Croqueteros, ¿dónde comer las mejores croquetas de Madrid?

croquetas

La croqueta es uno de los manjares más populares de la gastronomía española. Su origen se encuentra hace siglos en Francia, cuando la comida era escasa y había que ingeniárselas para aprovechar las sobras, especialmente los restos de carne. Sin embargo, donde la croqueta alcanzó todo su esplendor fue en España.

Las hay para todos los gustos: de jamón, de bacalao, de pollo, de boletus, de queso, de calabacín… por eso en la actualidad es una de las tapas más solicitadas en las tabernas y restaurantes españoles, pues son el snack perfecto para acompañar unas refrescantes cañas o una deliciosa copa de vino.

¿Qué es una croqueta?

Se trata de una riquísima pasta de carne, pescado o vegetales mezclada con bechamel que se reboza en pan rallado para posteriormente freírse en una sartén. Su invención sirvió para paliar las hambrunas, reciclando lo que aún era comestible y consiguiendo darle una segunda vida. Sin embargo, hoy las croquetas se han elevado a la categoría de arte para dejar de ser un simple ejemplo de la cocina de aprovechamiento.

croquetas-2

Las mejores croquetas de Madrid

No hay taberna que se resista a las croquetas como exquisito aperitivo. En Madrid son realmente populares por lo que no es de extrañar que haya muchísimos lugares especializados en ellas. La lista sería interminable, por eso hemos seleccionado seis para comer las mejores croquetas de la capital.

El Quinto Vino

Esta tradicional taberna ubicada en la calle Hernani 48 tiene una barra clásica muy popular y unas croquetas que están de muerte. Las conocen como las croquetas de Esperanza, no sólo porque sean un bocado divino sino porque así se llama la cocinera que las prepara diariamente en su casa.

Su secreto es que, además de estar riquísimas, recuerdan mucho a las que podría hacerte tu madre o abuela, tanto por su bechamel suave y ligera como por su forma.

Viridiana

En este restaurante de la calle Juan de Mena 14 encontraremos unas croquetas únicas de intenso sabor que harán las delicias de los más croqueteros. Su ingrediente secreto es utilizar leche de oveja latxa, una raza autóctona de las montañas de Navarra con la que también se hace el queso Idiazábal, que aporta una mayor cremosidad e intensidad de sabor que otras. Además, las hay de diversos ingredientes como el bacalao, el jamón o los chipirones por lo que el resultado es un rebozado ligero, una bechamel deliciosa y una croqueta para el recuerdo.

Zalacaín

Jesús Oyarbide y el chef Benjamín Urdiain introdujeron las croquetas en la alta cocina hace más de treinta años como un aperitivo que se sirve a los clientes mientras consultan la carta. Y se han convertido en un clásico.

Las siguen elaborando con una bechamel tradicional con jamón ibérico y ternera por lo que el resultado es muy cremoso y sabroso. Además, al ser pequeñitas se comen de un bocado. Seguro que no podrás probar sólo una. El restaurante Zalacaín se encuentra en la calle Álvarez de Baena 4 y son todo un referente de la cocina madrileña.

croquetas-3

La Gastrococretería

Se trata del primer restaurante de España especializado en croquetas por lo que se merecía aparecer en este listado. El local se encuentra muy cerca de la Gran Vía, en la calle Barco 7, y en su carta se pueden encontrar desde las variedades tradicionales de jamón y bacalao hasta las más innovadoras como croquetas de carabineros y kimchi, de pollo sechuán, de pisto con huevo y jamón, etc. La verdad es que todas están realmente buenas y su presentación es muy original. Estas croquetas llevan el sello del cocinero Chema Soler.

 

 

Dantxari

A punto de cumplir veinte años, Dantxari es una de las referencias de la gastronomía vasco- navarra en Madrid, y no sólo por la calidad de sus platos sino también por la profesionalidad de su equipo, haciendo que los clientes se sientan como en casa siempre. En la carta, el bacalao ocupa un lugar principal y entre los platos que hacen con pescado destacan sus magníficas croquetas, probablemente de las mejores que pueden probarse en Madrid. Encontraréis este restaurante en la calle Ventura Rodríguez 8.

Urkiola Mendi

Con capacidad para poco más de veinte comensales, quienes visitan el restaurante Urkiola Mendi lo hacen en parte por sus deliciosas croquetas caseras. El chef vizcaíno Rogelio Barahona pertenece a esa generación de cocineros vascos que respetan la materia prima de la tierra, aportándoles un toque actual y personal.

Lo que no falta nunca en Urkiola Mendi son las croquetas de morcilla, jamón y hongos así como la especialidad del cocinero, las de bacalao. Cada día la variedad es diferente por lo que te recomendamos ir muchas veces para probarlas todas. Lo encontrarás en la calle Cristóbal Bordíu, 52.

 

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *