Dónde se puede aparcar una autocaravana

Autocaravana

Es muy frecuente entre quienes compran un vehículo con habitáculo para alojarse la pregunta dónde se puede aparcar una autocaravana. Porque las normas dependen de cada municipio y, muchas veces, no están claras en todas las circunstancias.

Además, las autocaravanas han recibido un enorme impulso en los últimos tiempos. Son cientos de miles las personas que han optado por comprarse una para viajar. Todos destacan la libertad que les brinda, ya que pueden tomar el rumbo que les apetece y detenerse donde quieren. En definitiva, resaltan que les permite organizar su viaje como desean. Si tú estás pensando en adquirir uno de estos vehículos, vamos a explicarte dónde se puede aparcar una autocaravana y también las ventajas que te ofrece.

¿En qué lugar se puede acampar y dónde se puede aparcar una autocaravana?

Autocaravana

Una autocaravana acampada

Lo primero que debemos explicarte al respecto es la diferencia entre aparcar y acampar. E incluso entre esta última actividad y la semejante, pero no idéntica, de pernoctar. Como norma común, puedes estacionar tu autocaravana en cualquiera de los lugares habilitados para aparcar. Salvo que esté explícitamente prohibido, no deja de ser un tipo de vehículo y, por tanto, tiene los mismos derechos y deberes que los demás.

Bien es cierto que hay distintos tipos de autocaravanas. Puedes tener una pequeña tipo Camper u otra más grande similar a un camión pequeño. En este último caso, tendrás las mismas restricciones que los demás vehículos pesados. Por ejemplo, hay ciudades que no les permiten circular por el centro ni estacionar en sus calles. En tal circunstancia, tú tampoco podrás hacerlo con tu autocaravana.

Sin embargo, volviendo a las de tipo camper o pequeñas, no solo puedes estacionarlas en los mismos sitios de que los coches, sino que también puedes pernoctar en ellas. No obstante, tendrás que respetar unas normas. Entre ellas, no obstaculizar la visión de monumentos ni la circulación de otros vehículos y evitar los ruidos. En todo caso, lo que está prohibido es acampar en estos lugares.

Entendemos por pernoctar, como su propio nombre indica, el hecho de dormir dentro de tu autocaravana. Siempre que esté correctamente estacionada, puedes hacerlo. Y también tienes derecho a comer y realizar otras actividades en ella. Tu vehículo es una propiedad privada y nadie puede decirte lo que debes hacer en él.

Sin embargo, no puedes acampar. Se entiende por esto el hecho de aparcar tu autocaravana y sacar toldos u otros elementos exteriores. También sería hacerlo soltar residuos al exterior. Solo puedes acampar en los lugares convenientemente habilitados para ello. Lógicamente, las propiedades privadas, siempre que tengas autorización de sus dueños, también te ofrecen la posibilidad de acampar.

Zonas de costa y protegidas

Autocaravana en playa

Autocaravana en una playa

Especial cuidado debes tener a la hora de aparcar tu autocaravana en la costa o en lugares especialmente protegidos. Respecto a la primera, ten en cuenta que la Ley de Costas prohíbe taxativamente estacionar en playas y en sus áreas de influencia. En cuanto a los segundos, tampoco puedes hacerlo, ni mucho menos arrojar algún tipo de desperdicios. Las multas en ambos casos son muy elevadas. Un buen ejemplo de sitios prohibidos sería el Parque Nacional de Doñana.

Sin embargo, en casi todas las zonas protegidas o de costa existen lugares habilitados para acampar en los que también podrás hacerlo con tu autocaravana. Son las llamadas áreas de servicio, que te permiten eliminar los residuos de tu vehículo y también cuentan con aseos, cafetería y otras comodidades. Asimismo, pueden ser gratuitas o de pago.

Precisamente, son de pago los campings, espacios que también suelen tener zonas de servicio para autocaravanas. Te ofrecen todo lo que necesitas para disfrutar de una estancia confortable y no son caros.

Beneficios de viajar en autocaravana

Camping

Caravanas en un camping

Como ya te hemos dicho, la gran ventaja que te ofrece este tipo de vehículos es la libertad. Puedes salir a la carretera sin rumbo fijo, ir cambiando tu ruta y pernoctar donde quieras. Si te alojas en un hotel o un apartamento, tendrás unas vacaciones agradables en una ciudad concreta. En cambio, con una autocaravana puedes moverte con total independencia de unas localidades a otras e incluso por varios países. Todo depende de los kilómetros que quieras hacer.

Incluso puedes combinar en tu viaje la playa y la montaña, la visita a monumentos y otras actividades. Pero siempre sabiendo que tienes tu alojamiento allí donde te encuentres. Además, esta libertad te permite viajar sin prisas, deteniéndote más o menos tiempo en los lugares que quieras, e improvisar nuevos recorridos.

Otra gran ventaja de las autocaravanas reside en que tienes todo lo necesario en un espacio reducido, pero especialmente aprovechado. A diferencia de una habitación de hotel, en tu vehículo cuentas con cocina y, en función de su tamaño, con otras comodidades como un pequeño cuarto de estar o camas con colchones elegidos por ti.

Por otra parte, viajar en familia con una autocaravana es una experiencia fantástica, especialmente para tus hijos pequeños. Para ellos, será toda una aventura alojarse en una pequeña casa sobre ruedas que, además, se transforma. Y, sobre todo, disfrutarán gracias al contacto con la naturaleza que les brinda este tipo de viaje. Imagínate, por ejemplo, que se levantan en plenos Picos de Europa.

Incluso puedes considerar la autocaravana como una inversión. Es verdad que, al principio, te supondrá un importante desembolso económico. Pero piensa en todos los viajes que podrás realizar y en cuánto te costarían si los hicieses en transportes públicos y te alojases en hoteles. A la larga, sin duda, ahorrarás una buena cantidad de dinero.

También tienes la opción de alquilar una autocaravana. En este caso, la diferencia es aún más importante. Lógicamente, cada una tiene su propio precio y este varía según la zona donde vivas y otros factores. Pero, por término medio, uno de estos vehículos puede salirte por cien o ciento cincuenta euros al día. Piensa que, con ello, estás alquilando u pequeño apartamento para toda tu familia y también un vehículo para desplazarte en tu viaje. Ahora compara este precio con lo que os costaría viajar a las localidades que deseáis visitar y alojaros en ellas. La diferencia de dinero es sustancial.

Finalmente, el hecho de viajar en autocaravana te permite conocer los lugares de tu viaje a tu aire. Podrás hacerlo en las fechas en que no están masificados por el turismo. Y, con ello, te ahorrarás largas colas en museos, restaurantes, monumentos y otros lugares de interés.

Sin embargo, viajar en autocaravana también tiene algunas desventajas. Vamos a mostrarte a continuación las más importantes.

Desventajas de viajar en una autocaravana

Autocaravana en la carretera

La libertad que te ofrece una autocaravana

Como sucede con otros tipos de viaje, hacerlo en autocaravana no es agradable para todo el mundo. Bien es cierto que algunas personas que la han probado no desean unas vacaciones diferentes. Pero también lo es que otras no terminan de adaptarse a esta forma de viajar.

Es necesario que tengas en cuenta el trabajo que te dan este tipo de vehículos. A veces, tienes que calzarla y nivelarla para que quede estable en el lugar de acampada. Asimismo, debes conectarla a la red eléctrica y controlar que tiene suficiente agua potable. Incluso tienes que eliminar las aguas residuales.

Por otra parte, el espacio que te ofrece es muy reducido. En consecuencia, tienes que ser muy ordenado y respetuoso con quienes te acompañan. Por ejemplo, si hay una cama plegable que se transforma en mesa, el que duerma en ella tendrá que levantarse pronto para que los demás puedan desayunar.

A diferencia de un viaje tradicional, con una autocaravana tienes que hacerlo todo. Deberás ocuparte de conducir, de la instalación y la limpieza, de hacer la compra y, en general, de todo lo necesario para tener una estancia agradable.

Además, en muchas ocasiones necesitarás un vehículo secundario. Las zonas de servicio para autocaravanas suelen estar a las afueras de las ciudades. En consecuencia, para acercarte a estas, o bien desmontas tu acampada y la vuelves a instalar a tu regreso o bien utilizas una moto o una bicicleta para desplazarte. Por otro lado, este tipo de vehículos son lentos. No alcanzan grandes velocidades por lo que tendrás que tomarte el viaje con calma. Sin embargo, este también es uno de sus encantos.

Finalmente, debes tener en cuenta que una autocaravana tiene sus costes de mantenimiento. Ya te hemos mencionado que su precio no resulta barato, pero también es relativamente caro mantenerla. Consume bastante más combustible que un coche y, además, debes pagar su seguro, su impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, sus inspecciones y sus averías. Incluso tendrás que buscarle un garaje para cuando no estés viajando.

Y esto nos lleva a hablarte de nuevo sobre dónde se puede aparcar una autocaravana. También es importante saber que ningún vehículo puede estar más de unos días estacionado en el mismo lugar de la vía pública. Por tanto, o bien la mueves cada cierto tiempo o bien buscas un parking privado para ella, con su correspondiente costo.

En conclusión, te hemos explicado dónde se puede aparcar una autocaravana. A la hora de hacerlo, debes diferenciar entre acampar y estacionar para tenerlo claro. Esto último puedes hacerlo en los mismos lugares que el resto de vehículos. Sin embargo, acampar solo está permitido en zonas de servicio o campings. En cualquier caso, te animamos a probar la autocaravana, es muy fácil que te aficiones a ella.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)