcciones fortificadas que servían de residencia a gobernadores y las del sur ligadas a la cultura bereber que son más bien punto de encuentro de las rutas comerciales. Hay varias rutas que visitan varias de estas kasbahs que forman parte de la cultura de esta zona del Sáhara. Se puede partir de lugares como Ouarzazate en donde podremos ver la Kasbah Taourirt, una de las que están mejor conservadas en todo el país. Podremos ver otras en las rutas que contratemos, como la Kasbah Teoulet en el Valle del Ounila o la kasbah de Amridil en el Palmeral de Skoura.

Lugares cercanos

Cerca del Desierto del Sáhara podremos encontrar diversos lugares que visitar como Ourzazate, una bella ciudad de Marruecos. En esta ciudad podemos ver la Kasbah de Taourirt, un lugar que regulaba las citas comerciales. En esta ciudad también podemos ver la Plaza Al Mouahidine en donde hay cafeterías y tiendas. A las puertas del desierto de Erg Chegaga se encuentra Tamegroute, un centro religioso que data del siglo XI en donde podremos visitar un centro de alfarería tradicional con un centro de cocción. También es de interés la Zaoui Nasiriyya, un centro musulmán con diversas estancias religiosas.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*