Disfrutar de una semana en Jamaica

 

Uno de los destinos más populares de Caribe es la isla de Jamaica, especialmente si te gusta el reggae y sus “derivados”. ¿Vale la pena ir aunque solo te guste la música y fumar un poco? Yo creo que sí, es un gran destino y nos ofrece mucho más que esos dos tópicos.

Te propongo entonces que descubramos juntos qué podemos hacer, ver y visitar una semana entera en Jamaica. Te adelanto que el paseo incluye algo de historia colonial, sabrosa gastronomía y por supuesto, playas caribeñas. Y sí, noches de reggae.

Jamaica

Es la tercer isla más grande de las Antillas Mayores y está a escasos 145 kilómetros de Cuba y algo más de la isla que comparten República Dominicana y Haití. Los españoles la conquistaron bien temprano pero los ingleses se hicieron con su control en 1655.

Allí empezó a llamarse Jamaica y su actividad económica se orientó definitivamente al cultivo de la caña de azúcar con mano de obra esclava, primero africana y más tarde, tras la emancipación, con trabajadores chinos e indios.

En Jamaica se habla inglés. Su capital es la ciudad de Kingston y aunque pertenece al Commonwealth la situación económica ha producido a lo largo de su historia bastantes migraciones en busca de un futuro mejor. Hay que andarse con cuidado porque su capital es una ciudad violenta donde el índice de criminalidad es bastante alto. Mi consejo es ir a hoteles y moverse en tour.

Destinos en Jamaica

Kingston, Negril, Montego Bay, Ocho Ríos, Port Antonio. En este puñado de destinos puedes concentrar tranquilamente la semana en Jamaica. La idea es combinar las costas oeste y sur, las mejores cuando se trata de un primer viaje a la isla.

Comienzas con las blancas playas de Negril, sus ríos y sus cascadas y sus aldeas pesqueras y terminas en Port Antonio donde el actor hollywoodense Errol Flyn solía pasar sus vacaciones.

Kinsgton

La capital está habitada por casi 3 millones de personas. Está rodeada de montañas, al norte, y la costa del mar la baña por el sur. Hay mucha pobreza así que debes andar con mucho cuidado. No hay que ser inocente a la hora de moverse.

Entre los sitios que hay que visitar se cuenta la Mansión Devon. Se construyó en 1881 y es un importante sitio patrimonial ya que representa la típica mansión colonial de plantación que los británicos construían. Dentro hay muebles del siglo XIX y se ofrecen visitas guiadas. Hay restaurantes y cafeterías en los hermosos jardines. El Museo de Bob Marley funciona en su vieja casa que sigue en manos de su familia.

Las Blue Mountains están situadas al norte de la ciudad y hoy forman un parque nacional que puedes visitar en excursión. Puedes ascender al punto más alto y si lo haces un día despejado podrás ver la costa sur de Cuba. La caminata dura entre cuatro a ocho horas pero vale la pena. Sobre las colinas está la mansión y Strawberry Hill, hoy un hotel rodead de cabañas, una vieja y elegante casa colonial que además es un spa.

Otra excursión en la que puedes apuntarte es la de Port Royal, antigua capital de piratas durante los siglos XVII y XVIII. Un terremoto hundió la mitad de la ciudad a fines del siglo XVII pero todavía puedes ver lo que quedó allí entre fuertes y cañones.

Finalmente, antes de emprender viaje rumbo a otro destino recuerda que Kingston es, se dice, una de las captitales del ron, así que hay muchos bares donde disfrutarlo: CRU, Regency Bar & Lounge, Macau o Mahogany Tree Bar, dentro de la Mansión Devon, por ejemplo.

Negril

El paisaje de Negril es fabuloso, con una costa preciosa que ha sido aprovechada para construir hoteles y restaurantes. En Negril se encuentra una de las playas mas famosas de Jamaica: Seven Mile Beach, de arenas blancas y agua cristalina. Hay hoteles y resorts construidos aquí y en la playa puedes alquilar equipo de snorkel, tablas de windsurf o hacer parapente.

Justamente, sobre uno de los rocosos acantilados se encuentra un bar que es tremendamente popular: el Rick’s Café. Subes desde la playa por su escaleras excavada en la roca y puedes tomar o comer algo mientras ves como los más aventureros se lanzan al mar desde distintas alturas.

Entonces, en Negril puedes desde tomar el sol hasta hacer buceo o snorquel o salir a pescar. También puedes caminar hasta Bloody Bay, un sitio sobre el que se dice que fue testigo de una batalla entre piratas.

Hoy es una playa pública con algunos hoteles y arboles que brindan sombra en los mediodías furiosos. Las aguas son cristalinas y cálidas y suele haber menos gente que en la Seven Mile Beach. Kingston primero, luego Negril y ya que estás aquí el tercer destino debe ser Montego Bay.

Montego Bay

Está situado a solo una hora y media de viaje en coche desde Negril y es un destino más aventurero. Montego Bay es la segunda ciudad mas grande de la isla y ofrece mucha vida nocturna y diversión. En la playa puedes descansar, tomar sol, hacer actividades o pasear a caballo, pero fuera de ella puedes hacer excursiones por la jungla y visitar mansiones embrujadas como la popular Rose Hall.

Rose Hall es una vieja plantación cuya casa está construida en la cima de una colina que mira al mar. Es de estilo georgiano y fue construida en 1770. Dice la leyenda que su dueña, Annie Palmer, la Bruja Blanca de Rose Hall, mató a sus tres esposos y a algún que otro esclavo para perpetuar su belleza.

Hay visitas guiadas de día y  de noche.  Otro destino puede ser la playa de Doctor’s Cave, una de las más populares de esta parte de Jamaica.

Su ubicación en una bahía hace que las aguas sean extremadamente calmas y cálidas y la playa es pública pero puedes alquilar tumbonas y sombrillas. Si te gusta hacer rafting el río Martha Brae está allí a tu disposición, a una hora de Montego Bay, en la parroquia vecina de Trewlawny. Es uno de los ríos más grandes de la isla y el rafting es estupendo. Los tours incluyen siempre el transporte hasta allí.

¿Te gustan las lagunas con luminiscencia? También en Trelawny hay una laguna con aguas que brillan por la noche. Las aguas están habitadas por miles de microrganismos y es una gran experiencia verlos brillar.

Ocho Ríos

A una hora y media de Montego Bay te espera Ocho Ríos. Aquí las excursiones para el turismo se concentran en visitar la Montaña Mystic, donde subes más allá de la copa de los arboles con un elevador de esquí, a un sitio panorámico con cafetería que te brinda hermosas imágenes del océano y la campiña.

Las Cascadas Dunn están aquí, una de las más hermosas del Caribe. En 1657 los ingleses y los españoles se pelearon a muerte en este sitio. La playa Mallards es una playa preciosa de arenas blancas y siempre con mucha gente.

Si quieres hacer otro tipo de paseo puedes apuntarte a la visita a Firelfy, a solo 45 minutos al este. Aquí está la casa del dramaturgo y compositor Sir Noël Coward y en el camino puedes visitar, a la ida o a la vuelta, Harmony Hall.

Port Antonio

Como dije al comienzo es en este lugar donde el actor Errol Flynn, un actor popular de los años ’40 que interpretó con mucho éxito películas de piratas, pasaba sus vacaciones haciendo rafting en el Río Grande. Cerca están las playas de Boston y San San, ideales para detenerse a comer algo.

Hay muchos circuitos posibles. Algunos turistas ingresan por Montego Bay y se mueven desde allí a Ocho Ríos o Negril. Lo cierto es que en una semana puedes visitar Jamaica y sus mejores destinos. Siempre con cuidado si decides moverte solo y si es posible, mejor en tour.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Guías, Jamaica

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *