Algunos destinos de verano en Uruguay

Uruguay es un pequeño país de América del Sur. Esta rodeado de dos gigantes, Brasil y Argentina, y aunque es pequeño cuando llega el verano muchos de sus vecinos cruzan las fronteras para disfrutar de sus geniales playas.

Uruguay tiene costa sobre el Río de la Plata, el río Uruguay y el Atlántico Sur. El litoral del Río de la Plata es muy bello pero pero las mejores playas son las oceánicas así que si estás pensando en un viaje por estas tierras, piensa en Uruguay y sus destinos de verano.

Punta del Este

Es seguro el balneario más top que tiene América del Sur pues entre enero y febrero llegan turistas de todo el mundo. Si bien la mayoría son gente adinerada de Brasil y Argentina que incluso tiene sus mansiones de verano en la ciudad y alrededores, no faltan por temporada algunas celebridades internacionales.

Está ubicada en una península, una lengua de tierra que viene a separar las aguas marrones del Río de la Plata de las oceánicas y aunque la habitan de manera estable alrededor de 13 mil personas, en verano la cifra trepa a más de 40 mil. La conversión de asentamiento a balneario estilo Biarritz comenzó lentamente con el siglo XX y explotó, en cuanto a desarrollo urbanístico, en los ’80.

La avenida principal, el recorrido para ver y ser visto, es la avenida Gorlero. Las marcas internacionales están presentes y cuando se trata de salir la noche empieza aquí. Hay muchos restaurantes, bares, un casino y una pintoresca feria de artesanos. La ciudad tiene un puerto que es visitado tanto por cruceros como por veleros y cuenta con aeropuerto, el Aeropuerto Internacional de Laguna del Sauce, a unos 20 kilómetros del centro.

Si estás en Brasil puedes llegar por tierra, además, y si estás en Buenos Aires y te pinta hacer una visita puedes cruzar en avión o en barco, aunque debes sumar después un recorrido en autobús. Te estarás preguntando qué puedes disfrutar además de una ciudad carísima por donde la mires, donde todo tiene precios internacionales, desde la Coca-Cola hasta el alquiler de una sombrilla.

Pues bien, Punta del Este es conocida por sus hermosas playas. Hay dos muy populares, Playa Mansa y Playa Brava. Mansa y Brava por la agitación de sus aguas. Amigos, familias, todos se dan cita en ambas playas desde la mañana a la noche. Tienen restaurantes para comer y todo, pero si justamente buscas privacidad o menos ruido o menos show puedes alejarte unos 30 kilómetros y recalar en José Ignacio.

No es que José Ignacio está vacía pero es mucho más tranquila que las otras dos playas. También está Playa Montoya, Manantiales o la de Laguna de José Ignacio que es aguas dulces. Sobre la costa de Punta del Este hay dos islas, Isla de Lobos, con su colonia numerosa de lobos marinos, y la Isla Gorriti, más pequeña aunque con dos playas preciosas. Si tienes un velerito es genial para ir de visita.

La Pedrera

Es un balneario que está a 230 kilómetros de la capital uruguaya, Montevideo, y a nueve kilómetros de La Paloma. Tiene un casco antiguo con casas de más de cien años y una bonita rambla a cuyos laterales hay dos playas, la Playa del Barco y la El Desplayado. La primera es para familias y la segunda para gente joven con ganas de conocer gente joven.

La calle principal se cierra al tránsito por la noche y se arma una feria de artesanías en la que no faltan los artistas callejeros. A su vera se ubican casas de té, restaurantes y bares. Si vas en temporada alta, de diciembre a marzo, experimentarás un verano con el balance perfecto entre paz y actividad. La oferta hotelera es variada, hay casas de alquiler turístico, hoteles, posadas y cabañas. Y también un hostel para los de presupuesto acotado.

No es un sitio para quedarse más de cuatro o cinco días, pero vale la pena. Caminar por estas playas amplias es estupendo pues las vistas son hermosas y el mar chocando con las rocas siempre es un espectáculo. Y si quieres moverte un poco muy cerca hay un puñado de otros pueblos a los que puedes llegar en autobús o en coche. Ojo con ir en febrero, mes del carnaval, porque se llena de gente.

Chuy

Chuy es una ciudad fronteriza pues limita con Brasil. Es común ver a los argentinos en Chuy cruzando la frontera para hacer compras. La ciudad está a orillas del arroyo Chuy y el nombre es guaraní. Del otro lado de la frontera la ciudad brasilera se llama Chuí. ¡Muy similar! Entre ambas ciudades circula una ruta llamada Avenida Internacional y es una arteria rodead de locales comerciales Duty Free o Tax Free.

La oferta de alojamiento en Chuy se concentra en alquiler de cabañas preferentemente, pero no faltan algunos hoteles o campings. Desde Chuy puedes visitar muchos destinos costeros. La Barra de Chuy está a solo 14 kilómetros de la ciudad y es un balneario oceánico. La playa es amplia y tiene todavía enormes dunas. La desembocadura del arroyo Chuy la separa de Brasil y por eso mismo es pintoresca por partida doble, social y naturalmente.

La Barra de Chuy tiene dos espacios para hacer campamento, un complejo de cabañas, casas de alquiler y un hotel. En verdad es un sitio super tranquilo y seguro así que es el elegido por los grupos de amigos y familia. En autobús o en taxi puedes ir desde Chuy hasta Alvorada, otro balneario pintoresco y turístico que ha crecido de la mano del interés tanto de Brasil como de Uruguay.

Punta del Diablo

Este es otro destino de verano en Uruguay que de un tiempo a esta parte ha crecido mucho. La costa está tachonada con rocas erosionadas muy pintorescas que parecen decorar, cual joyas, las playas. La playa Brava tiene aguas entre verdes y azules, con mucha espuma nívea, y la Playa Mansa es la de una gran bahía resguardada del viento.

Es un sitio cuya gastronomía se basa en los pescados y mariscos así que donde vayas a comer la calidad es excepcional. Las playas entregan algas en cantidad así que una buena entrada son los buñuelos de algas, para comer una y otra vez, lo mismo los platos con pejerrey o sargo. Como una típica aldea de pescadores el movimiento de balsas es incesante a determinada hora del día y para el ojo del turista resulta una obligación detenerse a observarlo.

Entre las visitas recomendables está La Casa del Mar que exhibe cráneos de ballena o el Cerro de la Viuda con sus rocas fantasmagóricas. Y al caer la tarde, sí o sí, hay que hacer un paseíto en coche tirado por caballos.

Por supuesto, estos no son los únicos destinos de verano en Uruguay pero se cuentan entre los mas recomendables y conocidos. Si te escapas del invierno en el hemisferio norte y llegas al sur, Uruguay y sus balnearios pueden estar esperándote.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Playas, Uruguay

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *