¿Dónde comer en Madrid? 9 restaurantes recomendados en la ciudad

¿Dónde comer en Madrid?

Madrid es una ciudad muy cosmopolita con una oferta gastronómica excelente. Las posibilidades son infinitas y podríamos decir que puedes probar en la capital platos de casi cualquier continente. Sin embargo, cuando la oferta es tan amplia resulta difícil elegir. Si no eres de Madrid y estás de visita, probablemente temas sentarte en el sitio equivocado y acabar pagando una fortuna por la comida.

Por otra parte, si eres de la ciudad o si vas asiduamente, posiblemente acabes comiendo en los mismos sitios de siempre. Si estás completamente perdido o si te apetece descubrir nuevos locales, estás de suerte ¿Quieres saber dónde comer en Madrid?  En este post comparto contigo 9 restaurantes recomendados en la ciudad. 

El Escarpín

Restaurante El Escarpín, Madrid

Encontrar un restaurante en el que comer bien y barato en el centro de Madrid puede ser todo un reto. El Escarpín es una sidrería asturiana de las de toda la vida y es uno de esos sitios en los que acabas con la tripa llena por un precio razonable. Está situada en la calle Hileras, muy cerquita de la Plaza Mayor. El restaurante abrió sus puertas en 1975 y se ha convertido en un local moderno y renovado, pero manteniendo su esencia tradicional.   

El Escarpín ofrece un menú diario súper completo, con primer y segundo plato, por tan solo 12 euros. Además, su carta es muy variada, puedes optar por un exquisito menú degustación o decantarte por algún plato típico de la comida asturiana. Si vas, no dejes de probar el cachopo especial tres quesos, exclusivo de la casa, y las fabes con almejas, que están especialmente buenas.

La Hummuseria

La Hummuseria, Madrid

Me encanta el hummus. De hecho, podría tomarlo todos los días de mi vida sin aburrirme. Sin embargo, jamás me imaginé que pudiese existir un restaurante que centrase toda su carta en este plato, originario de Oriente Medio. La Hummuseria, abierta en 2015 por una pareja israelí, ofrece una cocina sana con opciones veganas en la que el hummus es el protagonista. Así que, si eres un amante de los vegetales, de las especias y, por supuesto, del hummus, ¡no puedes perderte este restaurante! Es la demostración de que puedes comer fuera, disfrutar de infinidad de sabores y mantener una dieta adecuada.

El local, además, es muy agradable. La decoración moderna, la madera y la combinación de colores convierten a La Hummuseria en un lugar muy acogedor donde se respira buen rollo.

Ático 11

Ático 11, Madrid

Si estás de paso o si, como yo, amas la ciudad, no puedes marcharte de Madrid sin disfrutar de una de las mejores vistas de la capital. Hay hoteles que, en la planta más alta, tienen una terraza para comer y tomar una copa. Aunque estos locales no suelen ser muy económicos, merece la pena ir de vez en cuando. 

La terraza del Hotel Iberoestar las letras, Ático 11, es mi favorita. Con un ambiente juvenil y desenfadado, Ático 11, es el sitio ideal para ver la puesta de sol, tomar unos cócteles y escuchar buena música. Los sábados y viernes por la noche organizan sesiones de DJs, un plan genial si buscas divertirte un rato en un lugar innovador y exclusivo. 

Otro aspecto interesante es su cocina, basada en la dieta mediterránea y en productos gourmet de origen nacional. Los platos han sido diseñados por el chef Rafael Cordón y se preparan en una Barra Gastro situada al aire libre, a la vista del cliente.

Taquería el Chaparrito Mayor

Taquería El Chaparrito Mayor, Madrid

 A veces nos apetece variar y probar cosas nuevas, afortunadamente Madrid es la ciudad ideal para hacerlo. Para 2020 – 2021 ha sido nombrada Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica. Así que si te gusta la comida latina, tranquilo, no tienes que coger un avión cada fin de semana para disfrutarla.

A mí personalmente, me apasiona la gastronomía mexicana y he visitado distintas taquerías en Madrid. Sin duda, mi favorita ha sido “El Chaparrito Mayor”. Es un local, situado a unos 200 metros de la Plaza Mayor y es increíblemente económico. Ofrecen tacos a 1 euro, por lo que puedes probar casi toda la carta ¡Están riquísimos! Yo he estado en México y puedo jurar que la comida de este sitio te teletransporta. 

Si estás por el centro y no te apetece gastar demasiado dinero, este plan es muy interesante. El local es muy pintoresco, está decorado con colores vivos, murales y detalles que te harán viajar. El personal es muy agradable. Si tienes poco tiempo, te recomiendo que te sientes en la barra, pidas unos margaritas y un par de tacos, el cochinita pibil y los clásicos tacos al pastor.

Miyama Castellana

Miyama Castellana, Madrid

Si sigues con ganas de viajar a través de los sabores, el Miyama Castellana te va a encantar. Este restaurante japonés abrió en Madrid en el año 2009 y, desde entonces, ha logrado conquistar a los amantes de la cocina nipona. 

En pleno Paseo de la Castellana, el local, minimalista y acogedor, es ideal para disfrutar de una larga comida con amigos o familiares. El chef, Junji Odaka, ha logrado confeccionar una carta con los platos más tradicionales de Japón, dándole un toque moderno y una estética exquisitamente cuidada. 

El restaurante no es especialmente económico pero, tratándose de cocina de muy alta calidad, los precios tampoco son desorbitados. Entre los indispensables de su carta destacan: la carne de wagyu, el sashimi de toro, el nigiri de atún y, por supuesto, el sushi.

Casa Lhardy

Restaurante Casa Lhardy, Madrid

Cuando llegas a una ciudad nueva, lo interesante es probar sus platos típicos. El cocido madrileño es el más tradicional de toda la gastronomía de la comunidad, por eso, si no eres de Madrid, no deberías dejar escapar la oportunidad de probarlo. 

Hay infinidad de sitios en los que sirven un buen cocido, pero si es tu primera vez… ¿Por qué no hacerlo en un lugar con historia? Casa Lhardy, a escasos metros de la puerta del Sol, fue fundada en 1839. El restaurante, considerado el primero de todo Madrid, preserva la decoración del siglo XIX e incluso aparece mencionado en la obra de escritores de la talla de Benito Pérez Galdós o Luis Coloma. Así que si quieres vivir el Madrid más tradicional este local es justo lo que estás buscando.

En cuanto al cocido, ya comprobarás que es toda una ciencia comerlo. En Casa Lhardy, lo sirven en dos partes, primero la sopa y luego el resto. A mí me gusta comerlo todo junto, supongo que, para muchos madrileños, esto será una aberración tremenda. Pero, lo comas como lo comas, el guiso está riquísimo y sienta genial en invierno.

La Campana

La Campana, Madrid

Si continuamos hablando de comida típica, no podemos olvidarnos del bocadillo de calamares. Puede parecer una combinación “exótica” para los que no somos de la ciudad y, por eso, hay gente que no se atreve a probarlo, pero te aseguro que está de muerte. Hay varios locales alrededor de la Plaza Mayor que lo sirven y, aunque suelen estar a rebosar de gente porque es un sitio muy turístico, merece la pena esperar y comerte tu bocadillo mientras haces turismo por la ciudad.

El bar La Campana es uno de los más clásicos de Madrid y venden bocadillos de calamares por tan solo 3 euros. El servicio es muy rápido y la cerveza está bien fría ¿¡Qué más se puede pedir!?

Taberna y Media

Taberna y Media, Madrid

¿Hay algo más romántico que una buena cena maridada con vino? Taberna y Media es el restaurante ideal para sorprender a tu pareja, o a quién más te apetezca, con una comida excelente en un ambiente íntimo y especial. Además, está justo al lado del Parque del Retiro, uno de los lugares más emblemáticos de Madrid. Pasear por este pulmón verde es todo un privilegio ¡No hay un plan mejor para bajar la comida!

El restaurante tiene detrás una historia muy bonita, es el proyecto de un padre y un hijo, José Luís y Sergio Martínez, que han unido sus ideas para crear un espacio dedicado al tapeo y a las raciones de siempre.

En su barra y en el comedor, ofrecen productos de primerísima calidad, platos muy tradicionales con toques de alta cocina. La carrillera estofada con verduras y cacao, la ensaladilla de la casa y los callos tienen un sabor espectacular. Si eres como yo, que siempre dejo un huequito para el postre, no podrás resistirte a pedir la torrija cremosa de anís con helado de vainilla. 

Taberna de Ángel Sierra 

Taberna de Ángel Sierra, Madrid

El vermut es una institución en Madrid, si quieres sentirte como un madrileño de pura cepa no puedes dejar pasar la hora del aperitivo. Encontrar buen vermut en Madrid es relativamente fácil, hay sitios que ofrecen incluso distintos tipos. Por ejemplo, La Hora del Vermut, en el Mercado de San Miguel, dispone de un total de 80 marcas de origen nacional. Es un templo dedicado a esta bebida que, además, cuenta con una muy buena carta de tapas y encurtidos.  

Sin embargo, yo soy más de locales que rezuman tradición y, para tomar el vermut, no hay nada mejor que una buena taberna con los barriles a la vista. La Taberna de Ángel Sierra es, posiblemente, el local más auténtico que he conocido en la ciudad. Ubicada en Chueca, destaca por su decoración. Las botellas que se amontonan en las paredes, la madera oscura, los techos repletos de cuadros y pinturas, los recuerdos enmarcados y los azulejos de la Cartuja de Sevilla la convierten en un espacio único que merece la pena conocer. 

Madrid es muy divertida y estoy segura de que te enamorará. Espero que esta lista de 9 restaurantes recomendados en la ciudad te ayude a disfrutar de su gastronomía, pero si quieres sacar el mayor partido a tu paso por la capital, puedes inspirarte en esta lista de las 10 mejores cosas que hacer en Madrid.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   Gracia dijo

    Magnifico post. Para tenerlo en cuenta en mi próximo viaje a Madrid.